Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/6/2016 2:53:00 PM

Las decisiones urgentes que deberá tomar Peñalosa

El alza en la tarifa de Transmilenio y el pico y placa están entre los temas prioritarios.

Antes de que termine el mes de enero el alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa y sus secretarios de gabinete y directores de entidades tomarán varias decisiones claves para la ciudad.

La primera de ellas tiene que ver con el eventual aumento del pasaje de Transmilenio, que la administración del exalcalde Gustavo Petro no tomó. Peñalosa y su equipo analizan una propuesta de tarifa cuyo anuncio se daría a conocer antes de 15 días.

“Estamos estudiando lo que hay que hacer (…) tenemos una responsabilidad fiscal”, dijo Peñalosa quien dejó entrever que podría existir un aumento. El anterior gerente de Transmilenio presupuestó que el pasaje podría incrementarse entre 100 y 200 pesos.

A la par de esta decisión, el mandatario capitalino planteó una reestructuración de Transmilenio en la que se ha pensado en cambios de rutas, nuevos torniquetes para evitar los ‘colados’ y restricciones a las ventas ambulantes en las estaciones.  

En los próximos días, el equipo de técnicos en movilidad también analizará los diseños de la construcción de Transmilenio por la Avenida Boyacá. Peñalosa consideró que los estudios fueron hechos sin el grado de detalle exigido. “Esa es una prioridad para nosotros”.   

Otro de los temas pendientes es el cambio de pico y placa para los vehículos particulares. La Administración Distrital está estudiando la posibilidad de hacer ajustes a esa medida. Según el alcalde, se podrían aplicar “algunos ensayos como planteé en campaña, distintos al día sin carro”. Por ahora está descartado que la restricción numérica de la placa sea modificada.

Dentro de las prioridades de la administración de los primeros días de gobierno está un plan para sacar vendedores ambulantes en ejes críticos como la Avenida Jimenez y la Avenida Chile.

En diálogo con periodistas en la alcaldía, el mandatario aclaró que estos comerciantes ambulantes podrán ejercer su labor cuando vendan productos para consumir en la calle: dulces o helados. Por eso, vendedores de ropa o alimentos perecederos saldrán de algunos de los andenes de la capital.   

En seguridad la estrategia es atacar las llamadas “zonas calientes”. El alcalde anunció este martes una central de control que estaría lista antes de que termine el mandato. Por ahora está planeado atender poco más de 750 cuadras en las cuales se mueve la criminalidad.

Los bogotanos están a la expectativa de las decisiones que tome el alcalde, quien prometió que en los primeros 100 días la Administración Distrital daría un giro radical.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.