Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2015/10/16 21:30

Así era don Olimpo, el padre del Chocoramo

El creador de uno de los pasteles más queridos por los colombianos murió este viernes en Mosquera (Cundinamarca) a sus 97 años.

Así era don Olimpo, el padre del Chocoramo

Con su bata blanca y su gorro de pastelero, don Olimpo llegaba todos los días a las 7:00 a. m. a la fábrica de Productos Ramo en Mosquera (Cundinamarca).

Durante 47 años su vida se movió entre los espaciosos pasillos de esta empresa. Como si pensara cada paso que daba, caminaba lentamente por todas las dependencias y cuidaba que el gran producto que creó, el Chocoramo, se preparara como debía ser.

Si algo no marchaba bien, era sencillo: con voz pausada corregía los procesos. “Tengo que vigilar lo que crié, como un papá lo hace con sus hijos”, decía. Y agregaba: “Yo siempre tengo que estar aquí pendiente”.

Para Olimpo López todo tenía que salir perfecto, y no era para menos. Su creación se debía mantener intacta. Pues aunque Productos Ramo nació en 1950, bajo el liderazgo de Rafael Molano, no hay duda de que fue el Chocoramo el producto que catapultó esta empresa como una de las más queridas por los colombianos.

“Harina de nuestro molino, huevos y frutas de nuestra granja y trigo de nuestros campos, lo mejor de la naturaleza para que nuestros productos sean los más ricos”, respondía don Olimpo cada vez que alguien le preguntaba cómo se preparaba ese ponqué de chocolate.

Y es que su mayor secreto, lo único que siempre guardó con recelo, fue la receta del Chocoramo. Él era el único que sabía cómo crear una masa consistente que no se desbaratara con el chocolate caliente. Una receta que actualmente, según dicen, está guardada en una caja fuerte en Estados Unidos.



Su llegada

Ni siquiera Olimpo sabía que se convertiría en pastelero. Aunque desde niño vio a su mamá preparar mantecadas para vender en una panadería en Jericó (Boyacá), el pueblo donde él nació en 1918, no se imaginaba que ese sería su destino.

A sus 30 años, cuando aún no tenía muy claro a qué dedicarse en su vida, Olimpo por poco termina trabajando en una cervecera. El 9 de abril de 1948 este boyacense se iba reunir con su amigo Rafael Molano -entonces ejecutivo de Bavaria-, quien pensaba ofrecerle un puesto de trabajo en esa empresa. Sin embargo, la cita coincidió con uno de los acontecimientos más importantes de la historia: el ‘Bogotazo’, el asesinato del líder liberal Jorge Eliécer Gaitán y el día en que la capital se volvió un completo caos. Fue así como la reunión se canceló.

Pasaron 20 años para que Olimpo y Molano se volvieran a reunir con la idea de trabajar juntos. Don Olimpo tenía lo que Productos Ramo necesitaba: un pastel de chocolate para todos los colombianos. Para todos, sin importar el estrato.

Por eso, Colombia no se olvida de él. Este hombre de tez trigueña, rostro alargado, estatura promedio y un característico bigote mostacho, creó el producto con más ventas de esta empresa: un pastel achocolatado que ha estado por casi medio siglo en todas las tiendas de barrio y grandes supermercados del país.

Cada año se producen más de 240 millones de unidades de este producto que llega, incluso, a otros países del mundo.

Aunque don Olimpo murió este viernes 16 de octubre en Mosquera, a sus 97 años, nadie se olvidará él. Su recuerdo siempre estará: porque no hay ciudad, municipio, corregimiento o vereda en el que no haya un Chocoramo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.