Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/27/2015 12:00:00 AM

El primer cara a cara de los candidatos a la Alcaldía de Bogotá

Rafael Pardo, Clara López, Enrique Peñalosa, Francisco Santos y Carlos Vicente de Roux arrancan la campaña con su primer debate.

La campaña por el Palacio de Liévano arrancó en forma. El pasado sábado se cumplió el plazo de la Registraduría para las inscripciones de candidatos en todo el país y en Bogotá la competencia se encendió casi desde ese mismo instante. Tan solo 48 horas después de que se definieron los candidatos, los cinco con posibilidades reales de ganar las elecciones se midieron en su primer debate.

Clara López (Polo), Rafael Pardo (La U y Liberal), Enrique Peñalosa (Equipo por Bogotá y Cambio Radical), Carlos Vicente de Roux (Alianza Verde) y Francisco Santos (Centro Democrático) se sentaron alrededor de la misma mesa, a instancias de La FM Radio. Todos parecieron madrugarle a la cita, menos Pacho Santos, quien tardó 10 minutos en ocupar su lugar.

El debate comenzó por el tema más neurálgico de la agenda: la seguridad. Las cifras hablan por sí solas. El 49 % de los bogotanos se sienten inseguros en las calles y a más del 80 % les da pánico subirse a Transmilenio. Los cinco coincidieron en señalar la falta de liderazgo en la Alcaldía como una de las razones de la inseguridad.

Peñalosa habló de “acabar el divorcio entre el alcalde y la Policía”. Resaltó la importancia de hacer un trabajo con las víctimas para que sientan un respaldo jurídico. De Roux le apuntó a aumentar los recursos para la Fiscalía. Clara López resumió su postura con la frase "mano dura con la delincuencia y mano tendida con la problemática social". Pardo reiteró su propuesta de crear una policía administrativa que haga cumplir el Código de Policía y Pacho dijo que la salida estaba en un plan de choque: "No podemos esperar tres años a que el gobierno nos resuelva esto. Yo quiero traer 6.000 policías y militares retirados a que nos ayuden a poner seguridad en los parques y en Transmilenio".

Esa propuesta encendió el debate. Clara López la comparó con la creación de una parapolicía. "Tengo una preocupación muy grande porque ya está demostrado que la parapolicía no funciona en el país". De Roux fue más allá: “Basta ver el caso de las Convivir”.

Pacho se mostró atónito con las reacciones a su propuesta. "Aquí la gente aplaude que la guerrilla pase del monte al Congreso, pero salta porque unos policías retirados cuiden nuestros parques. No sé en qué país vivimos". 

Cuando les preguntaron por cuánto van a aumentar el presupuesto en seguridad, ni Pacho, ni Clara, ni Pardo supieron dar una cifra exacta. De Roux dijo que lo doblaría y Peñalosa dio la cifra de 180.000 millones de pesos.

Transmilenio, SITP, movilidad

Transmilenio, el sistema de transporte masivo, que hasta hace un lustro parecía ser un orgullo de los bogotanos, hoy es de las peores pesadillas para los habitantes de la capital.

Para Rafael Pardo el problema del sistema tiene que ver con la falta de infraestructura y de sistemas de seguridad. Peñalosa habló de los colados en el sistema. Señaló que por la falta de gerencia, Transmilenio se está convirtiendo en un nicho de delincuencia organizada. Carlos Vicente de Roux dijo que es necesario aumentar la presencia de la Policía y de programas sociales. "Es que la gente no le hace caso al policía bachiller". Por su parte, Clara Lopez habló de un conflicto de oferta y demanda y señaló que no se previó un sistema de financiación en seguridad a este sistema de transporte. Aclaró que mientras fue alcaldesa encargada nunca hubo colados, afirmación que generó una burla por parte de Peñalosa. Francisco Santos señaló que hará cumplir la prohibición de venta ambulante en Transmilenio.

En materia de movilidad, Clara le apunta a ampliar las estaciones de Transmilenio, sobre todo en la Avenida Boyacá. Pardo hizo énfasis en que lo primero arreglar el SITP, dándoles prioridad a los buses azules. Y agregó: "Hay que hacer el metro como se ha planteado hasta ahora". Para Pacho Santos la respuesta es "gerencia, gerencia, gerencia", buscando recursos tanto de la Nación como del sector privado. Por su parte, De Roux argumentó que hay que establecer un subsidio para los estratos 1 y 2, pues, según él, están excluidos del sistema.

