Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/29/2017 3:46:00 PM

Bautizan al 'bocadillo veleño' para evitar su plagio

El dulce de guayaba envuelto en hoja de bijao ya tiene una marca de origen. Es el producto número 27 en Colombia que queda protegido contra los piratas.

A comienzos del 2013, cuando entraron al mercado colombiano imitaciones de sobreros vueltiaos de fabricación china, la Superintendenica de Industria y Comercio prohibió de inmediato su comercialización argumentando que este es un producto que cuenta con las protecciones de marca colectiva y sombreros que no tengan la etiqueta de originales son considerados como chiviados en las calles del país. 

Este seguro ya lo tienen 27 productos en Colombia y funciona como una especie de marquilla que solo se le concede a quienes llenen los requisitos para certificar que su producto tiene la calidad y las características específicas propias de su lugar de origen. Además, deben certificar que cuentan con la forma tradicional de producirlo por parte de sus habitantes. 

Esta marquilla -que implica que nadie podrá usar estas denominaciones para identificar productos de similares características- es la que llevará de ahora en adelante el bocadillo veleño. El tradicional dulce santandereano se unió a las otras denominaciones de origen que protegen la producción de productos colombianos: junto al sombrero vueltiao, también están los aguadeños, los de Suaza o Sandoná. También existe tal denominación para las ‘tejedurías Wayuú‘ que agrupa el tejido que tienen las mochilas producidas por las comunidades indígenas de La Guajira; y que también llevan diferentes tipos de café producidos en diferentes zonas del país. 

El bautizo que le dio la Superindustria al "veleño" impedirá que piratas puedan usar en productos chiviados esta denominación, ya que solo le corresponde a los bocadillos que por excelencia tienen su centro de producción en cinco municipios de Colombia: Vélez, Puente Nacional, Barbosa, Guavatá y Moniquirá. 

Es función también de la Superintendencia delegar en aquellas entidades públicas o privadas la correcta administración de la denominación, y para ello debe evaluar qué entidad puede tener la suficiente representatividad de sus beneficiarios y la capacidad técnica para adelantar todas las funciones de control.

En el caso de los bocadillos fue designada como autoridad competente la Federación de Empresarios de la Cadena Productiva del bocadillo Veleño (Fedeveleños), que de ahora en adelante deberá autorizar el uso de la denominación a productores que distribuyan que produzcan y distribuyan el verdadero bocadillo veleño. 

De esta manera, quienes quieran usar la marca deben solicitar la correspondiente autorización que demostrará que su producto proviene de la zona original y que cumple con los requisitos de calidad. En Colombia el libre mercado tiene reglas, y esta medida que apunta a proteger la propiedad intelectual, cada vez tiene más marcas cobijadas con el sello de exclusividad. 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.