Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2016/05/19 21:46

El artículo que encendió la alarma en el Concejo de Bogotá

La ponencia del Plan de Desarrollo, presentada por el Centro Democrático, tiene un capítulo que intenta obstaculizar la facultad del Gobierno para determinar eventuales zonas de ubicación para las FARC en la capital.

En el Concejo quedaron designados tres ponentes: Venus Albeiro Silva (Polo), Andrés Forero y Diego Molano (Centro Democrático). Foto: Archivo particular

El debate del Plan de desarrollo en el Concejo de Bogotá está que arde y así quedó demostrado con la discusión por la venta de la Empresa de Telecomunicaciones de Bogotá. Las propuestas abundan y antes de que finalice el mes de mayo la iniciativa –considerada la bitácora de la administración de Enrique Peñalosa– tendría que ser aprobada.

En el Concejo quedaron designados tres ponentes: Venus Albeiro Silva (Polo), Andrés Forero y Diego Molano (Centro Democrático). Los dos últimos entregaron ponencia conjunta y positiva al plan y agregaron una polémica iniciativa que le pondrá más candela al debate. Se trata del artículo 87, que hace referencia a la destinación que se haga de los territorios producto de los acuerdos de paz.

En otras palabras, los cabildantes del Centro Democrático quieren regular el uso del suelo que se les podría entregar a los integrantes de las FARC para que se concentren allí tras la firma del proceso de paz. Una zona como esta, eventualmente, podría quedar ubicada en la localidad rural de Sumapaz, una extensa área que pertenece a Bogotá, en la que tuvieron amplia presencia las FARC y en la que se establecieron movimientos agrarios. Allí se está haciendo desminado.

El polémico artículo 87, que lleva como título “Autorización usos o destinación del suelo”, señala: “Si los eventuales acuerdos de paz establecen o implican alguna clase de destinación o uso especial del territorio de la capital, se requerirá la aprobación del Concejo de Bogotá dentro del marco de sus competencias y en virtud del principio de Autonomía Administrativa”.

El propio concejal Diego Molano reconoció que este artículo se introdujo en el Plan de desarrollo de Peñalosa para anticiparse a la idea de que en la capital se decida crear una zona de ubicación para las FARC. “Pues que se le pida autorización al Concejo, (…) debe haber una discusión democrática ya que existe una autonomía territorial que no se puede pasar por alto (…) este es un mecanismo de control”.

El representante a la Cámara, Hernán Penagos, ponente del acto legislativo que le otorga facultades extraordinarias al presidente para crear decretos y con ellos asegurar la implementación de la paz, le dijo a Semana.com que a primera vista ese artículo tiene visos de ilegalidad.

“La definición de zonas de concentración o de ubicación es competencia exclusiva del presidente de la República”, explicó el legislador. El tema quedó regulado en la Ley de Orden Público que hace unas semanas fue discutida y aprobada en el Congreso, “Sólo él (Santos) y ningún otro mandatario regional puede tener competencia para ello (…) eso es una estrategia jurídica para torpedear la posibilidad de que el presidente acuerde unas zonas de ubicación”, sentenció el congresista.

Desde el Concejo mostraron preocupación. Una de las razones es que el Distrito no tiene la potestad de regular estos eventuales lugares. “Crear un procedimiento adicional es un orangután y un embuchado que tiene como propósito atravesarse a las zonas de ubicación previstas en los acuerdos”, dijo el concejal Antonio Sanguino, de Alianza Verde.

Por su parte, la concejal del Mira Gloria Stella Díaz dijo que el tema preocupa pues con ese artículo se están entregando atribuciones al Concejo que no tiene. "Esto es inconstitucional, el Concejo de Bogotá tiene una competencia de reglamentar y no puede abordar una facultad propia de gobierno nacional o del Congreso", manifestó. 

En fin, se trata de un polémico artículo al que muchos en el Concejo no le ven mayor futuro y sobre este aseguran que no pasará en las discusiones que vienen sobre el Plan. Aun así, desde ya está armada la polémica.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.