Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2010/09/16 00:00

Así espiaban a Gustavo Petro

Nuevos documentos revelan cómo el DAS actuó como policía política espiando y desprestigiando al ex candidato presidencial Gustavo Petro.

Así espiaban a Gustavo Petro

Bajo el rótulo de Reservado, el Departamento Administrativo de Seguridad DAS llevaba un detallado registro de los movimientos del ex candidato presidencial Gustavo Petro y de su plataforma política de cara a las elecciones de 2010.

Dentro de los documentos que estaban en poder del fallecido José Fernando Ovalle Olaz, jefe del Grupo Goni (Grupo de Observación Nacional e Internacional del DAS), y que fueron entregados a la Fiscalía la semana pasada y revelados por Noticias Uno, se encontró una hoja de vida minuciosa que relata el trasegar político del ex candidato presidencial por el Polo Democrático Alternativo, con anotaciones de los investigadores que refuerzan la teoría de una campaña de desprestigio en su contra.

El texto, contenido en tres cajas que se sumaron a las pruebas en la investigación por el caso del espionaje del DAS a políticos, magistrados y periodistas, detalla la conformación familiar del ex Senador y precisa información sobre algunos de sus allegados, así como también su línea política, fortín electoral y sus posturas frente al conflicto armado, reforma política y su oposición al gobierno del presidente Álvaro Uribe Vélez. Demostrando así que el organismo de inteligencia actuó en calidad de “policía política”, como denunció en varias ocasiones Gustavo Petro.

Llama la atención las anotaciones que relacionan en repetidas ocasiones a Petro con el presidente venezolano, Hugo Chávez, y cómo los detectives del DAS alertaban sobre los debates que llevaría al Senado sobre la relación entre políticos y paramilitares. También en dos ocasiones el DAS conoció de reuniones que se pactaron entre paramilitares y políticos para planear un atentado en contra del ex candidato presidencial. A esto se suma anotaciones que intentan relacionar al político con la guerrilla de las Farc.

Una hoja de vida política

El documento que reposa en la Fiscalía y al cual Semana.com tuvo acceso, contiene una hoja de vida que relata el recorrido político de Gustavo Petro. Narra su pasado como militante del M-19 y cómo llegó a la Cámara de Representantes por Bogotá y luego al Senado de la República con votaciones considerables.

Afirma el contenido que “su labor en contra de la corrupción en la anterior legislatura le granjea simpatía entre electorado de opinión”.

Contiene información sobre sus asesores y nombres de quiénes han financiado su campaña. Además aparecen nombres y números telefónicos de sus familiares y allegados.

Seguidamente y subtitulado como “anotaciones de inteligencia”, aparece en detalle los movimientos del entonces Senador. A dónde va, con quién se reúne y sobre qué temas habla, es lo que está consignado en el documento del DAS.

Esas “anotaciones de inteligencia” consignan las denuncias que hiciera Petro de supuestos vínculos de Santiago Uribe Vélez, hermano del presidente, con las paramilitares Autodefensas Unidas de Colombia y la creación de la banda conocida como “los doce apóstoles”. También destaca las denuncias de otros tres parientes de Uribe y su presunta relación con las AUC.

Quienes espiaban consignaban en ese documento los desplazamientos internos y externos de Petro. Tal es el caso de una anotación con fecha del 23 de noviembre de 2006, de un viaje que hiciera a Caracas que detalla los nombres de otros congresistas colombianos con los cuales viajó y con qué políticos venezolanos sostuvo conversaciones. Incluso relata las declaraciones del Senador a medios de comunicación venezolanos mostrando su postura de oposición al gobierno del presidente Uribe: “Petro ha manifestado a medios de comunicación bolivarianos que el gobierno del presidente Uribe tiene relaciones directas con el paramilitarismo, que en Colombia se ubican en altos cargos estratégicos personas vinculadas con los paramilitares, donde trajo el caso de Jorge Noguera, director del DAS, igualmente habló sobre la intervención de EEUU, de la integración bolivariana, de crecimiento de la izquierda en Colombia entre otros”.

El documento reitera en varias ocasiones que Petro tiene contactos con círculos bolivarianos y con diputados del MVR afirmando que el senador “desarrolla una campaña de desprestigio contra la reelección presidencial, contemplando una posible alianza entre integrantes del Partido Liberal con Horacio Serpa y Carlos Gaviria, del PDA. Acción respaldada económica y logísticamente por el presidente Hugo Chávez”. Los espías anotan además que Petro “apoya las políticas del Presidente Hugo Chávez Frías, con quien posee una estrecha amistad y comparten proyectos políticos de la misma línea e identidad revolucionaria”.

Un aparte del documento, fechado en 13 de julio de 2007, sustrae ideas del proyecto político de Gustavo Petro de cara a las elecciones presidenciales de 2010. Expone los planteamientos del Senador sobre diferentes temas y llama la atención las anotaciones subjetivas que, en últimas, justifican por qué el DAS lo espiaba.

