Miércoles, 22 de octubre de 2014

| 2011/12/13 00:00

Bogotá: así se entregan las ayudas en Bosa y Kennedy

Hasta este martes el censo oficial registra más de 45.000 afectados por las inundaciones. Mientras aumentan las zonas de afectación libres de agua, los damnificados reciben subsidios, bonos de emergencia y equipos de aseo.

Entrega de ayudas a los damnificados por las inundaciones en Bosa y Kennedy, en el suroccidente de Bogotá. Foto: Cortesía. Alcaldía de Bogotá.

La breve tregua de las lluvias de este fin de semana pasado permitió el descenso de los niveles de las inundaciones en las localidades de Bosa y Kennedy, al suroccidente de Bogotá.
 
Además del cese en las precipitaciones de estos últimos días, la situación mejoró por efecto de unas descargas controladas de aguas del río Bogotá sobre predios rurales de los alrededores, a través de boquetes que fueron abiertos el pasado viernes.
 
Mientras aumentan las zonas de afectación libres de agua y se inician las labores de descontaminación y desinfección de los predios, las autoridades entregan las ayudas a los afectados.
 
Este lunes, el Fondo de Prevención y Atención de Emergencias (FOPAE) informó que en Kennedy, cerca del 50 por ciento de las viviendas afectadas, principalmente en Patio Bonito, en el sector de Bella Vista, comenzó a recuperar las condiciones de habitabilidad.
 
Por su parte, Leonardo Rodríguez, subsecretario de Integración Social del Distrito, en diálogo con Semana.com, asegura que en Bosa, la mayoría de las viviendas ya no están anegadas y que las inundaciones más altas en los espacios comunes de los conjuntos residenciales no sobrepasan los 20 centímetros.
 
Tanto en Kennedy como en Bosa, la secretaría de Integración Social realizó un censo de damnificados y un posterior registro poblacional verificado por los líderes comunitarios con el fin de evitar falsos afectados.
 
La identificación de los afectados es un paso obligatorio para la entrega de los subsidios prometidos por los gobiernos nacional y distrital.
 
En Bosa, Rodríguez explicó que hasta este martes se han registrado 14.000 familias afectadas.
 
"El pánico de la emergencia ha bajado mucho. Hemos tenido la posibilidad de que disminuya el flujo de los canales del Río Bogotá", señaló el funcionario.
 
El censo de las familias damnificadas por las inundaciones se hizo a través de dos formas: la primera identificación se realizó por medio de las administraciones de los conjuntos residenciales y los líderes de las comunidades, quienes se encargaron de dar esta información a las autoridades distritales.
 
La segunda forma de identificación consistió en censar casa por casa, para saber cuál era el tipo de afectación y cuántas eran las personas que resultaron perjudicadas.
 
Una vez se entregue el censo oficial, que hasta ahora va avanzado en 90 por ciento, el FOPAE entregará el certificado de afectación a los habitantes.
 
Las tareas en las zonas de emergencia incluyen la entrega de asistencia humanitaria a las comunidades evacuadas, que reciben juegos de aseo, cocina y otros elementos indispensables para pasar el día o la noche fuera de sus viviendas.
 
Entre las ayudas que reciben los afectados están el bono de consumo por 132.800 pesos, el cual tiene un mes de vigencia y se puede redimir en cualquier Carrefour de la ciudad.
 
Los afectados por las lluvias que se encuentren en el censo también podrán recibir el beneficio que el Gobierno ha ofrecido por1.500.000 pesos, que será entregado antes del 24 de diciembre.
 
Otro beneficio es un apoyo para arriendo del Distrito que está bajo la coordinación del FOPAE, que entrega un subsidio de arriendo a cada hogar por un valor de 550.000 pesos.
 
Según el director de Emergencias de Bogotá, Guillermo Escobar, en cuanto se termine el censo de los damnificados, se entregarán las ayudas económicas prometidas por el Gobierno.
 
De acuerdo con el comunicado difundido este lunes por el FOPAE, se han entregado 69.447 desayunos, almuerzos, comidas y refrigerios. Hay dos puntos de hidratación, 11.970 vacunas aplicadas, 28 carrotanques de agua, 71 baños portátiles, 76 arriendos entregados, 4.699 excusas laborales y 9.700 bonos de consumo entregados.
 
En cuanto a los servicios públicos, las viviendas que ya estén habitables y que no tengan tanques subterráneos,  ya pueden consumir el agua.
 
Finalmente, frente a la atención en salud y la prevención de enfermedades ante el represamiento de las aguas, el secretario de Salud del Distrito, Jorge Bernal, aseguró que unos siete hospitales del occidente de la capital están comprometidos con esta labor. Agregó que se adelanta una campaña de vacunación en las localidades de Kennedy y Bosa, y una fumigación de prados y lotes para evitar roedores y otros animales.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×