Lunes, 5 de diciembre de 2016

| 2016/10/23 22:00

¿Quién está atentando contra los defensores de DD. HH. y líderes campesinos?

Corinto (Cauca) es uno de los municipios que clama porque el Estado haga presencia y evite que lleguen nuevos grupos armados a la zona. Aumentan los casos de líderes campesinos e indígenas asesinados.

¿Quién está atentando contra los defensores de DD. HH. y líderes campesinos? Foto: Archivo particular

Eran las 8:00 p. m del miércoles 19 de octubre cuando atentaron contra Esneider González, miembro de varias organizaciones campesinas locales y regionales del Cauca. Aunque recibió tres impactos de bala (dos en la cabeza y uno en la espalda), fuentes de la Clínica del Valle del Lili en Cali, a donde fue trasladado, confirmaron que se encuentra fuera de peligro.

González es un líder conocido en el departamento: integra la Asociación de Victimas Arte Paz y Vida, la Asociación de Trabajadores Campesinos de la Zona de Reserva Campesina del Municipio de Corinto (Astrazonac), la Asociación Nacional de Zonas de Reservas Campesinas (Anzorc) y el movimiento político Marcha Patriótica en Cauca, entre otros.

Según el Congreso de los Pueblos, González recientemente participó en las visitas oficiales de la comisión del Mecanismo de Monitoreo y verificación (MM&V) a la vereda la Cominera de Corinto, donde se instalaría la zona veredal transitoria donde los miembros de las FARC harían su transición a la vida civil durante los 180 días que duraría el proceso de dejación de armas. 

Por esta preocupante situación, Maribel Lozano -la esposa de Esneider González- y sus hijos tuvieron que salir del municipio con medidas de protección por parte de la Policía. ¿La razón? Lozano también es una líder campesina, defensora de Derechos Humanos y presidente de una asociación de víctimas en Corinto. Ella teme por su vida y la de su familia. 

"En el municipio estamos muy preocupados por los hechos que se han registrado en los últimos días, que se suman a la muerte de la señora Cecilia Coicué y a la de dos jóvenes asesinados en el pleno parque principal frente a la Alcaldía y a pocos metros de la Policía", manifestó el alcalde de Corinto, Edward Fernando García.

Y es que en lo que va del 2016, en Corinto se han presentado 30 homicidios, una cifra bastante alta para un minicipio de 32.000 habitantes. Uno de los más recientes fue el pasado 24 de septiembre, cuando asesinaron a dos jóvenes en pleno parque principal.

El otro fue el asesinato de la líder comunitaria Cecilia Coicué, de 58 años, que fue encontrada muerta cerca de una quebrada que colindaba con su finca ubicada en la vereda La Cominera de Corinto.

Este asesinato acaparó la atención de los medios de comunicación sobre todo porque se trataba de la mujer que alquilaría sus tierras para instalar una zona veredal transitoria en la vereda la Cominera, en Corinto. La misma que Esneider González visitó como parte de la comisión de verificación. 

Le puede interesar: Los 13 líderes asesinados después de la firma del acuerdo de paz

"No vemos soluciones y sí más bien una actitud de varias instituciones en desconocer lo que se está presentando y no asumir el problema que se ve venir hacia futuro en nuestro municipio", manifestó el alcalde Corinto, quien contó a Semana.com que teme que la zona veredal transitoria se la lleven para otro lugar y usen esa decisión para "evadir el problema y después dejarnos solos, como siempre nos ha pasado a los corinteños. A nosotros solo nos queda la estigmatizacion y el pueblo no recibe ningún apoyo estatal importante". 

Este domingo el defensor del Pueblo, Carlos Alfonso Negret, llegó a este municipio caucano para reunirse con el alcalde y comandantes de la Fuerza Pública para tratar la difícil situación de violencia contra líderes y defensores de derechos humanos. Allí se generaron compromisos por parte de la Policía para investigar quiénes estarían detrás, mientras el defensor programó una reunión con el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, para contarle lo que está sucediendo. 

La situación que vive el norte del Cauca es preocupante. Y no es para menos. Está región, que ha sido históricamente un fortín de las FARC, disfrutaba los efectos del cese al fuego. Los combates, atentados y asesinatos estaban pasando a ser parte del pasado. Ahora temen que nuevos grupos armados empiecen a tomarse el territorio, pues de nada sirve que las FARC dejen la zona, si el Estado no llega a hacer presencia. 

Pero el alcalde de Corinto no es el único que intenta llamar la atención de las autoridades. Jimmy Moreno, vocero del Congreso de los Pueblos, aseguró que este tipo de casos se están volviendo constantes y la mayoría se han presentado en el sur de Bolívar, Antioquia, Chocó, Cauca y Nariño.

“Las comunidades han venido sintiendo cómo los paramilitares han tomado control en el territorio. Atentan contra los líderes que no apoyan proyectos de minería, o que trabajan por la restitución de tierras, o que apoyan el acuerdo de paz. Es como un patrón que se está presentando en varias regiones”, manifestó a Semana.com. 

Según dijo, no ha sido fácil que el Gobierno les preste atención. ”El Gobierno manifiesta preocupación, pero brinda garantías cuando ya ocurre el atentado o cuando ya hay amenazas”, reclamó. 

En el primer semestre de este año 35 defensores de derechos humanos fueron asesinados en Colombia y 279 sufrieron algún tipo de agresión, según un informe de la ONG Somos Defensores. Y esta cifra podría aumentar considerablemente si se tiene en cuenta que en los últimos dos meses los atentados con los líderes han sido más constantes. 

Otros lamentables casos: La Sierra, Cauca

Corinto no es el único que sufre. La semana pasada, la Organización para el Desarrollo Urbano y Campesino (Ordeurca) denunció el asesinato de uno de sus líderes en La Sierra, al sur del departamento.

Se trata de Yimer Chávez Rivera, de 31 años, un defensor de derechos humanos responsable de la guardia campesina en la vereda Frontino de ese municipio, una propuesta de paz que implementó Ordeurca que busca la apropiación y protección del territorio.

Esta organización se pronunció ante el acontecimiento y aseguró que "a pesar de la firma del acuerdo de paz entre las FARC y el Gobierno y los avances en el proceso de paz con el ELN, el Cauca ha visto un incremento en las agresiones y amenazas en contra de los hombre y mujeres que defienden el territorio".

La organización aseguró que el pasado mayo otra integrante, llamada Ana Milena Miranda, sufrió un atentado. 

Almaguer, sur de Cauca

El pasado lunes 29 de agosto, en la vereda La Herradura de este municipio caucano, seis hombres armados y vestidos de camuflado asesinaron a los líderes caucanos Nereo Meneses, Marco Meneses y Ariel Sotelo. Los tres eran defensores del medio ambiente y miembros del Comité de Integración del Macizo Colombiano (CIMA). 

Tumaco, Nariño

En el último fin de semana de agosto cuatro líderes indígenas Awá fueron asesinados en Tumaco. El día 26 fue asesinado el líder Camilio Roberto Taicus cuando se dirigía a su casa en el resguardo Hojal la Turbia de Tumaco.

Solo tres días después, el 29 de agosto, los hermanos Luciano Pascal García (23 años) y Alberto Pascal García (21), fueron asesinados cuando se desplazaban desde el corregimiento de Llorente al resguardo Hojal La Turbia.

Pero no fue todo. Ese mismo día se apareció el cuerpo sin vida del indígena Diego Alfredo Chirán, de 24 años, que duró un día desaparecido.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.