Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/13/2015 12:00:00 PM

La denuncia del padre del menor muerto por intoxicación en colegio distrital

Mientras se investigan los hechos en los que un niño murió y otros 19 resultaron intoxicados en la IED Marco Fidel Suarez, se habla de que una presunta negligencia incidió en el fallecimiento.

Si bien ya se sabe, en principio, qué fue lo que ocurrió el fatídico martes de esta semana en el colegio distrital Marco Fidel Suárez, en el sur de Bogotá, donde un niño murió y otros 19 menores resultaron intoxicados por inhalación de sustancias tóxicas en presunto concurso con consumo de estupefacientes, todavía hay cabos sueltos. 

La muerte de Isaac Sánchez, de 14 años de edad, todavía está rodeada de un manto de dudas. Se sabe que el grupo de jóvenes se encerró ese día a las 2:00 p. m. en un salón de clase, supuestamente a inhalar un compuesto en el que uno de sus ingredientes era polvo para extinguir incendios.

Fue allí que se reunieron alrededor de una botella, en la que hicieron la mezcla. En adelante todo fue tragedia. Todos terminaron en los hospitales de El Tunal o Santa Clara, incluidos dos más por crisis nerviosa. Los menores afectados por la inhalación ya los menores fueron dados de alta. Solo queda saber qué pasó con Isaac.

Su historia, al parecer, no ha sido contada por completo. Tras un primer reporte, replicado por el secretario de Educación, Óscar Sánchez, se aseguró que las directivas del colegio atendieron al menor con los protocolos establecidos y que, una vez conocieron el caso, Isaac fue llevado en el carro de un profesor al Hospital del Tunal.

El funcionario le dijo a Semana.com que la ambulancia tardó 12 minutos en llegar, pero que pero que la urgencia era tal que se decidió proceder de esta manera

Por su parte, el padre de joven muerto, Jairo Sánchez, entregó a medios de comunicación una versión distinta. Visiblemente dolido, aseguró que, tras el desmayo, su hijo fue llevado a un salón en donde estuvo sobre una mesa por casi una hora, sin que recibiera la atención médica de parte del colegio. 

“Después de los 50 minutos llaman a la mamá para que lo lleve al hospital. Lo más lógico cuando un niño se desploma es salir con ellos, a la clínica, esperaron que mi hijo falleciera (…) dejaron morir a mi hijo”, manifestó el dolido padre.

Las dos versiones coinciden en que el menor de 14 años llegó sin signos vitales al centro hospitalario, que queda a pocas cuadras del centro educativo, en la localidad de Tunjuelito.  

A la trágica historia se suma un hecho particular. La línea de emergencias 123 aseguró que podría existir negligencia por parte de la seguridad el colegio, puesto que, tras el llamado de emergencia que reportó a un menor intoxicado, la ambulancia llegó a las 2:53 p. m. Sin embargo, al parecer, el portero del colegio no dejó entrar el vehículo y el personal médico por carecer de autorización.

Según la entidad, el vehículo tardó en llegar 11 minutos. Cinco minutos después hubo otro llamado, pero esta vez la ambulancia se demoró en atender el caso porque la que estaba disponible estaba lejos de la zona.

Las investigaciones están abiertas y se espera que en las próximas horas Medicina Legal entregue el reporte que determinará cuál fue la sustancia que desencadenó el fallecimiento del joven, así como el momento aproximado de su muerte.

Entre tanto, la Secretaria de Educación ordenó el traslado del rector a otra institución por cuenta de una presunta amenaza de muerte.    

La familia ratificó que Santiago no tenía reportes por mal comportamiento o desobediencia o por consumo de alucinógenos. El padre también aseguró que a la fecha, el rector no se ha pronunciado. “No nos han dado explicaciones”, afirmó.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1851

PORTADA

El doloroso asesinato de 81 líderes (este año)

José Jair Cortés es el más reciente de casi un centenar de líderes asesinados este año sin que el Estado pudiera evitarlo.¿Cómo parar este desangre?