Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/15/2016 9:03:00 PM

Atracos en Cali, un verdadero dolor de cabeza

Tres futbolistas profesionales asaltados en una semana y tres robos masivos a restaurantes en menos de tres meses tienen alarmada a la capital del Valle.

Recientemente el alcalde de Cali, Maurice Armitage, invitó a los medios de comunicación y a la comunidad en general a “tratar de no magnificar la violencia”.

Básicamente el mandatario explicaba que poner a circular en redes sociales o medios de comunicación las crudas imágenes sobre los delitos que se cometen en su ciudad es hacerle “apología al terror” y causar “pánico colectivo”.

Siempre acompañó esos argumentos que expuso en distintos medios locales y regionales de una aclaración: “No digo que desconozcamos los delitos (…)”.

Su reacción fue consecuencia de una andanada de críticas que surgieron en redes sociales desde hace varias semanas luego que se conoció un video en el que se observa a dos delincuentes cometer un atraco masivo en un restaurante de la ciudad (Ver video).

Más allá de esas crudas imágenes, lo que en realidad movió a los caleños a manifestar su inconformismo es que desde mayo pasado los delincuentes cometieron tres atracos masivos a establecimientos públicos de la ciudad, entre restaurantes, pizzerías y aquellos donde venden comidas rápidas.

En esa secuela de atracos se calcula que hubo una treintena de víctimas y aunque el botín que se llevaron los delincuentes no fue millonario (en la mayoría de los robos iban por celulares, relojes y cadenas), llamó la atención que actuaran de forma tan coordinada, estudiaban sus golpes, y que poco les importaran los riesgos de ser identificados o capturados.

Y si la noticia de atracos masivos a restaurantes por sí misma es preocupante y un duro golpe para la imagen de una ciudad, ni hablar de los robos en vías públicas de los que vienen siendo víctimas figuras del fútbol profesional colombiano. En una semana tres jugadores de los dos equipos más reconocidos de la región (América y Deportivo Cali) fueron blanco de los delincuentes en circunstancias similares: atracos en semáforos. Por ejemplo, este viernes los futbolistas uruguayos Pablo Sebastián Fuentes y Aníbal Hernández fueron atracados cuando se dirigían hacia su lugar de entrenamiento.

Según relataron a los jugadores del América, el hecho delincuencial sucedió en una concurrida avenida del sur de Cali, mientras hacían un pare en un semáforo. Aseguran que allí un motociclista los amenazó con un arma de fuego y los obligó a entregarle sus celulares y relojes.

Una semana antes, el 8 de julio, el jugador del Deportivo Cali Mayer Candelo denunció en su cuenta de Twitter que fue víctima de un atraco en similares circunstancias. En su momento el futbolista calificó de indignante que los delincuentes (una pareja) no tuvieron escrúpulos de amenazarlo y apuntarle con un arma de fuego, pese a que estaba acompañado de sus dos hijas. Denunció además que seis meses atrás la víctima de otro atraco en ese mismo lugar fue su esposa.

Pero no todo ha sido malo en materia de seguridad. Precisamente esta semana la Policía les dio una buena noticia a los caleños, al confirmar la captura de los cinco integrantes de una banda que estaría detrás de los atracos masivos a restaurantes. Luego de analizar videos y confrontar retratos con las víctimas, los investigadores dieron con la banda que se presume está detrás de esos robos.

Sumado a ello, tanto el alcalde Armitage como el general Néelson Ramírez, comandante de la Policía Metropolitana de Cali, vienen anunciando medidas de choque para contrarrestar los delitos, en especial los atracos.

Una de ellas fue el anuncio de la alcaldía de subsidiar mil botones de pánico para que sean instalados en igual número de restaurantes caleños. Además, se pondrá en marcha un plan para reforzar y controlar la seguridad en 55 semáforos de la ciudad y en los próximos días llegaran otros 200 uniformados para Cali.

La meta de todas esas medidas es atacar y reducir una estadística que si bien no es exclusiva de una ciudad como la ‘Sucursal del Cielo’, puede sonar escandalosa: diariamente en Cali, 24 personas denuncian haber sido víctimas de un atraco.

Le sugerimos leer: Así logró un narco colarse en el MIO de Cali

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.