Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/11/2015 10:00:00 PM

Alex Char quiere volver

Sin rivales para la Alcaldía de Barranquilla, el heredero de los Char también le apuesta a la Gobernación y a extender su influencia en la región Caribe.

Sin haber lanzado aún su candidatura para las elecciones de octubre, Alejandro Char ya tiene el triunfo en el bolsillo para la Alcaldía de Barranquilla. Su ventaja en las encuestas es tan amplia, que ha disuadido a los demás grupos políticos del Atlántico a montarle competencia. Más aún, el vástago del grupo Olímpica no limita sus apuestas a La Arenosa y está ampliando su influencia mediante tres vías: llevar a un amigo a la Gobernación, impulsar aspirantes en otros departamentos del Caribe y exportar su ‘modelo’ de gobierno local a otras capitales.

A diferencia de sus antecesores -su padre Fuad y su hermano Arturo-, Álex construyó su fortaleza política desde los cargos ejecutivos y no desde el Congreso. Pasó por la Gobernación del Atlántico en 2003 durante nueve meses y luego, como alcalde de Barranquilla entre 2008 y 2011, se hizo célebre por su estilo cercano a los ciudadanos, por su responsabilidad en las finanzas y por sus énfasis en temas como la salud y la educación. La popularidad del alcalde Char alcanzó 97 por ciento y terminó el mandato con 91 por ciento, todo un récord. Este nivel de reconocimiento le permitió elegir como sucesora en 2011 a su secretaria de Hacienda, Elsa Noguera, con el 58 por ciento de los votos.

Aunque no exentos de polémica, los dos gobiernos son bien calificados por los barranquilleros. Por eso se considera que Char tiene segura la Alcaldía y que tiene cómo influir en la elección de gobernador. Y eso que, a pesar de su popularidad, su bloque político no es el más fuerte, en votos, en el departamento: los conservadores y La U lo superan. Pero si se juega por un aspirante propio, en alianza con los liberales, Char y su Cambio Radical harían moñona y romperían el acuerdo tácito de la Unidad Nacional para que un mismo partido no monopolice Gobernación y Alcaldía al mismo tiempo.

El nombre que más fuertemente suena hoy para asumir esa fórmula es el de Jaime Pumarejo. Funcionario de las dos administraciones Char y Noguera, Pumarejo es cercano a Cambio Radical y de familia con tradición liberal. “Por ahora si me lanzo será por el liberalismo en línea con Alex Char, pero falta esperar a la consulta interna para ver si soy o no candidato”, le dijo a SEMANA. Sin importar quién quede en el tarjetón de octubre, la capacidad de endoso de Char es tan fuerte que el escenario de una doble victoria Gobernación-Alcaldía es probable.

La intención de Alex Char de convertirse en un referente político no se reduce a buscar la moñona en el Atlántico. Incluye también extender su influencia en la costa, donde Cambio Radical no ha sido fuerte. En 2011 el partido del vicepresidente Germán Vargas Lleras solo ganó en la Gobernación de La Guajira y la Alcaldía de Barranquilla. De los 31 senadores de la bancada Caribe del Senado, solo tres son de Cambio Radical.

Parte de esa estrategia fue el apoyo de Alejandro Char a Dionisio Vélez, el hoy alcalde de Cartagena, y el papel que jugó el grupo político de Luis Miguel ‘el Mello’ Cotes, gobernador del Magdalena, para el buen desempeño electoral de Arturo Char en ese departamento en las elecciones parlamentarias pasadas. No sorprende que la brújula lleve a Álex a Magdalena, Bolívar y La Guajira. Los espacios en Sucre y Córdoba están ya copados por los caciques costeños de La U y el conservatismo en el Congreso.

A estas movidas políticas hay que sumar una influencia más sutil que Álex Char ha desplegado en la región Caribe. El exalcalde ha brindado asesoría técnica a varios mandatarios de ciudades costeñas. SEMANA consultó a los de Valledupar y Montería, Fredys Socarrás y Carlos Correa, quienes reconocieron el interés y la disposición de Char de compartir su experiencia de gobierno. La modernización tributaria, el fin de las concesiones y las iniciativas de salud son tres áreas de la gestión pública donde varios burgomaestres caribeños han aprendido de la experiencia barranquillera. “Char ayudó a que conociera buenas prácticas públicas y tecnologías que pude aplicar en Valledupar y que dieron importantes logros”, afirmó el alcalde Socarrás.

El ‘modelo’ de Barranquilla también se beneficia de la decisión del gobierno Santos de entregarle a la Vicepresidencia de la República el liderazgo en el manejo de los temas de vivienda e infraestructura. Mientras la ministra de Transporte, Natalia Abello, viene de la administración de Elsa Noguera, la atención de Germán Vargas a la costa es evidente. La expansión de los Char en el Caribe, así sea hoy más técnica que electoral, podría rendir réditos en una eventual candidatura presidencial de Vargas Lleras en 2018.

La influencia regional de los Char va más allá del conteo de las gobernaciones y capitales que gane Cambio Radical en octubre. En la última década varias ciudades caribeñas han experimentado cambios de gestión pública y política de salud cuyos antecedentes vienen de la experiencia de Barranquilla. Una segunda administración Char podría expandir esas iniciativas a otros departamentos e inclusive otras ciudades. A diferencia del tema electoral, estos acercamientos no requieren que los gobernantes pertenezcan a los mismos partidos.

Como tiene casi segura la victoria en Barranquilla y podría impulsar al nuevo gobernador del Atlántico, Alejandro Char podría llegar a controlar la cuarta ciudad y la cuarta economía regional. Y de esa manera intentaría crecer en la política, con una estrategia diferente a la que tradicionalmente ha triunfado en la costa. Una que no se limita a la maquinaria sino que incluye liderazgo técnico. La figura de Alex Char no es común en su tierra. O al menos, eso es lo que tratará de mostrar en el proceso electoral de este año.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.