Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/13/2010 12:00:00 AM

Así hablaron los rescatados

Después de casi 12 años en poder de las Farc, el general de la Policía Luis Mendieta Ovalle, los coroneles Enrique Murillo y William Donato Gómez, y el sargento del Ejército Arbey Delgado se reencontraron con sus familias en el aeropuerto militar de Catam.

Aunque cansados y algunos con cadenas al cuello, las palabras de los cuatro uniformados rescatados por el Ejército estuvieron llenas de emoción a su llegada al aeropuerto militar de Catam.

Sobre las 10:22 a.m. de este lunes, llegaron a Bogotá el general de la Policía Luis Mendieta Ovalle, los coroneles Enrique Murillo y William Donato Gómez, y el sargento del Ejército Arbey Delgado. Lo hicieron después de 55 minutos de viaje desde San José del Guaviare, donde hicieron una escala tras salir de la selva.

Estas fueron las primeras palabras de los uniformados rescatados:

General Luis Mendieta Ovalle

“Cuando estoy hablando con ellos, de un momento a otro comienzan disparos y me boto al piso. A Dios gracias, todo salió bien. Los guerrilleros encargados salieron corriendo hacia diferentes sitios (…) El operativo fue excelente (…) Hace más de 16 meses no teníamos radio. Salgo en este momento desconociendo muchas cosas de Colombia y del mundo. Además de casi 12 años de rezago intelectual. Alan Jara afortunadamente nos dio clase de inglés, de ruso. Todas esas palabras, verbos, adverbios, toda esa gramática, fue el entretenimiento cerebral para pasar cada día (…) Hace 20 días nos tomaron pruebas de supervivencia, deben estar en camino. Allí les contaba y les agradecía a los medios por todo su trabajo y también solicitaba a las Farc que aquellos cautivos que no tienen radio, les entreguen uno".

Sargento Arbey Delgado Argote

“Caí en poder del terrorismo cuando tenía 29 años, hoy tengo 41. Ellos son unos salvajes, han hecho sufrir a mis hijas, a quienes no las conocía. Quiero darle gracias al todopoderoso. Quiero agradecerles a las Fuerzas Militares, a su jefe supremo el señor presidente Álvaro Uribe, a mi general Padilla, y al comando que entró. La guerrilla salió corriendo, dejaron los fusiles y el equipo. Los comandos lo imposible lo hacen posible. Los comandos tienen un lugar en el cielo. Gracias a Colombia, a los medios de comunicación, a ese pueblo lindo que respaldó a mi familia”.

Coronel William Donato Gómez

“(La operación ‘Jaque’) se podría comparar con un cuadro de Da Vinci o con uno de Picasso, no sé con qué voy a comparar esta operación tan limpia (la operación ‘Camaleón’) (…) Desafortunadamente durante estos últimos meses se nos arrebató el banquete, que era enchufar a los medios. Ustedes fueron esa alegría diaria. De una u otra manera siempre nos estuvieron acompañando. Hoy es un día grande para nuestro Ejército, es el mejor del mundo indiscutiblemente. Permítanme agradecerles a las personas que siempre me dieron el alimento diario, a mis padres y a mis hermanos. A toda mi familia, a ellos me les debo, le debo a la institución. Duré doce años perdido en la selva, pero me quedaron muchos años más para seguir luchando, para ver al país libre de terrorismo. El país les demostró (a las Farc) el famoso 4 de febrero que su lucha es repugnante. Buscar una salida no se hace con bombas ni se hace masacrando. Que decidan soltar de una vez por todas a todos los secuestrados, no sólo a los militares, sino a los civiles, niños y ancianos. Toda esta gente que vive en silencio en la selva”.

Coronel Enrique Murillo

“Agradezco al señor Presidente, al ministro de Defensa, y a toda la cúpula del Ejército Nacional, además a los medios que nos enviaron esa vitamina diaria. Agradecer a los millones de colombianos que se movilizaron en contra de las Farc y a favor de los secuestrados en dos oportunidades. Somos más los colombianos de bien que los armados. Para aquellos millones de colombianos, mis sinceros y más profundos agradecimientos. También quiero agradecer a Consuelo González, Marleny Orjuela, Alan Jara. Quiero agradecer también al señor ex presidente Ernesto Samper, Belisario Betancur. Públicamente agradecer de verdad a mi familia, que nunca decayó, que públicamente estuvo ante ustedes, que fue una unión que ojalá sirva de ejemplo nacional. Para todos, millones de gracias. !Viva el Ejército Nacional!”.

Por su parte, el ministro de Defensa, Gabriel Silva Luján, señaló: "nuestros héroes han llegado aquí con las cadenas de la tortura, pero con el corazón lleno de libertad. A todos nuestros hombres el saludo de todos los compatriotas, destacando su heroísmo por haber aguantado todos estos años. Al ejército de Colombia mis más sentidas felicitaciones, ¡viva Colombia!".
 
A su vez, el general Freddy Padilla de León, comandante de las Fuerzas Militares, explicó que las cadenas no se les retiraron a los uniformados por falta de indumentaria para realizarlo. 
 
El general Óscar González, comandante del Ejército, dijo, por su parte, que en lugar del rescate no hubo enfrentamiento con los subversivos porque la misión de las tropas era la liberación de los cuatro secuestrados.
 
“Nuestra misión era de rescate y afortunadamente la cumplimos con lujo de detalle. Estamos haciendo todos los días para que los que continúan secuestrados regresen a sus casas. Allí no habían más secuestrados”, dijo el oficial.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1825

PORTADA

Venezuela: la calle contra el dictador

Un trino de Santos indigna a Maduro y él amenaza con revelar los secretos del proceso de paz. Invocar el anti-colombianismo no cambia el hecho de que la crisis venezolana está llegando a un punto de inflexión.