Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/14/2017 8:32:00 AM

La dramática audiencia en la que Moreno perdió rebaja de pena del 50%

El magistrado Fernando Pareja rechazó la aceptación de cargos y retomó los argumentos del exfiscal, quien dijo que fue presionado con una orden de captura contra su esposa. Moreno pidió revisión y nulidad para insistir pero todo le fue rechazado; su abogado renunció.

En compañía de la Procuraduría y sin abogado que lo acompañara en la cárcel La Picota, repareció después de 15 días de su captura, el exjefe anticorrupción de la Fiscalía Gustavo Moreno. Lo hizo para hacer su presentación virtual en la audiencia en la que la Fiscalía imputó cargos ante el magistrado del Tribunal Superior de Bogotá Fernando Pareja por los delitos de concusión y utilización indebida de información privilegiada.

Fabio Espitia, coordinador de fiscales delegados ante la Corte, indicó que Moreno enfrenta los cargos de concusión y utilización indebida de información privilegiada en Colombia. Ante la justicia de Estados Unidos se enfrenta a un proceso de extradición por recibir un soborno del exgobernador de Córdoba, Alejandro Lyons. Al respecto, Moreno aseguró: "Quiero y deseo ir a los Estados Unidos de Norteamérica".

La presentación de Moreno en la audiencia de imputación de cargos se llevó a cabo de manera virtual para evitar inconvenientes de seguridad, tal como fue solicitado por su abogado defensor Francisco Bernate. Sin embargo, la diligencia que no estaba programada para durar sino 30 minutos se prolongó por más de tres horas y al final Moreno se quedó sin rebaja de pena del 50% y sin abogado defensor.

El problema comenzó cuando durante la diligencia, Moreno pidió la palabra para hablar tres minutos, quería aclarar su aceptación de cargos y decir en qué contexto se daría su allanamiento.

"No le exigí dinero a Lyons, ese señor me buscó de manera sistemática. Acepto cargos por toda la presión que ha hecho sobre mi esposa. Se pavonean con una supuesta orden de captura contra ella", aseguró Moreno.

Agregó: “Lyons dice que entregó 10.000 dólares, yo digo que 3.000 dólares, no voy a entrar en esa discusión. Debo recibir toda la censura ética y penal. A pesar de que el delito de cohecho es de menor punibilidad, asumo consecuencias de delito de concusión. Recibí dos pesos".

Consulte: "Muchos partidos venían apoyando a Luis Gustavo Moreno": Germán Varón

En la audiencia, a la que asistió la mamá de Moreno y algunos compañeros de oficina, el exfiscal anticorrupción aseguró que le pone la cara al país y cuestionó los intereses que hay detrás de su caso por parte de personas que están haciendo campañas con aspiraciones presidenciales.

El delito de concusión, el de más peso en su proceso en Colombia, tiene que ver con solicitar o exigir para realizar u omitir un acto propio de las funciones; quienes lo comentan pueden ser sentenciados a penas hasta de 15 años de cárcel. Con la rebaja que la Ley permite, por haber recibido en Estados Unidos un soborno de USD $10.000 de parte del exgobernador de Córdoba Alejandro Lyons, Moreno enfrentaría una pena en Colombia de por lo menos ocho años.

Al momento de dar la decisión, el magistrado negó la aceptación de cargos al tener en cuenta las manifestaciones de Moreno acerca de una supuesta presión con una orden de captura contra su esposa y que tiene reparos frente a los cargos de concusión y utilización indebida de información privilegiada.

Puede leer: Los secretos de Pinilla, el abogado a la sombra del exfiscal anticorrupción

La defensa de Moreno pidió reposición al considerar que quedó la constancia de la "inequívoca la decisión de allanarse a cargos". Moreno de igual manera pidió al tribunal que no lo prive de la rebaja de pena a la que tiene derecho por ley.

Al momento de emitir concepto, la Procuradora advirtió de "ambigüedades" en lo manifestado por Moreno por lo que considera que no debe avalarse una plena aceptación. Al ser consultada la Fiscalía, Espitia indicó que esto no es un allanamiento a cargos, si la razón es por la que acepta haber cometido delitos es porque está bajo amenaza. Por ello pidió al magistrado que imparta legalidad a la audiencia.

Aunque Moreno manifestó abiertamente una carga emocional, aseguró que no alegará ningún vicio de consentimiento y que de manera libre y voluntaria admite que incurrió en un delito, la decisión del magistrado fue negarle la posibilidad de allanarse a cargos.

"Este allanamiento que expuso aquí me hace creer que no es libre y me genera preocupación", concluyó el magistrado. Pareja indicó que las manifestaciones del exfiscal hacen que no reúna los requisitos para la aceptación y que el consentimiento de Moreno no está libre de vicios. 

Aunque Moreno quemó su última carta pidiendo la anulación de la diligencia, el magistrado le dijo no a todos los recursos al catalogar las aseveraciones de Moreno como graves. Al final, su abogado Bernate renunció al caso ya que durante la audiencia el exfiscal desatendió todas sus recomendaciones y no siguió los acuerdos que se tenían en la estrategia. 

El caso

La Fiscalía delegada ante la Corte le imputó dos cargos al considerar que Moreno ocupaba una posición de poder, lo que lo pone en una circunstancia más grave desde el punto de vista penal.

Las funciones de Moreno -dice Espitia- eran dirigir y coordinar las investigaciones contra la corrupción y detectar casos susceptibles de ser priorizados.

En medio de la audiencia, Moreno también pidió claridad de parte de la Fiscalía frente a los siguientes interrogantes: “Dice que pedí una cifra de dinero, ¿me puede precisar cuándo y cuánto? ¿A qué medios de comunicación entregué información privilegiada?

Al respecto, la Fiscalía dijo contar con las llamadas donde consta que Pinilla y Lyons mantuvieron comunicaciones encriptadas, que fueron guardadas y entregadas por Lyons a las autoridades.

Detalla Espitia que en Bogotá, en un día entre febrero y marzo, Moreno y Pinilla buscaron a Alejandro Lyons en el apartamento que este tenía en Bogotá. Se reunieron con él en una Toyota 4runner, y Moreno manifestó que tenía dos testigos que iban a declarar en su contra. Que le ayudaría en su caso restándole credibilidad a los testigos.

Los testigos son Maximiliano García Bazzanta y Jesús Henao, quienes solicitaron a Moreno y a Pinilla a comienzos del 2017 que se diera inicio al trámite del principio de oportunidad en el caso relacionado con regalías.

El fiscal también precisó que se intentó a través de los medios de comunicación presionar los pagos de Lyons con las declaraciones de estos testigos. La Fiscalía confirmó que actualmente no existe ningún tipo de investigación penal en contra Carolina Rico Rodríguez, la esposa de Gustavo Moreno. 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1838

PORTADA

Maduro: ¡Atrincherado!

Con 100 muertos en la calle y la comunidad internacional en contra, Maduro desafía al mundo con la constituyente. Su futuro depende de los militares y de sus propias disidencias.