Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/25/2011 12:00:00 AM

Así fue el debate de candidatos a la Alcaldía de Bogotá

En el debate de SEMANA, RCN y La Fm, los candidatos se jugaron sus últimas cartas para persuadir a los bogotanos. Los cuestionamientos a los concejales y el realismo de las propuestas fueron los temas más controversiales.

Dos temas candentes abarcaron el primer segmento del debate de la gran alianza de SEMANA, RCN televisión y radio y La Fm: qué deben hacer los partidos cuyos concejales están cuestionados por su presunta participación en el carrusel de la contratación y qué tan viables son las propuestas de los candidatos.
 
El primer tema surgió luego de que el periodista Rodrigo Pardo le preguntó a Carlos Fernando Galán, de Cambio Radical, si invitaba a votar por el candidato al concejo Julio César Acosta, quien ha sido cuestionado por su presunto encuentro con paramilitares de Tolima.
 
Galán recordó que él pidió que les revocaran el aval a 318 candidatos cuestionados de su partido. Al respecto del anuncio de la Fiscalía de la apertura de investigación preliminar a 17 concejales de varios partidos, Galán dijo: “Estoy dispuesto a tomar una decisión, pero al parecer hay menciones pero no hay información completa”.
 
Ante la insistencia sobre si invitaría a votar por Acosta dijo: “Yo pedí que no lo acompañaran porque el partido le quitó el respaldo”.
 
El turno le tocó a Enrique Peñalosa, del Partido Verde y La U. “Me parece excelente que se haga toda la investigación (sobre concejales cuestionados) y si hay cualquier candidato implicado en la corrupción de la alcaldía del Polo, que tengan todas las sanciones”, dijo.
 
Y agregó: “Es importante señalar que no hay una condena ni una acusación en contra de ningún concejal, es simplemente una investigación preliminar… de manera que son concejales que merecen tener una defensa justa”.
 
Galán respondió que la discusión no era si había o no procesos judiciales, sino de la conveniencia política de que un candidato reciba el respaldo de un concejal cuestionado.
 
Gina Parody, independiente, agregó: “Me preocupa esa postura de Peñalosa”. Y recordó que cuando el actual presidente, Juan Manuel Santos, la invitó a hacer parte de la lista de congresistas de La U, ella le pidió que sacaran a varias personas, Santos aceptó la sugerencia, y después, esas personas resultaron condenadas.
 
Gustavo Petro, de Progresistas, anotó que a él le había tocado salirse del Polo Democrático por la connivencia de las directivas del partido con la corrupción en el Distrito. Y dijo que Juan Lozano y Lucho Garzón, presidentes de La U y los verdes, respectivamente, debían retirarles el aval a los candidatos al Concejo cuestionados, “de manera preventiva”.
 
Peñalosa respondió que hasta ahora “no hay nadie investigado penalmente”. Y argumentó que Petro, quien “se ha presentado como el gran acusador de la corrupción” después de haberle enviado una carta al alcalde Samuel Moreno en la que le advertía de la corrupción, salió a hacer campaña a la Presidencia con el senador Iván Moreno, hermano del alcalde cuestionado por el carrusel de la contratación y detenido por su presunta participación en el desfalco a la ciudad.
 
A su turno, Parody hizo una aclaración: “Cuando la Fiscalía abre una investigación, no la abre porque sí. Hay dos delitos (por los cuales el ente acusador abrió investigación a los concejales), contratación indebida y peculado por apropiación”.
 
Y Petro reconoció que en su momento fue difícil “tomar decisiones políticas” por simples sospechas. Pero señaló que “después de comprobados los hechos, ya no es un debate político, sino que hay presos. ¿Cómo es que un candidato no es capaz de separase de los amigos de Iván y Moreno?... ¿Cómo es que uno los va a llevar al gobierno sin proteger el erario? Me parece que hay que tomar una medida cautelar. Esa medida es no permitir que los reelijan”.
 
