Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/6/2010 12:00:00 AM

Balance: 195 personas han muerto por la fuerte temporada de lluvias

Sin contar las víctimas de Bello (Antioquia), según la Cruz Roja las lluvias han dejado 195 muertos.

El panorama del invierno en Colombia es desolador. Casi todas las regiones del país enfrentan los efectos devastadores de las lluvias en una tragedia que, según el presidente Juan Manuel Santos, está rebosando la capacidad de atención del Estado.
 
La cifra de muertos a consecuencia de las lluvias ya llega a los 195, mientras la de damnificados a casi 1,6 millones, 241 han resultado heridas y 105 ha sido dadas por desaparecidas.

En total son 1.542.981 afectados que integran 323.930 familias de 675 de los más de 1.100 municipios de 28 de los 32 departamentos colombianos, según el Gobierno.

En el departamento de Atlántico, el rompimiento de un dique tiene a media región inundada. El canal del Dique contiene las aguas del río Magdalena, que por las lluvias se ha desbordado. Los albergues no dan abasto para tantos damnificados.
 
Por otra parte, el desbordamiento del caño de Soledad tiene inundados a por lo menos 10 barrios del municipio y las aguas ya se encuentran a tres calles de la iglesia central.
 
En Plato, departamento del Magdalena, unas 7 mil familias lo perdieron todo por culpa de las fuertes lluvias que no cesan.
 
Se presentan también emergencias en diferentes municipios del Magdalena Medio en donde se registran cerca de 30 mil damnificados por el desbordamiento del Río Magdalena.
 
Puerto Nare, Puerto Berrío, Yondó y sus corregimientos aledaños, se vieron afectados como consecuencia del incremento en casi dos metros del nivel normal del Río Magdalena en las últimas 24 horas.
 
En Quindío la situación no mejora. Centenares de campesinos del municipio de Pijao se enfrentan a constantes derrumbes que los tienen incomunicados con el casco urbano.
 
Situación similar viven habitantes de Calarcá, Salento y Génova, con vías destruidas e incomunicados por los estragos de las lluvias.
 
En Salento, los organismos de socorro se encuentran en alerta máxima por el aumento del caudal del río Boquia.
 
En el departamento de Santander, siete veredas del municipio de Sabana de Torres se encuentran bajo el agua por el desbordamiento del río Lebrija, que registra 60 centímetros por encima de su cuota de desbordamiento.
 
Con la creciente se afectó los cultivos y las regiones ganaderas, perdiendo también la producción de leche al no poderla sacar de la región porque las vías están colapsadas.
 
En el Valle del Cauca hasta el momento se registran 45 mil damnificados por el invierno. Algunas de estas personas han sido reubicadas por la pérdida total de sus viviendas. A lo largo de esta región se han afectado más de 2500 kilómetros de vías. Los municipios más afectados son Cartago, La Victoria, Sevilla y varias zonas de Cali, en las riberas del río Cauca. 
 
En Norte de Santander se presentan nuevas emergencias. En municipios como Bucarasica el invierno afectó seriamente el acueducto y taponaron las vías de acceso a la población. Más de cien familias afrontan una seria emergencia sanitaria. De los 40 municipios que conforman este departamento, 30 se han declarado en emergencia invernal.
 
En Santander se presentan problemas de movilidad en la Troncal del Magdalena por el desbordamiento del río Guayabito, en cercanías del municipio de Puerto Araujo. Además, dejó a 15 familias damnificadas.
 
En Antioquia la situación empeora. 97 de los 125 municipios del departamento están afectados por el invierno y los damnificados ascienden a 131 mil. A esto se suma la tragedia del alud en Bello, cuya cifra de víctimas sigue en aumento.
 
También en Antioquia, las localidades más perjudicadas por el impacto invernal y las anegaciones son las de las riberas de los ríos Cauca y Atrato.
 
En el Pacífico también es crítica la situación. 23 de los 30 municipios del Chocó están inundados debido al desbordamiento de los ríos San Juan, Atrato y Baudó.
 
En Cauca el temor por el desbordamiento de la represa de la Salvajina tiene en alerta a los municipios de Morales y Piendamó. Las lluvias no paran en Popayán y los barrios periféricos están inundados.
 
En Caldas las lluvias tienen al departamento incomunicado con el resto del país por desbordamientos en sus vías.
 
En Cundinamarca, municipios como Cota y Mosquera han visto desaparecer cultivos que albergaban millares de hectáreas, por el desbordamiento del río Bogotá, que deja a su paso damnificados y hace temer infecciones. Soacha también está afectado.
 
En la capital de la república, localidades como Suba, Fontibón, Ciudad Bolívar y Kennedy, entre otras, viven el drama de los deslizamientos y las inundaciones, a la vez que se ven aisladas por los efectos de la ola invernal sobre autopistas y calles.

Con información de EFE.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.