Lunes, 1 de septiembre de 2014

Manifestantes se reúnen en la Plaza de Bolívar. Guillermo Torres / SEMANA

| 2013/08/20 12:48

Así se mueve el paro nacional este martes

Van 48 personas detenidas y bloqueos en seis regiones del país. Varios sectores afectados.

Al menos 48 personas han sido detenidas y hay bloqueos viales en seis distintos puntos del país en el segundo día de una huelga nacional por tiempo indefinido de sectores agrarios a la que se sumaron otros gremios, en una de las mayores manifestaciones que haya enfrentado el gobierno de Juan Manuel Santos.

El presidente Juan Manuel Santos, quien ha manifestado que hasta el momento las protestas no han tenido "la magnitud que se esperaba", dijo vía Twitter que el Gobierno respeta la protesta social como parte de la democracia, pero no permitirá que servicios de salud sean interrumpidos en la jornada.

Por otra parte, el ministro del Interior, Fernando Carrillo, dijo que el Gobierno tenía abiertas "mesas de diálogo con todos los sectores… con los indígenas, con los camioneros, con los cafeteros", y añadió que se seguirá en el diálogo siempre y cuando se respete la protesta pacífica.

El paro comenzó la víspera por parte de productores de ocho cultivos, desde café, papas, cebollas hasta arroz, y cuenta con el respaldo de camioneros de transporte de carga, trabajadores de la salud y movimientos sociales. La protesta carece de un único reclamo convocante, pero los distintos sectores han decidido confluir en una sola medida de fuerza pese a sus divergencias porque otras huelgas individuales llevaron a mesas de negociaciones con el Gobierno cuyos acuerdos fueron incumplidos por la parte oficial. Los voceros gremiales demandan ahora una única mesa de discusiones.

Para el gobierno de Santos la manifestación tiene visos políticos en épocas preelectorales. El mandatario advirtió además que no discutirá ninguna demanda si se mantienen los bloqueos de vías.

El general Rodolfo Palomino, director de la Policía Nacional, dijo en conferencia de prensa que la víspera fueron despejadas 11 vías y en la jornada se mantienen seis bloqueos. Por lanzar piedras, artefactos explosivos artesanales y destruir señalización vial, al menos 33 personas, entre ellas tres menores, fueron detenidas, indicó el jefe policial.

La Policía calcula que unas 26.000 personas en 55 distintos municipios de los 1.120 que tiene el país participan de la medida de fuerza.

Para el martes, agregó el jefe policial, están previstas 20 marchas en distintos puntos del país, cinco de ellas en Bogotá.

Reclamos

A raíz del pasado paro cafetero, entre febrero y marzo, el Gobierno accedió a entregar un subsidio a cada cultivador del grano de 145.000 pesos por carga de café. Pero algunos cosechadores quieren ahora una garantía de que la asistencia financiera se mantendrá en el 2014.

Otros gremios agrícolas, como los paperos y cebolleros, se quejan del alto precio de abonos y fertilizantes y las importaciones originadas en tratados de libre comercio.

César Pachón, un ingeniero agrónomo de 30 años que representa a cultivadores de papa y cebolla en el central departamento de Boyacá, dijo vía telefónica que los costos de cultivar esos productos están haciendo que trabajen a pérdida y afectando los ingresos de al menos 47.000 familias de Boyacá que viven de la papa y otras 12.000 de la cebolla.

"Nos criamos con papa y leche... ya no da (ganancias)", indicó Pachón, quien cultiva papa, arvejas y cebolla en 12 hectáreas. Agregó que el Gobierno debe acceder a una mesa nacional agrícola en la que se discuta no sólo ayudas o subsidios para los productores, sino una política integral agraria que incluya el tema de los tratados de libre comercio.

Producir una carga de papas, por ejemplo, de 100 kilos cuesta 75.000 pesos "y nos pagan de 25.000 a 30.000 pesos... toca trabajar a pérdida", agregó Pachón en Tunja, donde se han presentado las más intensas manifestaciones. También ha habido escaramuzas en localidades de Nariño y Cauca, según la Policía.

Al menos nueve civiles y seis policías han resultado heridos en Tunja y han sido atendidos en hospitales por golpes y heridas leves, indicó el alcalde.