Pañalosa insistió en que no hay una acusación en contra de los concejales. Y recordó que Petro llamó a hacer parte de su campaña a la entonces secretaria de gobierno del Distrito, Clara López, cuando ella tenía abierta una investigación en la Procuraduría. Ella salió absuelta. Peñalosa, en consecuencia, aseguró: “Yo creo que hay que dejar actuar a la justicia… pero repito que ojalá haya condenas”.
 
Parody le hizo una pegunta y fue que si él hubiera estado en el lugar de Santos habría hecho lo mismo que él hizo cuando sacó de la lista a personas cuestionadas. El exalcalde dijo que la Registraduría había denunciado penalmente por falsedad en documento público a Parody y a Petro porque en sus campañas habían “firmado muertos”, y enfatizó en que la candidata hasta ahora ha administrado sólo una campaña “y le pasa esto”.
 
Parody le respondió que no era un asunto menor discutir si se reelige el cartel de la contratación en Bogotá y le pidió que se “relaje”. “En esto es en lo que se demuestra el liderazgo, y no lo veo”, le dijo refiriéndose a su actitud frente a los concejales investigados. Además aclaró que ella no estaba demandada sino que había una investigación para ver quiénes falsearon las firmas. “Veinte firmas de 240.000. Tenemos que ver quiénes fueron los responsables de ese fraude, pero no fue la campaña”. Y agregó que no debía asumir una postura ofensiva porque él no sabía qué ha administrado Parody.
 
La pregunta entonces fue para Petro. El periodista Francisco Santos, de RCN, le inquirió sobre cuál será el origen de la financiación de 1.000 hogares infantiles, la construcción de 100 colegios y agua gratis, propuestas que algunos de sus críticos han calificado de “populistas”.
 
Petro mostró un documento en el que segrega los costos de su programa de gobierno. “Decir que son inviables estos programas es no reconocer lo que dice la ONU… Lo que he propuesto vale 14,7 billones de pesos… tenemos claro de dónde vamos a sacar el dinero”.
 
Peñalosa anotó que Petro había prometido agua gratis hasta para el estrato 6. “Él hace cuentas alegres”, dijo, y subrayó que en otro debate Petro había dicho que los costos de un niño en un jardín social eran de 600.000 pesos, “pero la realidad es que vale más de tres millones de pesos”.
 
Parody también aprovechó para cuestionar el realismo de las propuestas de Petro. “Todos estamos de acuerdo en que para la primera infancia debemos hacer inversión… lo que nos diferencia es el cómo”, dijo, y le preguntó por el respaldo técnico de sus propuestas.
 
Galán indicó que era claro que una propuesta de educación de la primera infancia a la niñez no es populista, pero sí se hace énfasis en que ese aspecto va en detrimento de otros rubros. “¿Cuáles?”.
 
Petro dijo que la primera fase del derecho al agua comienza por los estratos más pobres. “El consumo mínimo vital de seis metros cúbicos cuesta 30.000 millones de pesos al año. Las utilidades de la empresa de acueducto son 280.000 millones”. Y después aclaró que la propuesta es reducir el pago de 12 metros cúbicos al mes, de 40.000 pesos, a 26.000.
 
“Eso cuesta 115.000 millones de pesos. ¿Ustedes consideran que eso es inviable?”, preguntó.
 
Petro indicó que había 368.000 niños sin nutrición y el costo de la atención con un profesorado especializado es de un billón de pesos.
 
“El exsenador Petro no contesta el costo del funcionamiento”, dijo Peñalosa, quien explicó que el aporte del Distrito a la educación es de 650.000 millones de pesos y de la salud es de 150.000 millones de pesos. Es decir, en su criterio, la propuesta de Petro genera un gasto adicional semejante a esos dos rubros.
 
Parody replicó que le costaba trabajo creer que en una sola casa se puede atender a 250 niños, como explicó Petro. “Insisto en que lo que me preocupa es el cómo. Lo demás se queda en promesa, y vuelve y nos pasa como cuando se eligió al Polo”.
 
El candidato de progresistas dijo que la invitaría a hacer parte de ese programa, a lo que ella le respondió: “Desde ya me toca declinar, porque me da miedo la reelección del Polo”.
 
