Domingo, 4 de diciembre de 2016

| 2015/08/11 23:47

Autoridades consulares de Colombia reciben cuerpo de colombiana asesinada en México

El cuerpo de la colombiana Mile Virginia Martín, una de las víctimas de un brutal multihomicidio ocurrido en Ciudad de México, fue entregado este martes a autoridades consulares de Colombia.

Mile Virginia Martín. Foto: Archivo Particular

La entrega del cuerpo se realizó al mediodía luego de que autoridades consulares colombianas se presentaron en el Instituto de Ciencias Forenses de la capital, dependiente del Tribunal y a donde fueron trasladados los restos de Martín, añadió la fuente.

La colombiana, de 31 años de edad, fue asesinada el pasado 31 de julio en un departamento de un céntrico barrio de clase media de la Ciudad de México junto con el fotoperiodista Rubén Espinosa, la activista Nadia Vera, una joven maquillista identificada como Yesenia Quiroz y la empleada doméstica Alejandra Negrete.

La identidad de Mile fue confirmada por la Cancillería colombiana tras una confusión con su nombre en México. Sus familiares en Colombia pidieron ayuda a su gobierno para la plena identificación y el traslado del cuerpo.

El gobierno colombiano pidió también a las autoridades mexicanas que se "agilice la investigación para establecer las causas del homicidio y lograr la judicialización de los responsables del asesinato de la connacional".

El brutal crimen ha desatado una gran polémica toda vez que Espinosa y Vera habían llegado recientemente a Ciudad de México tras denunciar presuntas amenazas por parte del gobierno del estado de Veracruz (este), donde residían, que es considerado como el más peligroso para el ejercicio del periodismo.

Sin embargo, la Fiscalía de Ciudad de México ha señalado como posible móvil el robo, aunque no descarta otras líneas de investigación.

Medios de prensa mexicanos que aseguran tener acceso al expediente de la investigación señalan a Martín como pieza fundamental en el móvil del crimen, ya que presuntamente conocería a los agresores.

Organizaciones defensoras de la libertad de expresión han criticado estas versiones periodísticas y acusan a la Fiscalía de desvirtuar la investigación con estas filtraciones.

El crimen múltiple se registró en un departamento de un barrio de clase media en el que tres de las víctimas vivían y compartían gastos.

Las cámaras de seguridad instaladas en la calle captaron a tres hombres saliendo del edificio y son señalados como los presuntos agresores. Uno de ellos ya fue detenido.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.