Miércoles, 17 de septiembre de 2014

| 2013/04/18 00:00

Así debe ser el nuevo apoyo de EE.UU. a Colombia

62 congresistas estadounidenses explican qué debería tener el nuevo paquete en pro de la paz colombiana.

Congreso de Estados Unidos Foto: AP

Algunos congresistas de Estados Unidos alentaron al gobierno de su país para instrumentar una nueva política que colabore con la paz de Colombia, como lo expresaron en la carta dirigida al secretario de Estado de EE.UU., John Kerry. 


Los 62 congresistas que firmaron la misiva aseguran que su gobierno ha apoyado la guerra colombiana durante los últimos 12 años y que ahora es el momento para ofrecer “un paquete de asistencia diseñado para la paz”. 


Este apoyaría la “emblemática” Ley de víctimas y restitución de tierras, la Defensoría del Pueblo para que proteja la población rural, y los programas de paz y desarrollo regionales, que se consultarían con las comunidades. 


Además, los congresistas opinan que es necesario incluir a los desplazados, a los refugiados en otros países, a los líderes comunitarios y a los jóvenes. De igual manera, proponen que este plan fortalezca los programas de eliminación de minas antipersonal, la reintegración de los guerrilleros desmovilizados, el técnico a las exhumaciones y prestar especial atención a la creación de una comisión independiente de la verdad.


En cuanto a la negociación entre el Gobierno y las FARC, los firmantes opinan: “Sería positivo si las conversaciones de paz se abrieran, en una línea de tiempo apropiado, con el restante grupo guerrillero de Colombia, el ELN, con el fin de asegurar un fin definitivo a todo el conflicto armado”.


Así mismo, le solicitan al Departamento de Estado que abogue por la inclusión de las víctimas, las mujeres, los indígenas, los afrocolombianos y toda la sociedad civil en los diálogos de La Habana. “Sin su participación, tanto el diseño como la instrumentación de las medidas para promover la reconciliación, verdad, justicia y reparación –y para abordar la grave desigualdad y la falta de justicia que dieron origen al conflicto– son menos probables a tener éxito”, determinaron.


Mientras el proceso de paz concluye, estos 62 congresistas afirman que hay cuatro situaciones que se deben resolver: los familiares de los secuestrados necesitan saber qué pasó con las víctimas; los familiares de los desaparecidos tienen que saber dónde están, quién se los llevó y tener los cuerpos de sus allegados; los grupos armados ilegales deben decir cuántos niños tienen y desmovilizarlos a todos y, por último, la guerrilla debe abandonar el uso de minas antipersonal y dar la información para localizarlas y eliminarlas. 


Los congresistas también se expresaron sobre las ejecuciones extrajudiciales y aseguraron que, además de no ser negociables en la mesa de La Habana, los más de 3.000 casos deben ser juzgados por la justicia ordinaria. 


“Estados Unidos proporcionó programas de capacitación y recursos financieros a las Fuerzas Armadas de Colombia durante los años 2004 hasta el 2008, cuando la mayoría de las ejecuciones extrajudiciales, conocidas como "falsos positivos", se llevaron a cabo, y, por lo tanto, tenemos una responsabilidad especial para asegurar que el gobierno colombiano cumpla su promesa de entregar justicia efectiva por estos crímenes”.


Finalmente, explican que el tema de las drogas es vital para la paz y, por ende, se debe “priorizar el desarrollo rural con participación de los campesinos, en vez de continuar la fumigación aérea”.


Lea la carta completa en español y en inglés

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×