Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/21/2012 12:00:00 AM

Así se prepara Bogotá ante las lluvias

La capital amplió la capacidad de bombeo e instaló válvulas que evitarán el reflujo por las alcantarillas. A diferencia de Bogotá, según Superservicios, 642 municipios no reportan planes de contingencia ante una posible emergencia invernal.

"Bogotá está preparada para enfrentar la nueva temporada de lluvias", así lo aseguró Francisco Castiblanco, director operativo de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá (EAAB) al presentar el plan de contingencia que avanza en la capital con el apoyo de 250 operarios, desde ingenieros hasta ayudantes, y el uso de 120 equipos y maquinaria.

Las labores preventivas se adelantan en el sistema de drenaje de la ciudad. De acuerdo con Castiblanco, el mantenimiento se realiza en más de 300 kilómetros de quebradas y 8.000 kilómetros de redes de alcantarillado.

"La empresa de acueducto suscribió contratos de apoyo para la limpieza de canales y cuerpos de agua. Durante una semana, en el cruce del Canal San Francisco y el río Fucha, en el occidente de la ciudad, se retiraron unos 30.000 metros cúbicos de lodo, tela, madera, llantas, tejas, colchones y envases plásticos ", explicó Castilablanco en diálogo con Semana.com.

Las labores de limpieza también se extendieron a los ríos Salitre, Tunjuelo y Canal de Cundinamarca.
 
Según la EAAB, los desechos en los ríos "terminan taponando el drenaje de la ciudad y la afectan cuando llegan las lluvias". Castiblanco advierte que en un año, la empresa retira 15.000 toneladas de sedimentos.

"En este año podemos dar un parte de tranquilidad en relación con las emergencias de los años pasados. El nivel del agua está en el orden de 2,50 metros por debajo del nivel presentado en el 2010", aseguró.

Aunque se prevé que las lluvias que comenzaron en marzo no serán tan intensas como las pasadas, la EAAB optimizó la capacidad de bombeo.

"Las localidades de Suba, Engativá, Fontibón, Kennedy y Bosa están en promedio cuatro metros por debajo del nivel del río Bogotá. En estos casos se adquirieron equipos para reforzar las estaciones de bombeo y permitir la elevación de aguas de cerca del 2,5 metros cúbicos por segundo, hacia el río Bogotá", explicó.
 
Castiblanco añadió que en las zonas vulnerables también se instalaron válvulas que evitarán el reflujo por las alcantarillas. Hasta el momento se han ubicado 50 válvulas en Bosa y en Kennedy.

"Las válvulas operan a través de una compuerta que permite la evacuación de las aguas lluvias de los conjuntos residenciales hacia los canales. Si se eleva esta agua, la compuerta se cierra y no deja volver el agua a las casas", expuso Castiblanco.

El director operativo agregó que hay monitoreos en la cabecera de los ríos Fucha y Tunjuelo y en el Canal de Cundinamarca, y que no se descarta, en una situación de emergencia, realizar inundaciones controladas en lotes preparados para ese efecto.

642 municipios no reportan planes de contingencia

La Superintendencia de Servicios Públicos llamó a las alcaldías y a las empresas prestadoras de servicios públicos de 642 municipios a que reporten sus planes de contingencia ante la reciente temporada de lluvias.

"Con la instrumentación de los planes de contingencia, en acueducto y alcantarillado, se previenen daños en la infraestructura y se evita la suspensión de la prestación de los servicios públicos", explicó la dependencia.

Superservicios precisó que, según cálculos realizados por el Departamento Nacional de Planeación (DNP), se estima que el costo de los daños causados por el fenómeno climático de La Niña a los sistemas de acueducto, alcantarillado y aseo del país ascendió a 676.900 millones de pesos.

Hasta el momento, Superservicios sostuvo que sólo 433 municipios tienen planes de contingencia para prevenir o evitar emergencias y asegurar el suministro de agua y el servicio de alcantarillado. Estos municipios están ubicados en los departamentos de Antioquia, Valle del Cauca, Boyacá, Cundinamarca, Santander y Norte de Santander.

"Las temporadas de lluvias del 2011 afectaron cerca de 900 municipios del país. Los municipios de los departamentos de Bolívar, Córdoba, Magdalena, Atlántico, La Guajira, Caldas, Quindío y Risaralda son identificados como las zonas donde se presentan más fenómenos naturales y con mayor fuerza se ve afectada la prestación de los servicios públicos", precisó la Superintendencia.

