Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 2015/08/17 20:00

Controversia por prohibición de perros en cerros orientales

El Acueducto de Bogotá tomó la decisión de prohibir las mascotas y piensa mantenerla hasta que haya un uso responsable en la zona.

Los caminantes han pedido que les dejen llevar sus mascotas. Foto: Archivo particular.

Una verdadera controversia se ha gestado por la decisión de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá de impedir el paso a perros en un sector de los cerros orientales cercano a la quebrada La Vieja, calle 67 con quinta.

Las críticas vienen incluso de la concejala de la Alianza Verde María Fernanda Rojas, quien ha sido una defensora para que no se construyan más edificios en esta zona.

La medida se tomó luego de que la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR) le entregó un informe al Acueducto en el cual dejó en evidencia la falta de acciones para mitigar los impactos que causan las mascotas.

El informe advirtió que no existía un control de los perros y de las heces que dejaban. Por si fuera poco, los perros sin correa interactúan con el entorno y asustan a las aves, lo que en últimas afecta su hábitat natural. Además el lugar se convirtió en zona de paseadores de perros.   

Luego de que el Acueducto tomó la decisión de restringir el paso de estos animales desde el primero de agosto, algunas organizaciones protestaron y ahora piden que se eche para atrás la medida.   

La propia concejala Rojas ha liderado la campaña para que el Acueducto explique y entregue los informes que no permiten que ingresen los caninos. Para ella, no es clara la razón por la cual se tomó esa decisión. “Lo mejor es hacer una pedagogía y permitir el acceso y luego tener un período prueba para evaluar el tema. Una prohibición no enseña”.

Lo cierto es que este es un problema de vieja data. Es más, los voceros de Amigos de la Montaña se dieron a la tarea de hacer pedagogía y citaron a una reunión con propietarios de animales, pero en esa oportunidad sólo fue una dueña.

“Acatamos lo que decidan la CAR y el Acueducto, los invitamos a hacer una contrapropuesta de tenencia responsable, pero para ello los propietarios de perros deben unirse”, dijo uno de los integrantes de amigos de la montaña, Camilo Reales.

Por ahora, la respuesta del Acueducto es que la medida se va a mantener mientras no exista un uso responsable este sendero que entre otras características, es el único en el que suben mascotas.  

“La gente hizo caso omiso de la invitación, por eso se tomó la medida que se puede reevaluar si existen compromisos y actas firmadas por cada dueño de mascota en la que se comprometan a no afectar el entorno”, dijo el coordinador ambiental de la dirección de abastecimiento del Acueducto, Carlos Bello.    

La medida podría afectar la protección de los cerros, ya que muchos de los propietarios de mascotas han sido defensores de este entorno, pero el descontrol de las mascotas también podría ocasionar una afectación profunda.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.