Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2016/09/09 20:34

Una de cada cinco vallas en Bogotá es ilegal

La administración de Enrique Peñalosa inició un proceso para retirar esos elementos, que no sólo generan contaminación visual, también ponen en riesgo la vida de los ciudadanos.

En Bogotá existen alrededor de 1.050 vallas publicitarias. Foto: Secretaría de Ambiente

En Bogotá existen alrededor de 1.050 vallas publicitarias tubulares que se han ubicado sin un control eficiente en la ciudad. Según cálculos de la Secretaría de Ambiente (SDA), al menos el 20 % no reúne los requisitos legales.  
 
Desde su llegada al Palacio Liévano, Enrique Peñalosa ordenó descontaminar visualmente la ciudad: pasacalles, pancartas y avisos de papel pegados en muros y estructuras como puentes vehiculares y peatonales fueron retirados. Ahora la administración está empeñada en que se desmonten las vallas tubulares cuyo retiro es más complejo y costoso.   
 
Las vallas se encuentran dentro de inmuebles y el retiro de las mismas se debe realizar con maquinaria especializada como grúas de carga.
 
Los expertos han calculado que el costo de despiece de una valla tubular alcanza los 40 millones de pesos, monto que deben pagar los dueños de estas empresas publicitarias.
 
En lo que va corrido del 2016, la SDA ha iniciado 78 procesos sancionatorios a empresas que de manera ilegal instalaron estas vallas, y que ahora enfrentan procesos y multas que pueden alcanzar los 3.500 millones de pesos.  
 
Las autoridades han encontrado que las vallas no cumplen la normatividad. Por ejemplo, son instaladas en medio de cubiertas, una situación que genera riesgo para las personas que habitan debajo.
 
También son ubicadas en zonas de patrimonio, no tienen los permisos establecidos o se colocan a menos de 160 metros de distancia de otras de estas estructuras.    
 
La orden del alcalde Peñalosa es clara, desmontar todas las vallas ilegales. Ante ese mandato la Secretaría se ha impuesto la meta de retirar una valla a la semana. Una tarea dispendiosa por el número y el tiempo que tardan los procesos jurídicos que se deben adelantar y que pueden tomar entre nueve y 12 meses.
 
En varios de los casos que se estudian, la Secretaría ha encontrado que al parecer existe falsedad en los permisos. El director de control ambiental de la SDA, Óscar López, le dijo a Semana.com que “esta es una iniciativa de esta Alcaldía que decidió intervenir, no vamos a descansar hasta que no se quiten las vallas ilegales”.    
 
Aunque la responsabilidad recae en principio en los dueños de las empresas publicitarias, los propietarios de los terrenos también pueden ser sancionados.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.