Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/2/2016 4:39:00 PM

Bogotanos no han reclamado 357.000 documentos de identidad

En la Registraduría existe preocupación porque en las sedes ya no hay espacio para almacenar cédulas y tarjetas de identidad.

A los anaqueles de las 23 registradurías auxiliares de Bogotá no les cabe un documento más. Los capitalinos han dejado de reclamar alrededor 357.00 células y tarjetas de identidad: 221.000 y 136.000 (respectivamente).  

Ante eso, la Registraduría Nacional lanzó una alerta para que los capitalinos se acerquen a las 23 sedes auxiliares de la entidad a reclamar los documentos.

La preocupación no es para menos. La Registraduría ubicada en la localidad de Teusaquillo tiene el mayor número de documentos. Entre las gavetas hay 37.811 identificaciones, de las cuales 29.045 corresponden a cédulas de ciudadanía y 8.766 a tarjetas de identidad.

Este no es un fenómeno nuevo, desde el año 2008 empezó una tendencia en la que los ciudadanos no reclaman los documentos. Desde ese año, 19.359 identificaciones no han sido recogidos por sus titulares, 44.683 están desde 2009 y en 2015, el número llegó a 69.143 colombianos que no acudieron a terminar el proceso.

“Estos tres años son en los que más documentos de identidad se quedaron sin ser reclamados por los colombianos, es decir, que gran cantidad de documentos de identidad llevan alrededor de ocho años reposando en los archivos de la entidad”, se lee en un reporte de la entidad.

El registrador distrital del Estado Civil, Jaime Hernando Suárez, manifestó su inquietud por el tema, “ya no tenemos dónde guardar todos estos documentos de identidad, hago un llamo a que los recojan”.

Aparte del descuido, existen otras razones para que no se reclamen los documentos, entre ellas, que los colombianos que pierden su cédula la sacan rápidamente, luego encuentran el documento extraviado y no reclaman el nuevo. Esto es un error porque la vieja cédula no tiene validez.   

Otra de las preocupaciones es que la Registraduría no está exenta de un robo por lo que estos documentos podrían terminar en manos inescrupulosas. 

La idea es que las familias se acerquen con los menores para reclamar los documentos en esta época de vacaciones. En el ente recordaron que no es necesaria una cita y se puede hacer por parte de terceros mientras entreguen un poder escrito y las huellas.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1844

PORTADA

Francisco superstar

La esperada visita del papa a Colombia tiene tres dimensiones: una religiosa, una política y otra social. ¿Qué puede esperarse de la peregrinación del sumo pontífice?