Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/3/2005 12:00:00 AM

Batalla de opiniones

'Hora 20', programa de 'Caracol', busca demostrar que la radio no solamente sirve para registrar noticias, y que el debate y la opinión sí tienen audiencia en la noche.

¿Un programa de análisis a las 8 de la noche? La idea parecería absurda, o excesivamente audaz, en un país encantado con las telenovelas y los realities. Peor aun en la radio, pues los hábitos de la audiencia se concentran en escuchar radio en la mañana y acudir a la pantalla chica en la noche. Sin embargo, Hora 20, el espacio de opinión e información de Caracol radio que dirige Néstor Morales, se jugó esta carta desde hace ocho meses. Y ha colonizado un segmento de los estratos altos y de los líderes de opinión del país. Tras la compra que el Grupo Prisa hizo de Caracol empezó un proceso para crear emisoras o franjas gemelas a las que tiene en España en la Cadena Ser. Después de crear el servicio informativo en la cadena básica, que acaba de cumplir un año, quiso introducir La Tertulia, un espacio en el que varios invitados de reconocida trayectoria debaten temas de actualidad. Prisa trató de impulsar este espacio dentro del programa 6 a.m. - Hoy por Hoy, que dirige Darío Arizmendi pero, tras algunos intentos, llegó a la conclusión de que el rápido acontecer de los hechos en Colombia y la forma ágil de informar podían hacer muy pesado el programa y darle una ventaja a la competencia. Además, la audiencia colombiana no tiene una cultura tan abierta, como la española, a la discusión franca. Fue así como se lanzó Hora 20, con la expectativa de calar especialmente en Bogotá, donde una parte importante de la población va rumbo a sus casas o está en medio del trancón. La idea era crear un espacio entre las 8 y las 10 de la noche, en el que en la primera media hora se ampliaran las noticias del día, y en el tiempo restante, un grupo de expertos los analizara. La jugada era audaz. Tumbar -o postergar- programas deportivos que llevaban años, para enfrentar a uribistas con la oposición, izquierda y derecha, liberales y conservadores, beneficiarios y contradictores del TLC, partidarios y enemigos del proceso con las AUC... Voces, además, provenientes de grupos tan disímiles como la academia, la política y el periodismo. El entonces director de la radio hablada en Colombia del Grupo Prisa, Rafael Manzano, llamó a finales del año pasado a Néstor Morales para que diseñara y liderara el programa. Morales, además de tener una larga trayectoria en la radio y la televisión, venía de recuperar la franja informativa de los fines de semana de Caracol básica. En su corta vida le ha ido bien. Pero ha tenido que echar mano de dotes de diplomático y conciliador para apaciguar los ánimos y mantener la cordura. Por la moderna cabina han pasado, y compartido, voces de polemistas tan radicales como Germán Vargas Lleras (fue a la salida del programa que le hicieron el atentado el lunes de la semana pasada), Ramiro Bejarano, Alfonso Gómez Méndez, María Jimena Duzán, Salud Hernández, José Obdulio Gaviria, Hernando Corral y Rafael Nieto. Algunos de ellos, por su enemistad personal, habían dejado de verse o hablarse. También asisten analistas más reposados, como Marta Lucía Ramírez, Fernando Cepeda, Juan Camilo Restrepo y Juan Lozano. Su director procura que la composición de la mesa, cada noche, tenga equilibrio político. Pero ha recibido quejas: el asesor presidencial José Obdulio Gaviria llegó a decir que el espacio se debía titular 'Cuatro-Uno', porque la defensa del oficialismo siempre estaba en supuesta desventaja. Morales dice que la gente ya sabe lo que es Hora 20 y es tiempo de que deje de ser un experimento y se consolide como el programa de opinión más importante de la radio, más aun cuando en el país avecinan decisiones tan grandes como la reelección, la ley de garantías, el fallo sobre el aborto y las elecciones del próximo año. "Esto permitirá ganar en audiencia y descubrir nuevas voces y opiniones, ojalá de las regiones" Hora 20 pretende demostrar que se puede discutir entre adversarios, con altura y hasta equilibrio, que se puede colonizar la audiencia de la noche, y que la radio no solamente es un medio eficaz para registrar noticias. Una apuesta audaz.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1844

PORTADA

Francisco superstar

La esperada visita del papa a Colombia tiene tres dimensiones: una religiosa, una política y otra social. ¿Qué puede esperarse de la peregrinación del sumo pontífice?