Entonces, Petro le objetó que relacionarlo con el Polo equivalía a relacionarla a ella con La U.
 
Minutos después, cada uno de los candidatos respondió peguntas directas.
 
A Galán le preguntaron por qué no se había aliado con ningún candidato.
 
Las alianzas no pueden ser porque sí… Dijeron que porque éramos de la misma edad los jóvenes teníamos que unirnos”. En su criterio, esa afirmación equivalía a decir que Peñalosa entonces tenía que unirse con Jaime Castro (candidato de AICO), lo que generó risas en el auditorio.
 
No obstante, aseveró que en caso de que tuviera que elegir entre Parody y David Luna (liberal), escogería al último porque tenía afinidades con él.
 
El turno fue para Peñalosa, a quien el periodista Pardo le recordó que él se había caracterizado por ser independiente, pero ahora reclama todas las banderas partidistas, no rechazó los apoyos de nueve concejales cuestionados, tiene el apoyo del expresidente Álvaro Uribe y le asesoró la campaña J.J. Rendón. “¿Ahora todo vale?”
 
“De ninguna manera… llevo 25 años haciendo política y nadie puede decir que le he dado dinero para una reunión política. Creo en los partidos…”.
 
A Petro le preguntó la periodista Clara Elvira Ospina si Miguel Nule le dio la información fragmentada para la investigación que él hizo sobre el carrusel de la contratación.
 
Petro aclaró que la información otorgada por Nule no fue la única utilizada en el informe, sino que incluso el concejal Antonio Sanguino colaboró. Pero aseguró que hasta ahora no se conoce toda la información sobre el carrusel.
 
No me explico cómo el abogado Álvaro Dávila, o los contratistas Julio Gómez y otros no estén presos. Cómo será de fragmentaria, que las principales cabezas y el brazo político están libres. Hasta ahora no sabemos mucho. Así que el trabajo de desmantelamiento que queda por hacer es inmenso. El alcalde tendrá esa tarea por delante”, dijo Petro.
 
Galán le preguntó por qué no rechazó el respaldo de Iván Moreno en la campaña a la Presidencia en el 2010. Y Peñalosa recalcó que no sabía que el concejal Antonio Sanguino contribuyó a denunciar el cartel y que Miguel Nule era tan cercano a Petro.

El candidato de Progresistas pasó al ataque y le preguntó a Peñalosa si sabía que los Nule eran uribistas. También le recordó que María del Pilar Hurtado, procesada por su presunta participación en las interceptaciones ilegales del DAS, había pertenecido a su movimiento político.

Peñalosa se defendió con el argumento de que en su gobierno llamó a “gente extraordinaria” e hizo una mención de varios exfuncionarios de Uribe que se caracterizaron por su desempeño. Pero dijo que Hurtado debía ser sancionada “con todo el peso de la ley”.

A Parody le correspondió responder si su discurso mockusiano era una estrategia semiótica para recoger los votos del candidato que adhirió a su campaña.

Gina solo es una: valiente e independiente”, dijo.

Y después explicó que la alianza con Mockus fue para defender tres puntos fundamentales: “No todo vale, la vida es sagrada y los recursos son sagrados”.

La candidata argumentó que ha defendido esos principios desde cuando estuvo en el Congreso, pero tal vez con un lenguaje distinto.

Otro punto que generó polémica entre los candidatos fue la propuesta de seguridad. Aunque todos coincidieron en que es necesario instrumentar tecnología y aumentar el pie de fuerza, Petro y Peñalosa estuvieron de acuerdo en que hay que aprovechar a los empleados de la seguridad privada. Parody insistió en que eso podría exponerlos y además que podrían convertirse en un fenómeno como el de las Convivir, refiriéndose al riesgo de que la seguridad privada se ponga al servicio del paramilitarismo.

Así transcurrió una jornada más de debate en la que los candidatos dieron a conocer sus puntos de vista sobre temas controversiales y en el que reiteraron sus reparos entre unos y otros.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.