Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/16/2017 6:47:00 PM

El hombre que citaba a sus víctimas por Facebook para abusar de ellas

En Barranquilla, un expolicia prometía trabajo a jóvenes mujeres para la temporada de vacaciones y posteriormente las llevaba a lugares apartados para violarlas. Ya había pagado siete años de prisión por el delito de acceso carnal violento.

Un tatuaje. Esa fue la clave para que las autoridades dieran con el paradero de un expolicía que estaría relacionado con varios casos de abuso sexual y asesinato a mujeres en Barranquilla.

El hombre en cuestión es Levith Rúa Rodríguez, un exoficial de la Policía de 30 años. Su nombre ya figuraba en la base de datos de las autoridades, pues en días anteriores había estado en la Unidad de Reacción Inmediata para hablar con un fiscal sobre Gabriela Romero, una estudiante del Sena que estaba desaparecida desde el 24 de noviembre.

En contexto: ¿Qué impacto puede tener un fallo judicial que permite la violación de las mujeres?

Rúa había sido citado porque la Policía evidenció que había mantenido contacto con Romero días antes de su desaparición. Sin embargo, fue dejado en libertad tras confesar que sí había estado con ella, pero después de un rato la joven “se marchó”.

Pero la investigación siguió su curso. El fiscal había grabado la entrevista con Rúa en video y una semana después llegó a la URI una denuncia, esta vez por abuso sexual a una menor de edad de origen venezolano. En el marco del proceso, la Fiscalía mostró el video de Rúa a la joven y ella lo reconoció por un tatuaje en el brazo.

De acuerdo con el testimonio entregado al ente investigador por la joven, el hombre la habría citado en una plazoleta de comidas en el centro de la ciudad y luego la llevó a una zona remota de Malambo. Allí habría sido violada.

Tras el abuso, el hombre le habría dado 2.000 pesos a la joven, quien al llegar a su domicilio avisó a sus familiares sobre lo ocurrido. Al acudir a las autoridades reconoció a Rúa por tener tatuado en el brazo el nombre "Sara Valentina" y por un rosario que también llevaba puesto el día del ataque. Ella indicó el lugar a donde el hombre la habría llevado y las autoridades fueron allá para buscar material probatorio. Allí se encontraron con otra sorpresa: estaba el cuerpo decapitado de Gabriela, la estudiante del Sena.

La ‘Bestia del Matadero‘

Tras la denuncia de la joven venezolana, se conoció que este no era el único caso. Varias mujeres afirmaron que Rúa había sido el hombre que las habría abusado y afirmaron que el modus operandi era siempre el mismo.

De hecho, durante una rueda de prensa realizada esta mañana en la Fiscalía de Barranquilla, la directora de esa entidad en el Atlántico, Ángela Bedoya, informó que Levith Rúa habría abusado de otras 9 o 10 mujeres aparte de Gabriela Romero y la menor venezolana.

En declaraciones citadas por el diario El Heraldo, Bedoya afirmó que “es una persona que los estudios que hemos realizado se ha llegado a estimar con un perfil de un asaltador sexual en serie que afecta no solo en Barranquilla y Soledad sino también en Valledupar, en donde se han establecido varias situaciones en las que venía afectando a mujeres de 15, 16, 17 y 18 años”.

Le recomendamos: Especial: ¿Por qué aparece una misma arma en diferentes homicidios a lo largo del país?

Al parecer, Rúa citaba a las jóvenes vía Facebook bajo la promesa de ayudarles a conseguir un trabajo de temporada. El exoficial acordaba una reunión en un lugar concurrido, normalmente la plazoleta de un centro comercial, y luego de la charla las llevaba a Malambo para abusar de ellas. De hecho, Rúa fue capturado el jueves por las autoridades en el mismo lugar en el que se reunió con la joven venezolana y cobijado con medida de aseguramiento en la cárcel Modelo de Barranquilla..

El exoficial ya había pagado una condena de siete años por violar a una mujer en Valledupar. “Tenemos que decir que fue policía y que perdió su puesto en 2010 porque fue condenado en Valledupar por un delito sexual, por una violación y un asalto a una dama, a quien afectó física, moral y sexualmente. Salió de la cárcel en mayo de 2017 por cumplir esa pena y desde allí viene atacando a las mujeres del Atlántico”, explicó Bedoya.

La directora seccional de Fiscalías informó que a Rúa le serán imputados los delitos de desaparición forzada y homicidio agravado, al tiempo que dijo que están a la espera de los resultados de Medicina Legal para establecer si también se está frente a un delito sexual. De ser hallado culpable de los delitos imputados, Rúa Rodríguez podría enfrentar una pena de prisión de 60 años, la máxima condena en el país.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1861

PORTADA

Prieto en la mira

La imputación de cargos al exgerente de la campaña de Santos sorprendió. Pero esta no tiene que ver con el escándalo de Odebrecht ni con la financiación de las campañas. ¿Por qué?