Primero lo nombran como un “excelente estratega político” y afirman que Petro “utiliza los ideales revolucionarios del socialismo hacia el Siglo XXI que promueve su amigo y aliado el presidente Chávez para motivar un cambio ideológico entre la comunidad latinoamericana para construir un mundo sin hegemonías cuyo multilateralismo sirva para construir un nuevo orden democrático mundial al estilo de Hugo Chávez”. Y seguidamente aparece la apreciación de quienes diligenciaron el documento: “De hecho, ese tipo de exposiciones bajo perfil van en contra del orden y la estabilidad geoestratégica de un país por lo que deben ser monitoreadas y controladas de forma permanente y secuencial”.

Afirman que “el señor Petro fundamenta su doctrina ideológica en los lineamientos de su personaje favorito el libertador Simón Bolívar. Le gusta la música étnica del mundo, la comida italiana, el sancocho y la comida criolla. No consume lácteos, es coleccionista de libros y lee temas de filosofía, historia, economía y política”.

DAS alertaba sobre los debates que planeaba Petro

El documento el DAS sobre el seguimiento a Gustavo Petro también entrega detalles de cómo los espías conocían de los debates que el senador adelantaría en el Congreso.

Con fecha del 19 de mayo de 2005, aseguran que “información de inteligencia indica que Hugo Ernesto Zárrate, Gustavo Petro y Wilson Borja vienen gestionando la moción de censura contra el ministro de Defensa, a fin de obligarlo a que dimita de su cargo, teniendo como argumentos la corrupción al interior de las Fuerzas Militares, la despedida sin justificación de cuatro generales del Ejército y actuaciones personales del ministro que catalogan como inmorales. Así mismo tendrían planeado llevar a cabo debates en sus comisiones contra otros parlamentarios asesores e integrantes del alto gobierno entre los que se encuentran Jorge Aurelio Noguera Cote, a quien cuestionarían por actos de corrupción al interior del DAS (…) recurriendo a una campaña de desprestigio con el fin de ponerlos en la picota pública, buscando sus renuncias a fin de debilitar el gabinete del presidente Álvaro Uribe”.

“Estos parlamentarios estarían buscando afanosamente pruebas de reuniones entre Álvaro Uribe y el ex ministro Alberto Santofimio Botero, antes de que éste último fuera detenido, para desprestigiar al primer mandatario y hacer ver al país los supuestos nexos de amistad que existían entre el presidente y el extinto Pablo Escobar Gaviria”.

En otra anotación del 11 de abril de 2005, el documento alerta que “Petro tiene proyectado liderar en el Congreso un debate sobre la presunta infiltración de los grupos de autodefensas en la dirigencia política del departamento de Sucre” y transcriben las tres preguntas que el Senador le proyectaba hacerle al ministro del Interior en dicho debate.

DAS sabía de planes para asesinar a Petro

En anotaciones en el amplio expediente de espionaje a Gustavo Petro se advierte de dos reuniones que sostuvieran paramilitares y políticos para planear su asesinato y señala supuestas reuniones del político con emisarios de la guerrilla de las Farc.

Según el documento del DAS, con anotación del 21 de febrero de 2006, “En hotel Valle de Tenza, de propiedad de la familia Alfonso López, durante una reunión entre seguidores, escoltas de la señora Enilse del Rosario López Romero alias “La Gata” con desmovilizados de los grupos de las AUC, entre ellos William Alexander Ramírez Castaño alias Román y Giovanni Pedraza Peña alias Carriel Pelao, se trataron los siguientes temas: Planear un atentado contra el candidato al Senado Gustavo Petro Urrego en su posible visita al municipio de Magangué, planeada para el día 24 de febrero del año en curso, ya que éste es el directo responsable de la actual situación que atraviesa la señora Enilse y su hermano Arquímedes García Romero”.

Otro tanto sucede con una anotación del 26 de octubre de 2006, en la cual se afirma que integrantes de las AUC siguiendo instrucciones de ‘Don Berna’ y ‘Ernesto Báez’ “se encuentran en la ciudad realizando labores de inteligencia al senador Gustavo Petro, con el fin de realizar un atentado terrorista contra él mediante activación de un carro bomba. Lo anterior obedece a órdenes que habrían impartido políticos (identidades sin establecer) debido a que Gustavo Petro los estaría involucrando en diferentes casos de corrupción como lo hizo en el debate del 18 de octubre de 2006. La orden impartida por los políticos fue realizada en una reunión que se llevó a cabo en agosto de 2006 en la ciudad de Manizales”.

Por otra parte se habla de supuestas reuniones que sostuviera Petro y representantes del Polo con “personas identificadas como mensajeros de las Farc en la ciudad de Sogamoso. La fuente señala que cada vez son más frecuentes las reuniones del ex guerrillero con gente que el mismo pueblo señala que son miembros de las Farc, a esto se suma que el representante sigue imprimiendo panfletos cuyo mensaje está en detrimento de la reelección presidencial y que están siendo repartidos por algunos pueblos en Cundinamarca como también en universidades públicas de Bogotá”.

Este documento hace parte del legado de Ovalle Olaz que fue entregado a la Fiscalía la semana pasada y que los investigadores habían dado por desaparecido. Aunque otros documentos fueron destruidos gracias a una alerta previa al allanamiento del CTI a las instalaciones del DAS.

En tres cajas que contienen discos duros y fólderes repletos de documentos, estaría información clave en la investigación sobre las ‘chuzadas’ del DAS. También incluye 75 CD’s, en los que estarían algunos audios de las conversaciones grabadas ilegalmente.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.