Lunes, 23 de enero de 2017

| 2010/07/22 00:00

Banco Mundial: 60 millones de nuevos pobres tras la crisis

La crisis de 2008 empujó a 10 millones de latinoamericanos a la pobreza, señaló el director de esta organización.

Banco Mundial: 60 millones de nuevos pobres tras la crisis

El director del Banco Mundial, Robert Zoellick, dijo, en México, que la crisis económica de 2008 había empujado a la pobreza a 60 millones de personas en todo el mundo. De ellas, 10 millones se encuentran en América Latina.

Zoellick partió reconociendo en su análisis que la recuperación económica mundial es frágil e incierta.

Sus declaraciones se produjeron en México, país donde se encontraba para firmar una serie de créditos a ese país por la cantidad de US$800 millones, con tasas de interés más favorables que las de los mercados financieros internacionales.

Zoellick expresó que su institución había otorgado préstamos a diversos países por un total de US$135.000 millones para paliar los efectos de la crisis económica.

Parámetros distintos
En el encuentro con Zoellick, el secretario de Hacienda de México, Ernesto Cordero, entregó sus propias cifras de nuevos pobres mexicanos tras la crisis desatada en 2008.

Cordero afirmó que la crisis de 1995 había dejado en México 15 millones de pobres adicionales, y que la crisis actual incorporaba a la pobreza a casi 6 millones de mexicanos.

Pero ello no significa que México aporte el 60% de esos nuevos pobres en América Latina.

Se trata de una disparidad de criterios para medir la pobreza. Mientras para el Banco Mundial sólo es extremadamente pobre aquella persona que vive con poco más de un dólar al día, en México se empieza a considerar pobreza extrema el vivir con US$2,85 al día.

Datos recabados en las últimas semanas aseguran que la economía de Estados Unidos no se está recuperando rápidamente, lo que tendrá un efecto negativo sobre América Latina y, en particular, sobre su vecino mexicano.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.