Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/18/2015 5:33:00 PM

El país sumido en la tristeza por el desastre de Salgar

Desesperados padres buscan a los niños que se llevó la riada. Hay más de 60 muertos y decenas de desaparecidos. El Gobierno declara calamidad pública.

La tragedia se abatió este lunes sobre Salgar, un pueblo de agricultores donde al menos 60 personas murieron, 37 resultaron heridas y un número indeterminado están desaparecidas por una riada que arrasó con una de las aldeas enclavadas en el territorio municipal.

Una lluvia que empezó a las 2 de la mañana terminó en una avalancha en el corregimiento Las Margaritas, de Salgar, suroeste antioqueño, donde se desbordó la quebrada Liboriana. Pobladores dicen que podrían ser 100 los desaparecidos, pero hay quienes afirman que los afectados pueden ser muchos más. 

La causa de la tragedia fue un aguacero que provocó deslizamientos de tierra en las montañas a cuyos pies está Las Margaritas, lo que causó un represamiento de la Liborina, que al romperse arrasó el caserío, según las autoridades.


Organismos de socorro mantienen la búsqueda de desaparecidos. Foto: Luis Eduardo Noriega. EFE.

La avalancha afectó las viviendas de 31 familias, según el balance presentado por el presidente Juan Manuel Santos.

Santos, que se trasladó a Salgar, municipio distante unos 97 kilómetros de Medellín, declaró en la zona del desastre la "calamidad pública" para poder disponer de flexibilidad administrativa en la utilización de los recursos públicos que se requieran.

El presidente, que estuvo acompañado del gobernador de Antioquia, Sergio Fajardo, prometió que el Gobierno dará todas las ayudas materiales que sean necesarias a los afectados, que es lo que se puede hacer en estos casos, porque, dijo, "nadie nos va a devolver a los muertos".


La riada arrastró todo lo que encontró a su paso. Luis Eduardo Noriega. EFE.

"Quiero decirles a todos los que han sido afectados que les vamos a reconstruir sus viviendas para que queden inclusive mejor de lo que estaban antes de este desastre", dijo el presidente en su visita a Salgar, donde apeló a las tradicionaesl "fortaleza y templanza" de los habitantes de esa región para "tratar de hacer del desastre una oportunidad y salir adelante".

Búsqueda

En medio del lodazal en que quedaron convertidas las calles de Las Margaritas, aldea distante unos 30 minutos de la cabecera municipal de Salgar, la gente deambulaba entre los escombros en busca de familiares o de algo que recuperar del patrimonio doméstico, según constató EFE en el lugar.

"Hemos podido también iniciar todo un proceso de búsqueda de personas que están desaparecidas, no sabemos cuántos", dijo el presidente, quien agregó que un total de 166 miembros de diferentes organismos de socorro, como la Cruz Roja, la Defensa Civil y los bomberos, además de policías y militares, trabajan en esa tarea.

Por su parte, el director general de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD), Carlos Iván Márquez, aseguró que se está haciendo "un monitoreo en 40 kilómetros de afectación sobre las viviendas y las familias afectadas" y con este esquema van a continuar las labores de búsqueda de desaparecidos.

El jefe de Estado añadió que los 48 cadáveres serán trasladados a Medellín para su identificación, ya que Salgar no cuenta con cámaras frías para su preservación, y consideró que "sería un desastre" dejarlos en el pueblo.


Ahora los damnificados esperan la ayuda del gobierno. Luis Eduardo Noriega. EFE.

La avalancha sumió en el caos a Salgar, un municipio de unos 18.000 habitantes dedicados principalmente al cultivo de café, plátano y caña de azúcar, porque además destruyó parte de las conexiones del acueducto, con lo cual se cortó el abastecimiento de agua y solo hay la que se ha llevado en vehículos para ese fin.

El mandatario prometió que técnicos del Ministerio de Vivienda llegaran este martes a Salgar para iniciar las tareas de reconstrucción del acueducto y que a la mayor brevedad posible se restablecerán también los servicios de gas natural y electricidad, suspendidos ante los daños sufridos en las redes.

Más de 100 desaparecidos

El sacerdote Rubén Darío López Zapata, párroco de la iglesia San Juan Evangelista, de Salgar, dice que son más de 1.000 personas las afectadas por la tragedia, “porque la quebrada también se llevó varias casas que están en la ribera y que no hacen parte del caserío. La semana pasada hubo unas crecientes sin mayores connotaciones”.

Apolinar Cadavid, esposo de la alcaldesa, Olga Eugenia Osorio, aseguró que el Departamento de Prevención de Desastres (Dapard), la Defensa Civil, la Cruz Roja, el Ejército, están atendiendo la tragedia, pero todavía no podemos entregar cifras oficiales pues hemos estado ocupados atendiendo a las personas afectadas”.

Ya la alcaldesa Osorio le había dicho a RCN Radio que “todos los caseríos que hay en el recorrido de diez kilómetros desaparecieron”.  

Según los primeros monitoreos de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (Ungrd), 30 viviendas y 150 personas terminaron damnificadas por la avalancha, su mayoría en Las Margaritas, pues la quebrada, que pasa a un costado de la cabecera municipal de Salgar, también inundó varias casas en el pueblo, dejando daños materiales.

“Que nos manden ropa nueva o en el mejor de los estados y alimentos no perecederos. Son muchas las cosas que se perdieron. Las Margaritas estuvo mucho rato sin luz y ahora no hay ningún servicio público. Además, esa quebrada es la que alimenta el acueducto municipal y ya había tenido una creciente el viernes pasado, pero no había pasado nada”, dijo el párroco López. 

Con información de EFE y Daniel Rivera Marín
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.