Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/13/2006 12:00:00 AM

‘Bloody Mary’

Utilizando la fachada de benefactora, una mujer creó una macabra red para asesinar a 50 indigentes y cobrar seguros de vida.

María Betina Sánchez Puentes era para muchos una mujer bondadosa. De aquellas que se preocupan por los menos favorecidos y que, sin dudarlo, se quitan el pan de la boca para dárselo a los necesitados. Esa era la imagen que durante años creó, pero la realidad no podía ser más diferente. Conocida como 'La Dama', Sánchez resultó ser la jefe de una estructurada empresa criminal, cuyo objetivo era cobrar millonarias pólizas de seguros de vida. Para ello, asesinó a varios indigentes de Bogotá.

La macabra estrategia, de la que también participaron dos hombres, consistía en recorrer las calles bogotanas buscando a indigentes ante quienes se presentaban como personas caritativas interesadas en ofrecerles una nueva vida. 'La Dama' y sus cómplices les prometían comida, ropa, vivienda, empleo y, en general, una vida digna. La propuesta era tentadora. "Los escogían jóvenes, ojalá con algún nivel de estudio y luego se los llevaban para Buenaventura, supuestamente la ciudad donde iniciarían una nueva vida", dijo a SEMANA uno de los investigadores del DAS que durante más de un año le siguió la pista a la banda.

Una vez convencían a los indigentes de recibir la ayuda caritativa, los trasladaban a Buenaventura, en donde se suponía que las personas de la calle comenzarían una nueva vida. En el puerto vallecaucano los hospedaban en una casa, les daban comida y ropa. A los pocos días de llegar, y tras ganarse la confianza de los indigentes, 'La Dama' y sus compinches les hacían diligenciar y firmar varios documentos con el argumento de que eran necesarios para poder conseguir recursos económicos que garantizaran la alimentación y la vivienda. La banda también les ayudaba a conseguir nuevos documentos de identidad. Sin dudar, los indigentes firmaban cuanto papel les presentaban, ya que la bondadosa 'Dama' los había rescatado de la calle.

Los documentos en realidad no eran más que seguros de vida por cifras que oscilaban entre los 80 y los 120 millones de pesos. Ese papel, aparentemente inofensivo, era en realidad una sentencia de muerte.

De acuerdo con el voluminoso expediente de la investigación adelantada por el DAS y la Fiscalía, después de que los seguros de vida eran entregados a las compañías aseguradoras, 'La Dama' y sus compinches alimentaban, vestían y cuidaban de sus víctimas durante cuatro a cinco meses. Pasado ese tiempo, los asesinaban a golpes, puñaladas o disparos. Una vez aparecían los cadáveres en diferentes lugares de Buenaventura, 'La Dama' o sus cómplices acudían con los certificados de defunción ante las compañías para cobrar el seguro del cual, obviamente, alguno de los miembros de la banda aparecía como único beneficiario.

Una de las últimas víctimas de esta banda fue César Mayorca, cuyo cuerpo fue hallado a finales del año pasado flotando en el río Dagua, en Buenaventura. De acuerdo con las pesquisas, Mayorca deambuló durante muchos años en las calles de Bogotá, y en junio de 2005 había llegado al puerto, 'protegido' por 'La Dama'. Ella misma cobró hace pocos meses el seguro por 100 millones de pesos. De acuerdo con las autoridades, esta banda estaba dedicada a esa macabra actividad desde 1995 y fue responsable de la muerte de más de 50 indigentes.

La investigación comenzó en 1996. Durante varios años, el caso quedó sepultado en los anaqueles judiciales. Por fin, en 2001, el juez tercero penal de Buenaventura lo desempolvó, consiguió identificar a los miembros de la banda y dictó ordenes de captura contra 'La Dama' y sus compinches. Sólo uno de ellos, Reinaldo Riasco, fue capturado y desde hace tres años purga una condena de 30 años por homicidio, en la cárcel La Modelo de Bogotá. A pesar de saber que fue condenada en ausencia a 30 años, de prisión, 'La Dama' continuó con su macabro negocio ilegal. En Buenaventura siguieron apareciendo cadáveres de indigentes. Frente a esta situación, hace un año detectives del DAS recibieron la misión de 'cazar' a la asesina y a su cómplice.

Durante meses la buscaron en Buenaventura y otros municipios del Valle. A finales del año pasado la ubicaron en Bogotá, pero se les escapó. Los detectives optaron entonces por mantener una vigilancia permanente sobre la familia de la asesina en Neiva, así como sobre el aeropuerto y las principales vías de la ciudad. Durante semanas esperaron pacientemente a que 'La Dama' apareciera en la capital de Huila. Hace dos semanas la homicida fue arrestada por los detectives en el aeropuerto Benito Salas, de Neiva. Aunque aún está libre el último de los miembros de la red, 'La Dama' de la muerte finalmente está tras las rejas.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1832

PORTADA

El fantasma del castrochavismo

La mitad del país cree que Colombia está en peligro de convertirse en la próxima Venezuela. ¿Cuáles son las posibilidades reales de que eso suceda?