Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/21/2017 12:23:00 PM

Auditores de la Contraloría Distrital habrían exigido soborno a Concesionaria Vial de Cartagena

La Concesión Vial de Cartagena denunció que funcionarios de la Contraloría habrían exigido un soborno de $250 millones a cambio de mantenerles el recaudo de peajes del Corredor de Acceso al Puerto.

El gerente de la Concesión Vial de Cartagena, René Osorio Cruz, denunció que tres funcionarios de la Contraloría Distrital de esa ciudad, le habrían exigido un soborno de 250 millones de pesos a cambio de modificar el resultado de una auditoria y permitirle mantener el cobro de peajes por un año más.

La acusación dirigida contra los auditores Miguel Torres Marrugo, Eduardo Del Río Rodríguez y Wilmer Salcedo Misas, se dio el pasado miércoles en medio de un debate en el Concejo de la Ciudad en torno a un informe de la Contraloría (elaborado por los mismos auditores que ahora están acusados) que mostraba que la concesionaría habría logrado recuperar ya la inversión realizada en el proyecto y que, por tanto, los recaudos por peajes y tasas de valorización deberían haber comenzado a ingresar desde el pasado mes de enero a las arcas del Distrito de Cartagena.

Según Osorio, los auditores se habrían presentado en su oficina en repetidas ocasiones - incluida una reunión el pasado 13 de junio - para proponerle que los hallazgos fiscales que habían hecho se podían desvirtuar sin que se diera inicio a una investigación, pero a cambio ellos exigían los 250 millones de pesos. Al no acceder al chantaje, los auditores entregaron a los medios y a redes de veeduría el informe con el presunto hallazgo fiscal.

Puede leer: Planeación de Cartagena tenía conocimiento de irregularidades en obras

El gerente de la Consesionaria también detalló que en las conversaciones los auditores le habrían revelado que todo habría sido acordado con el asesor del alcalde, Orlando Periñán, quien les habría pedido que hicieran esa auditoría y mostraran dichos hallazgos. Al parecer el interés del distrito era asumir el recaudo para financiar la construcción del Corredor Industrial de Cartagena con los mismos peajes.

Cabe recordar que el funcionario de la alcaldía Periñán había sido retirado hace dos años de la gerencia de la Contraloría Departamental por el contralor Edgardo Maya, cuando se inició la investigación realizada contra la Gobernación de Bolívar por el pago a unas IPS de garaje por el tratamiento a 17 hemofílicos.

La Concesión

El debate fue citado por los concejales liberales David Dager Lequerica, Javier Curi Osorio y Américo Mendoza Quessep de ASI, ante las diferencias existentes entre distintos organismos como la misma Contraloría Distrital, el Concesionario, la Contraloría General, Valorización Distrital, la Empresa de Desarrollo Urbano y un estudio de la Banca de Inversión Inverlink, en torno a la fecha en la cual el concesionario estaría recuperando la inversión. Estudios elaborados en distintos momentos a lo largo de ejecución del contrato evidenciarían que el concesionario habría recuperado la inversión entre los años 2018 a 2021.

La Concesión Vial de Cartagena, mejor conocida como corredor portuario e industrial, es una malla vial que va desde la Sociedad Portuaria Regional de Cartagena en el barrio de Manga, donde hay un peaje, hasta la Zona Industrial y Portuaria del sector Petroquímico de Mamonal, en los extramuros de la ciudad en la zona suroccidental. A la entrada y salida se encuentran unos peajes mediante los cuales se recauda la inversión realizada por el consorcio, compuesto por Álvarez y Collins, (de Carlos Collins), Gercon S.A. (del empresario barranquillero Julio Gerleín Echeverría), KMC Ingenieros Ltda (Jorge Karduss Urueta) y Proyectos S.A., representada por Iván García Romero.

El objeto de la concesión era construir las obras viales y de infraestructura, montaje e instalación de iluminación, instalación de elementos de señalización y seguridad vial; y facturación y recaudo de la contribución de valorización y de las tarifas del peaje, así como el mantenimiento y operación del proyecto durante el periodo de concesión.

Pero a lo largo de estos 20 años el proyecto ha tenido 21 otrosí, en los cuales se adicionaron obras para la comunidad, tales como puentes peatonales y vías adicionales no contemplados en el contrato inicial, y en el año 2007, a través del otrosí N0 9, se agregó la ampliación y reconstrucción de la Transversal 54.

La inversión inicial fue de $66.929 millones de pesos y se calculaba que se obtendría la rentabilidad pactada del 17,22% a mediados del 2015. Sin embargo, obras adicionales como las de la transversal 54 y otras más habrían terminado elevando la inversión del consorcio hasta los $118.282 millones, lo que terminó modificando el tiempo de recuperación de la inversión y ha dado lugar a las discrepancias en el sentido de en qué momento el concesionario recuperaría su inversión.

De acuerdo con el concesionario, hasta el momento han logrado una tasa de retorno del 15,32%. Y, según sus estimaciones, si se mantiene la tendencia del flujo de vehículos más el índice de precios al consumidor, estarían logrando la rentabilidad del 17,22% pactada en el segundo semestre de 2020.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.