Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/3/2015 9:50:00 PM

Dólar pone contra las cuerdas a becarios de Colfuturo

Un grupo de casi mil jóvenes que fueron a estudiar al exterior con un Crédito Beca se ve afectado por la creciente tasa de cambio.

Estudiar fuera del país es el sueño de más de un colombiano. Evidentemente, es la oportunidad no sólo de buscar una excelente formación, sino también de conocer otros lugares del mundo y lograr una mejor hoja de vida.

Johnny Tascón es uno de ellos. En el 2011, este arquitecto de 35 años se fue a Holanda a realizar una maestría en Urbanismo como beneficiario del programa de Crédito Beca que ofrece Colfuturo, entidad que apoya a los colombianos que quieren hacer posgrados en universidades en el exterior.

El programa consiste en que Colfuturo presta hasta 50.000 dólares a cada beneficiario para que financie sus estudios. Aunque la deuda es grande, la organización les da la opción a los estudiantes de que regresen al país para que les sea condonado el 50 %.

La propuesta de esa media beca es más que tentadora. Así, el 78 % de los profesionales que han ido a cursar estudios de posgrado han regresado al país. Como Johnny, quien en el 2013 terminó su maestría y volvió a Bogotá.

Pero aunque estas personas llegan con la esperanza cancelar rápidamente lo que deben, el alza del dólar los ha puesto contra las cuerdas. ¿Por qué? Porque los deudores deben cancelar los montos en dólares y no en pesos. Esa es una de las condiciones.

“Cuando yo me fui a estudiar a España en el 2013 el dólar máximo llegaba a 2.000 pesos, ahora está casi en 2.700. Mi deuda se incrementó casi en 10 millones de pesos”, contó Andrea, una beneficiaria que realizó su especialización en relaciones públicas.

Édgar Arenas está en la misma situación. Entre el 2010 y el 2012, este ginecólogo se fue a Inglaterra a realizar una especialización en Medicina Fetal. Cuando regresó en el 2013 empezó a cancelar mensualmente 700.000 pesos. Ahora, cancela más de un millón.

Johnny, el arquitecto, debe pagar cuotas de más de 500 dólares, es decir, cerca de 1,5 millones de pesos. En este momento no tiene un trabajo fijo y, además, le toca mantener a su hija de seis meses.

Ellos son sólo unos ejemplos, pues son cerca de 1.000 beneficiarios de toda Colombia están en la misma situación y se reunieron para pedir a Colfuturo una solución ante la subida del dólar.

Aunque no se niegan a pagar las cuotas y asumir la responsabilidad del crédito, aseguran que actualmente se están viendo en dificultades para cancelar, pues las deudas se incrementaron hasta en 40 %.

El director de Colfuturo, Jerónimo Castro, habló con Semana.com y aseguró que aunque conoce muy bien la situación de los jóvenes, la entidad no puede asumir la responsabilidad de pagar el dinero.

“Cuando una persona ingresa al crédito sabe que el desembolso y el pago del dinero es en dólares. Se deben asumir los riesgos. Colfuturo no puede hacerse cargo de las deudas porque serían las nuevas generaciones las que se verían afectadas, ya que con ese dinero es que damos nuevos créditos”

El grupo de beneficiarios envió una carta a la organización manifestando que “este es el momento adecuado para evaluar nuevas alternativas acerca de la política de pago de créditos de Colfuturo”.

Para eso proponen, entre otras cosas, que se establezca una tasa fija de cambio, crear un segundo período de gracia (pues normalmente tienen un solo año libre de pago), extender el plazo de cancelación de la deuda o fijar un plan de pagos en pesos colombianos.

Sin embargo, la junta de Colfuturo considera que la mejor solución es que los beneficiarios cancelen sus obligaciones con préstamos de los bancos y así convierten sus deudas en pesos colombianos.

“Estamos hablando con todas las entidades bancarias para ver cuál ofrece mejores tasas de interés y mejores plazos. La idea es que los jóvenes salgan favorecidos”, dijo Castro.

La idea no convence mucho al grupo de beneficiarios, pues de todos modos tendrán que cancelar un valor mayor del que tenían pensado cuando decidieron irse a estudiar un posgrado.

Llegar a un acuerdo será muy difícil. Aunque es claro que Colfuturo dejó claras las reglas del juego desde el principio, también es innegable la difícil situación que viven muchos de estos jóvenes.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.