Los transportistas, que reúnen unos 326.000 vehículos de carga en todo el país, reclaman por el alto costo del combustible y piden que el Gobierno reduzca en al menos 2.000 pesos el precio por galón.

Ricardo Virviescas, presidente de la Cámara Nacional de Transporte, dijo vía telefónica que al menos 180.000 de sus afiliados acataron el paro y estacionaron sus vehículos a la vera de las carreteras.

"Seguimos firmes con la petición tanto del sector agrario como de los sectores productivos que están en la movilización... estamos pidiéndole al Gobierno que nos garanticen como nacionales competitividad, eficiencia y productividad", dijo Virviescas.

Analistas consultados por la agencia AP indicaron que el paro agrícola se debe a años de problemas acumulados sobre financiamiento, mercados y vías de comunicación, entre otros.

En el paro y las protestas "hay de todo: oportunistas, mal manejo del Gobierno, expectativa por el proceso de paz, el proceso electoral" vía los comicios presidenciales de mayo del 2014, dijo Ariel Ávila, analista de la Fundación Paz y Reconciliación, dedicada al análisis del conflicto interno.

"Creo que en las regiones sienten que la guerra va a quedar atrás en muy poco tiempo y que ahora (corresponde) es manifestar", añadió Ávila al referirse a que por décadas el país, por estar sumergido en el conflicto armado interno, dejó de atender otros temas. Aunque aún no se firme la paz, "hay un proceso de cambios sociales, se comienzan a ver otros problemas" como los de los productores del campo, añadió.

Pero para el senador Jorge Enrique Robledo, del Polo Democrático y que apoya el paro, las manifestaciones no tienen relación con el proceso de paz sino con que "están explotando cosas que vienen de mucho tiempo atrás, hay un disgusto acumulado y van tres años de esa misma política" de apertura comercial con la vigencia de tratados de libre comercio con Estados Unidos y la Unión Europea.

"Lo que hay es una protesta agraria", añadió el legislador, quien negó que el paro esté relacionado con sectores de la derecha que buscan debilitar al Gobierno antes de las elecciones, como han señalado voceros oficiales.

La protesta, dijo el congresista, es una de las más amplias desde comienzos de la década pasada, cuando centrales obreras llamaron a un paro por mejoras salariales. Las oficinas públicas, el sector bancario, las escuelas estatales y los transportes aeronáutico y automotor mantienen sus operaciones.

En las regiones

Según el diario barranquillero El Heraldo, “en líneas generales el paro agrícola no generó mayores traumatismos en la costa atlántica”. Las autoridades de Policía dijeron a este medio que la jornada transcurrió en calma y que el tránsito de vehículos no se vio afectado en el final del puente festivo.

En Bolívar se adelantaron intensos operativos, por parte de la Policía del departamento, en sus principales corredores viales –principalmente en la población de Santa Rosa Sur, donde se concentraron cerca de 200 campesinos-, informó El Heraldo.

En Cesar, los municipios de Valledupar, Codazzi, Pailitas, Curumaní, Pueblo Bello y Aguachica, durante la mañana de ayer fueron centros de diversas marchas motivadas por la falta de apoyo –que los manifestantes señalan- del gobierno Santos al gremio agricultor.

Según El heraldo, el paro nacional agrícola transcurrió en total tranquilidad en Córdoba, departamento en el que se concertó una agenda a través de su gobernador, Alejandro Lyons Muskus, para reunir los sectores productivos de la región con representantes del Ministerio de Agricultura y Hacienda, Corpoica y Banco Agrario.

El periódico El Colombiano señala que las situaciones más críticas se han presentado en Antioquia y Boyacá, departamentos en los que los manifestantes se han enfrentado con las autoridades por mantener el bloqueo del tránsito.

Este diario reporta que la zona más compleja de Antioquia es el municipio de Segovia -en el noreste del departamento-, que fue el primero en presentar problemas de orden público el domingo en horas de la madrugada, por una asonada que dejó heridos a cinco policías y a un civil.

En la carretera a la costa (Medellín-Caucasia), desde el mediodía de ayer hay un cierre preventivo para vehículos de servicio público y carga, hasta que se tenga controlada por completo la zona, según el rotativo paisa.

Con información de AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×