Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/6/2016 12:00:00 AM

El avalúo vehicular que tiene en líos a MinTransporte

La resolución del Ministerio de Transporte que actualiza el valor de los vehículos en Colombia desató una avalancha de críticas y reclamos de propietarios.

La frase de que las cosas valen lo que den por ellas en el mercado rige el mundo comercial. Es tan real que muchos consideran que debería ser la base general de todo avalúo. Sin embargo, en Colombia esta regla no parece existir para los vehículos por cuenta de una resolución del Ministerio de Transporte.

En noviembre pasado, esta cartera actualizó las tablas del valor comercial de los automotores para liquidar el impuesto de rodamiento. Esa medida, que no tiene nada de excepcional, produjo escándalo cuando la opinión pública se enteró de que según el nuevo documento, el avalúo de muchos vehículos usados quedó muy por encima de su valor comercial. Por estos días hay una lluvia de quejas, como la de la propietaria de un Renault Sandero Stepway, modelo 2011, que de tener un avalúo de 14.400.000 pesos en 2014 pasó a 32.900.000. Sin embargo, al vender su carro solo obtuvo 23.000.000 de pesos, que fue lo que le reconocieron en el mercado.

En las motos también hay reajustes absurdos. Una Yamaha BWS modelo 2014 que el año pasado estaba avaluada en 4 millones de pesos, subió a 10,2 millones. Más insólito aún es que una nueva, es decir, modelo 2016, vale 6 millones de pesos.

La medida ha causado desconcierto. Para Tulio Zuluaga, presidente de Asopartes, es absurda, por lo que le pidió a la ministra de Transporte, Natalia Abello, suspender la resolución hasta que se haga un análisis del valor de los vehículos.

El representante por el Partido Mira Carlos Guevara anunció un debate en el Congreso a la ministra por considerar que la resolución tiene errores sustanciales en la metodología. Para José Clopatofsky, director de la revista Motor y uno de los expertos en el mundo automotor, esta “es una tabla chambona”, que quedó mal hecha porque se utilizó un modelo aritmético que no tiene en cuenta la depreciación de los carros usados. En el mercado colombiano es bien sabido que desde el mismo momento en que un carro nuevo sale del concesionario se desvaloriza entre un 15 y 20 por ciento.

El ministerio afirma en su defensa que las tablas se actualizan anualmente. La diferencia es que el año pasado se amplió de 3.000 el número de referencias de vehículos a cerca de 10.000, para tener en cuenta las condiciones técnico-mecánicas de fábrica. Es decir, además del modelo y la marca, se incluyeron características como si tiene caja de velocidades mecánica o automática, aire acondicionado, capacidad de carga y pasajeros, tapicería, entre otros.

Según el ministerio estos cambios buscan mayor equidad y sinceridad tributaria porque la gente estaba acostumbrada a pagar por debajo del avalúo comercial de su vehículo. “Es muy diferente el valor de un carro ‘full’ equipo que uno de gama baja”, indicaron fuentes de la entidad.

En este punto, el gobierno puede tener razón en el sentido de que por equidad tributaria un vehículo de mayor gama y mejor equipado deba pagar más que uno modesto, pero la realidad es que los carros se deprecian, incluidos los que tienen full equipo.

El malestar de los propietarios radica en que ese avalúo es la base para liquidar el impuesto de rodamiento y los seguros. Hay casos escandalosos de aumentos, como el del propietario de un vehículo KIA Picanto, modelo 2014, que pasó de pagar 296.000 pesos en impuestos a 1.100.000 por tener caja automática.

El Ministerio de Transporte reconoce que en algunos casos se pueden presentar incrementos superiores al 10 por ciento en la base gravable, pero sostiene que cobija solo el 3,1 por ciento de las 10.000 referencias.

Acepta que el impacto será más fuerte para las motos pues se pasó de unas pocas referencias a cerca de 1.800. Por ejemplo, una motocicleta Yamaha XTZ, modelo 2015, que tenía un avalúo de 4,7 millones de pesos el año pasado, subirá a 10,8 millones.

Según el gobierno, en el 97 por ciento de las referencias de carros el ajuste será menor o igual a 10 por ciento y da el ejemplo del Chevrolet Spark mecánico, modelo 2012, que tenía un avalúo de 11,2 millones de pesos. Ahora bajará a 10,1 millones mientras que el Hyundai Accent automático, modelo 2013, pasará de 22,3 millones de pesos a 21,6 millones.

En el centro de este debate ha quedado la compañía Datasoft, firma de Manizales que se ganó el contrato para actualizar las tablas. Según investigación de El Tiempo, esta compañía no tenía la experiencia suficiente para realizar el trabajo, pues hasta el año pasado estaba dedicada a la comercialización de computadores. De un momento a otro incrementó su patrimonio y cambió su razón social para ganar el contrato por 435 millones de pesos con el gobierno. Frente a esto, el ministerio señala que Datasoft cumplió con los requisitos y que las nuevas tablas tuvieron en cuenta la depreciación de los carros, la inflación, la devaluación, entre otros.

Lo cierto es que los propietarios de carros están muy indignados, ya se habla de demandas contra la resolución. Por lo pronto, el gobierno dice que no la derogará. Lo que sí se avecina es una avalancha de reclamos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1829

PORTADA

Gran encuesta presidencial

Vargas Lleras arranca fuerte, Petro está estancado, Fajardo tiene cómo crecer y los partidos tradicionales andan rezagados. Entre los uribistas, Ramos se ve fuerte. Y Santos tiene 35 por ciento de aceptación. Gran encuesta de Invamer para Caracol Televisión, Blu Radio y SEMANA.