Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/27/2011 12:00:00 AM

“Asistiré a la próxima audiencia”: Samuel Moreno

El suspendido alcalde Mayor de Bogotá, Samuel Moreno Rojas, comunicó el sábado que no es verdad que haya sido renuente a asistir a las audiencias de su caso y que no ha intentado dilatar el proceso. Deberá presentarse nuevamente el 19 de septiembre.

Ante su inasistencia a las audiencias correspondientes a los pasados 29 de julio y 25 de agosto en el proceso judicial que se le adelanta, el suspendido alcalde de Bogotá, Samuel Moreno Rojas, expresó el sábado en un comunicado que “no son estrategias de defensa, ni actos de dilación, y menos falta a la lealtad procesal, como se lo presentaron a la opinión pública”.
 
El aplazamiento generó el rechazo del fiscal del caso, Ricardo González, quien aseguró que veía en esta acción una maniobra dilatoria y recordó la figura de contumancia, que significa que aun sin la presencia del procesado es posible realizar la imputación de cargos. Argumento que respaldó la juez décima de garantías.
 
El fiscal González recordó que han pasado casi dos meses desde la primera audiencia que fue programada, y la imputación no se ha podido realizar. "Hay una manifiesta intención dilatoria que la Fiscalía no puede tolerar", dijo.
 
La juez, por su parte, señaló que “todo buen ciudadano debe acatar el llamado de los estrados judiciales, con la debida antelación conoce la investigación el doctor Samuel Moreno Rojas, así que espero que esto no se convierta en una estrategia para hacer moratorio ese ejercicio por parte de la Fiscalía”.
 
Moreno argumentó en el escrito que el 28 de julio había solicitado el aplazamiento de la audiencia dado que su entonces defensor, Carlos Arturo Gómez Pavajeau, “había renunciado a continuar adelantando la defensa técnica, por la compulsa de copias para que se le investigara penalmente por la Corte Suprema de Justicia, ordenada por el Fiscal que adelantaba la investigación”.
 
“Esa compulsa de copias no fue causada por mí, ni se me puede responsabilizar de ello. Fue un hecho originado por la propia Fiscalía, la que me dejó sin defensa técnica y con la carga de conseguir nuevamente un abogado”, dijo el funcionario suspendido por la Procuraduría General de la Nación por retrasos en la troncal de la calle 26 de la tercera fase de Transmilenio.
 
Sobre el otro aplazamiento, el del pasado 25 de agosto, Moreno explicó que apenas el 22 del mismo mes el abogado Jorge Arenas Salazar asumió el caso y pidió un nuevo aplazamiento “con el fin de tener el tiempo razonable para preparar la defensa técnica”.
 
Ambos aplazamientos, según el texto del comunicado, fueron autorizados por el correspondiente juez de control de garantías.
 
Moreno Rojas argumentó que no hay dilación del proceso porque dice ser “la persona más interesada en que mi situación jurídica, en todos los procesos, se aclare. Que mi derecho fundamental a la presunción de inocencia permanezca incólume”.
 
Puntualizó que “las audiencias no se han podido llevar a cabo por hechos totalmente ajenos a mi voluntad y a mis defensores, han sido exclusivamente por la naturaleza del caso y por los acontecimientos relatados”.
 
Este es el contenido completo del comunicado:

Comunicado a la opinión pública de Samuel Moreno Rojas

La inasistencia a las audiencias programadas para los días 29 de julio y 25 de agosto, no son estrategias de defensa, ni actos de dilación y menos falta a la lealtad procesal, como se lo presentaron a la opinión pública.

1. Inexistencia de renuencia a asistir a las audiencias:

El día 28 de julio, solicité el aplazamiento de la audiencia programada para el día siguiente, porque mi defensor de confianza, Dr. Carlos Arturo Gómez Pavajeau, había renunciado a continuar adelantando la defensa técnica, por la compulsa de copias para que se le investigara penalmente por la Corte Suprema de Justicia, ordenada por el Fiscal que adelantaba la investigación de la referencia. Esa compulsa de copias, no fue causada por mí, ni se me puede responsabilizar de ello. Fue un hecho originado por la propia Fiscalía, la que me dejó sin defensa técnica y con la carga de conseguir nuevamente un abogado que asumiera y garantizara ese derecho fundamental.
 
Dicha solicitud de aplazamiento fue aceptada por el juez 45 de control de garantías.
El día 22 de agosto de 2011 mi defensor de confianza, Dr. Jorge Arenas Salazar, solicitó se aplazara la audiencia programada para el día 25, con el fin de tener el tiempo razonable para preparar la defensa técnica.
 
Esa solicitud igualmente fue aprobada por la juez 10 de control de garantías.
 
La defensa técnica es un derecho fundamental, que debe ampararse por todos los funcionarios públicos, en especial por los funcionarios judiciales y órganos de control. No consideré que mi presencia fuera de carácter obligatorio, para tomarse la decisión del amparo constitucional y legal.

2. Inexistencia de deslealtad procesal:
 
El día 19 de agosto de 2011 el Dr. Jorge Arenas Salazar me manifestó que aceptaba llevar mi defensa técnica, asumiendo que obtendría el plazo razonable.
 
El día 22 de agosto de 2011 el Dr. Jorge Arenas Salazar dio a conocer, de sus actividades profesionales adquiridas con antelación, debidamente acreditadas y solicitó le concedieran el término prudencial y razonable para preparar la defensa.
 
En la audiencia del día 25, fue fijada como nueva fecha el día 19 de septiembre de 2011.
 
3. Inexistencia de dilación del proceso:
 
Nunca he pretendido dilatar el proceso, pues soy la persona más interesada en que mi situación jurídica, en todos los procesos, se aclare. Que mi derecho fundamental a la presunción de inocencia permanezca incólume.
 
Las audiencias no se han podido llevar a cabo por hechos totalmente ajenos a mi voluntad y a mis defensores, han sido exclusivamente por la naturaleza del caso y por los acontecimientos relatados.
 
El día 19 de septiembre asistiré con mi abogado de confianza a ejercer mi defensa y en cumplimiento estricto de lo dispuesto.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.