Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2016/05/06 22:50

‘No me atrevo a asegurar que el atentado fue en mi contra': Imelda Daza

Así lo dijo la líder social luego de un tiroteo que se presentó en una sede sindical en Cartagena. Señaló que la reunión en la que estaba no era de conocimiento público y pocas personas sabían de esta.

En el atentado dos personas resultaron heridas. Foto: Imágenes tomadas de: @MarchaPatriótica y Denuncias Ciudadanas CTG

En la noche de este viernes hubo pánico en la sede del Sindicato Único de Trabajadores de la Industria de los Materiales de Construcción de Cartagena (Sutimac), en la transversal 49-50 del barrio Nuevo Bosque en Cartagena. Ocurrió luego de que un hombre armado entrara al lugar y empezara a disparar contra las personas que estaban adentro, 20 aproximadamente.

Entre ellas estaba la defensora de derechos humanos y miembro de la Unión Patriótica Imelda Daza, quien salió ilesa del tiroteo. Sin embargo, su escolta Chisica Franco Donaldo resultó herido.

En diálogo con Semana.com Imelda Daza relató los angustiosos momentos que vivió. Manifestó que el encuentro se trataba de una reunión de juventudes comunistas y distintos sindicatos de Cartagena. Según ella, cuando llevaban 30 minutos conversando, algo estalló.

Luego sus escoltas la tiraron al piso para protegerla. Después hubo un cruce de disparos que duró aproximadamente ocho minutos. Uno de sus guardaespaldas salió herido.

Imelda le dijo a este portal que no había sido amenazada desde su regreso del exilio, en el que estuvo durante 26 años, para aspirar a la gobernación del Cesar en las pasadas elecciones del 2015.

Incluso aseguró que no había sentido presiones de ningún tipo y que no se atrevía a afirmar que el atentado fue en su contra.

Sin embargo, hay un detalle que queda en el aire. La defensora de derechos humanos afirmó que la reunión no era ni para manifestar ni era algo de conocimiento público. Solo era un encuentro entre un pequeño grupo de personas.

Imelda relató a Semana.com que después del ataque de la sede sindical quedó en shock. Y luego de vivir en carne propia el exterminio de la Unión Patriótica, el partido político de izquierda que fue fundado en los años 80 y que fue aniquilado por grupos paramilitares, ella aseguró que se debe “impedir que se vuelva a repetir la historia”.

Agregó que “se deben tomar medidas de seguridad porque indudablemente este puede ser un montaje contra los acuerdos de paz”.

Los hechos ya son materia de investigación. Aún no se tienen respuestas. Lo que sí es claro es que los asesinatos de líderes sociales en el país en lo que va del año ha generado tensiones en la mesa de negociaciones de La Habana, donde actualmente se discute el fin del conflicto y las garantías para que los guerrilleros puedan hacer política, pues uno de los temores de los negociadores de las FARC es que, una vez firmados los acuerdos, ocurra con ellos lo mismo que pasó con los miembros de la UP.

Mientras tanto, y después del violento hecho, Imelda asegura que “nosotros lo que queremos es vivir en paz”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.