Frente al tema de la ALO Clara insistió en que hay que hacerla pero con consideraciones ambientales por los humedales que atravesaría. Peñalosa, en una intervención por la que más adelante se disculpó, le preguntó por los nombres de los humedales de manera insistente. Pero la candidata del Polo no supo responder. Pacho, De Roux, Peñalosa y Pardo coinciden en que es una autopista que se debe hacer como prioridad en los próximos cuatro años.

El choque por el metro


El debate se puso candente cuando Peñalosa dijo que el metro debe tener un tramo elevado para reducir los costos, de acuerdo con un estudio de la Financiera de Desarrollo Nacional. Pardo lo interrumpió y dijo que esa no era la única forma de reducir los costos. Para él, la propuesta del alcalde Gustavo Petro de continuar con los estudios existentes es la mejor opción. Y Peñalosa contestó: "Rafael Pardo y Petro piensan exactamente igual".

El encontrón entre los dos candidatos de los partidos de la Unidad Nacional llegó a su punto álgido cuando Pardo cuestionó a Peñalosa porque "nunca le ha gustado el metro". El candidato de Cambio Radical contestó que "no queremos dejar a Bogotá quebrada por hacer esa obra". La discusión se extendió por varios minutos.

La campaña

Carlos Vicente de Roux aclaró que la Alianza Verde no está dividida, pese a las informaciones de que algunos de sus dirigentes quieren apoyar a Clara López. Irá hasta el final por el Palacio de Liévano.

A Clara le preguntó por su mayor fantasma: el exalcalde Samuel Moreno. Ella contestó que si algo tendrá su Alcaldía es "ojos y dientes" para frenar la corrupción. Negó que medie un pacto con el presidente Juan Manuel Santos de apoyarla a la Alcaldía a cambio de su voto para la reelección.

A Pardo se le preguntó lo que tantos bogotanos quieren saber: si se va a aliar con Peñalosa. No dijo ni sí ni no. Sólo aseguró que su campaña no estaba dirigida a deslegitimar un sector de la ciudad y que el fin de su campaña no es impedir que la izquierda llegue al poder.

Pacho aclaró que el uribismo está acostumbrado a perder en las encuestas y "ganar siempre en las elecciones". Afirmó que es el único partido que realmente marca una diferencia y como todos, dijo que va hasta el final.

Y frente a la pregunta de si se uniría con Pardo en la recta final, Peñalosa respondió que además de Rafael hay otros candidatos como Pacho y De Roux que representan algo distinto. Eso sí, dijo enfáticamente que Clara "es más de lo mismo".

Una sesión de preguntas cortas y respuestas rápidas sirvió para bajarle espuma al debate, pero también para ponerlos en aprietos. Estas fueron algunas.

Rafael Pardo

-¿Cuáles son sus miedos?
Tengo muchos, pero los supero.

-¿Ha consumido drogas?
Si, marihuana.

-¿Califique el gobierno de Gustavo Petro?
2,5

Francisco Santos

-¿Uber sí o no?
Si, pero fortaleciendo también los taxis amarillos.

-¿Cuál es su mayor defecto?
La velocidad al pensar

-¿Por cuál candidato de los aquí presentes votaría?
Enrique Peñalosa

Enrique Peñalosa

-¿Adopción para parejas homosexuales?
Lo que diga la ley

-¿Fuerza militar o diálogos?
Ambos

-¿Santos o Uribe?
Cada cual cumple un fin valioso

Carlos Vicente de Roux

-¿Fiscal o procurador?
Prefiero no escoger

-¿Diálogos o estrategia militar con ELN?
Ambos, pero haciendo énfasis en el diálogo.

-¿Cese el fuego bilateral?
Cese el fuego ya

Clara López

-¿Acepta críticas?
Las acepto, pero también las hago

-¿Contrataría homosexuales en su administración?


-¿Toros en Bogotá?
No.

*Por: Juanita Vélez y Laura Anzola
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.