Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2015/10/07 09:30

Un fugaz recuerdo del terror volvió a los Montes de María

El atentado contra la líder y defensora de DD. HH. Mayerly Angarita fue una alerta de que las víctimas del conflicto siguen en riesgo en esta región.

En el consejo de seguridad que se organizó el martes se afirmó que se garantizará la seguridad de Angarita para que pueda seguir con su candidatura. Foto: ONU Mujeres.

Las mujeres de la organización de sobrevivientes de los Montes de María ‘Narrar Para Vivir’ volvieron a sentir el temor de la violencia el lunes 5 de octubre cuando la camioneta blindada donde se desplazaba su líder y candidata a la Alcaldía de San Juan Nepomuceno, Mayerly Angarita, fue atacada a disparos por hombres que la seguían en una motocicleta.

“En el colectivo están muy impactadas, se sienten en riesgo y limitadas en su capacidad de hacer ejercicios de incidencia, de poder real, que es uno de los ejes de los procesos de reparación colectiva”, le contó a Semana.com un funcionario de la Unidad para las Víctimas (Uariv) que sigue de cerca el proceso de reparación colectiva de esta organización.

Tanto es así, que el martes se activó el sistema de emergencia en los Montes de María. En San Juan, se organizó un consejo extraordinario de seguridad para analizar cómo van las investigaciones de los casos de las víctimas, en qué va el compromiso de los funcionarios y garantizar la seguridad de la población.

Una integrante del comité de impulso de ‘Narrar para Vivir’ habló con Semana.com y manifestó que este tipo de actos muestra que “hay quienes quieren acabar con nuestros ideales, sentimos miedo, terror, pero vamos a seguir resistiendo, vamos a seguir en la lucha, más fuertes que nunca”.

Según esta fuente, en la reunión se afirmó que se le garantizaría la seguridad a Angarita para que siga con su candidatura, pero expresó que hasta ahora a pesar de los esquemas de seguridad, “la garantía de no repetición como víctima no se la dieron a Mayerly, nosotras accedimos a ese proyecto para estar empoderadas y deberíamos poder acceder sin riesgo a los espacios políticos”.

El colectivo liderado por Mayerly está conformado por 840 mujeres constructoras de paz y su apuesta ha sido por la palabra, la recuperación de la memoria, sanar las heridas a través de relatos y la toma de conciencia de la población sobre sus derechos en la Ley de Víctimas.

Las mujeres de esta organización están en un proceso de reparación colectiva con la Unidad y uno de los ejes para la implementación de medidas de reparación, rehabilitación y satisfacción consiste en darles tranquilidad a las víctimas del conflicto e integrarlas a la vida civil por fuera de la guerra.

No es la primera vez


El vehículo donde se desplazaba Angarita en la noche del lunes recibió cuatro balazos, pero la candidata y las otras personas que estaban dentro resultaron ilesas. Sin embargo, el 28 de agosto del 2012 ya había sido víctima de un ataque por un hombre que la esperaba armado en la puerta de su casa, también en San Juan.

Hubo un sinfín de amenazas contra la vida de esta defensora de Derechos Humanos y cuando en el 2014 las mujeres de ‘Narrar Para Vivir’ decidieron participar en política con Angarita como candidata a la Alcaldía, las amenazas de muerte no hicieron sino dispararse, y la líder no es la única que ha estado en la mira.

Recientemente, en febrero del 2015, se hizo público un panfleto que apareció debajo de la puerta de la organización, junto con la foto de una mujer descuartizada y la firma de los 'Costeños AUC’.

“Acabaremos a las asesoras de los guerrilleros. Ya les cambiaremos el nombre de Narrar para vivir x Narrar para morir. Comenzaremos x la cabeza mayor Mayerlis Angarita. Y luego seguiremos de municipio en municipio matándolas a todas. No las queremos ver más en las brisas, en la sierras ni en ninguna vereda guerrilleras hps ni participación en política”, rezaba el macabro documento.

Angarita se ha desempeñado valientemente como líder de víctimas desde el asesinato de su tío por los paramilitares en Aguachica (Cesar) y su madre desapareció cuando ella tenía tan solo 14 años.

En marzo del 2015, ella viajó a La Habana para reunirse con la subcomisión de género de las FARC y el Gobierno y fue contundente al exigir “el desescalamiento del conflicto, en particular las violencias contra las mujeres”.

¿Medidas insuficientes?


Angarita “cuenta con un esquema de protección ‘fuerte’”, según le indicó a Semana.com Diego Mora, director de la Unidad Nacional de Protección (UNP). Sin embargo, eso no elimina el riesgo de futuras amenazas.

“Su esquema se está revaluando por medio de un trámite de emergencia y mañana se sabrá si hay que modificarle algo”, explicó el directivo. “Como también es candidata, hace parte del Plan Democracia (que garantiza seguridad y transparencia frente a las próximas elecciones) y se le pedirá a la Policía que tome medidas preventivas”, añadió.

De cualquier manera, este episodio es nefasto para la confianza que se les debe devolver a las víctimas y son varias las voces que cuestionan la eficiencia del sistema de protección.

En cuanto a las medidas de la UNP, una fuente comentó a Semana.com que la lentitud de los procesos de análisis del nivel de riesgo de las personas y de su vulnerabilidad es uno de los problemas principales. Así también el hecho de que las medidas no deberían ser elementos aislados e individuales sino parte de un proceso global.

Finalmente, la falta de correspondencia de las medidas a las particularidades de los casos es una falla importante. Hay esquemas de protección que por su falta de adaptación ponen en mayor riesgo a los destinatarios.

El martes se llevó a cabo una marcha en San Juan Nepomuceno para protestar por el derecho a la vida de las víctimas. “Queremos que el Estado nos garantice a todas como colectivo la seguridad para poder hacer ejercicio político”, puntualizó una vocera de ‘Narrar para Vivir’.


Marcha por el derecho a la vida de las víctimas del conflicto armado en San Juan Nepomuceno, martes 6 de octubre de 2015. Foto: Colectivo Narrar para Vivir.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.