Según el Sistema Nacional de Atención y Prevención de Desastres, cinco departamentos del país presentan los mayores riesgos de registrar deslizamientos como consecuencia de las lluvias: Tolima, Cauca, Caldas, Boyacá y Santander.

Entre las regiones que reportan mayores amenazas de inundación están Santander, Bolívar, Cesar, Chocó y Casanare.

De acuerdo con el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (IDEAM), en el territorio nacional prevalecen las condiciones lluviosas, una situación que mantiene en alerta naranja por deslizamientos de tierra a varios sectores inestables de las regiones Andina, Orinoquia y Amazonia.

"En el país se notó un incremento de las precipitaciones durante las últimas 24 horas, particularmente en los departamentos de Meta, Antioquia, Santander y Caldas, y alcanzó el mayor volumen en el municipio de Acacías (Meta)", precisó la entidad, que aclara que la temporada de lluvias se extenderá hasta mediados de junio.

La advertencia de la Contraloría

El ente de control advirtió que hasta el pasado 13 de marzo 270 mandatarios territoriales no se acreditaron ante la Fiduprevisora para tramitar el desembolso de los recursos destinados a financiar los proyectos para atender la emergencia invernal.

"La situación es tal, que a 29 de febrero de este año, giros por un 8.060 millones de pesos no se han podido hacer efectivos", precisó el organismo.

La Contraloría, que emitió una función de advertencia “sobre el riesgo de daño patrimonial al Estado por graves omisiones e ineficiencia en la gestión de recursos para atender la emergencia", aclaró que cualquier retraso en la gestión de los recursos "dará lugar a cuantificar el daño fiscal".

En ese sentido, el ente regulador dio un plazo de 12 días a los alcaldes para "evitar la parálisis de las obras contratadas".
 
Según la Contraloría, el 60 por ciento de los alcaldes y gobernadores "han asumido el liderazgo que demanda la magnitud de la emergencia invernal, mientras otros en cambio han sido indiferentes y hasta indolentes con un asunto que compromete vidas humanas, el desarrollo económico y social y la sostenibilidad ambiental". En ese sentido, se han iniciado 887 procesos a exalcaldes y exgobernadores.

Recomendaciones a la ciudadanía

Ante las lluvias, la Empresa de Acueducto de Bogotá sugiere que:

- Los edificios tengan un sistema de bombeo en perfecto estado de funcionamiento para drenar las aguas de los sótanos y parqueaderos hacia el sistema de alcantarillado. La empresa aclara que es responsabilidad de cada administración de un conjunto residencial tener elementos de dotación como motobombas y verificar su estado y funcionamiento, y que además es necesario mantener en perfecto estado y limpias las rejillas que drenan los garajes.

- Los tubos de las fachadas en los canales que permiten el desagüe normal de las cubiertas deben permanecer libres de basuras y objetos sólidos.

- En las cajas recolectoras de aguas sanitarias y lluvias, los usuarios tienen la responsabilidad de verificar su correcto funcionamiento e impedir que se llenen de basuras que impidan el normal drenaje. Se deben limpiar periódicamente para evitar reflujos de aguas en su vivienda.

- Se debe revisar el estado de las tejas y las marquesinas, ya que un tejado en mal estado se puede caer por efecto de la lluvia o del granizo, o desprenderse debido a los vientos fuertes.

- Los ciudadanos deben mantener los patios limpios y libres de objetos que tapen los sifones, y si en las casas hay árboles, se deben cortar las ramas. Los sifones deben permanecer siempre con tapas y no se debe barrer en dirección a estos.

- Con respecto a los baños, los preservativos, las toallas higiénicas y el papel higiénico se deben depositar en la caneca de la basura. Frente a la cocina, la empresa recuerda que el sifón del lavaplatos puede contener sobrantes de comida que taponan las tuberías, por esta razón, los ciudadanos deben utilizar rejillas que impidan el paso de los desechos sólidos y no deben arrojar el aceite de cocina o la grasa al lavaplatos.

- La basura se debe sacar en los horarios establecidos y en bolsas bien cerradas.

Finalmente, la EAAB aclara que el alcantarillado de la ciudad recoge las aguas lluvias a través de sumideros instalados en las calles. En ese sentido, recomiendan no taponar estos espacios con escombros, vehículos u objetos que les impidan recolectar normalmente el agua.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.