Viernes, 2 de diciembre de 2016

| 2015/09/09 12:31

Bogotá se quedará sin plata para Transmilenio: Contraloría

El ente de control pide al Distrito que explique de dónde va a sacar los recursos para hacer la troncal de la avenida Boyacá.

Solo hay ocho troncales cuando en 2016 deberían existir 22. Foto: Archivo SEMANA

En momentos en que el gobierno nacional y la Alcaldía de Bogotá hacen sumas y restas para determinar de dónde sacan los 13,79 billones de pesos que contaría la primera línea del metro para la ciudad, la Contraloría cuestionó la forma como la Administración Distrital comprometería los recursos, que dejarán a la ciudad -supuestamente- sin los dineros para invertir en la expansión de Transmilenio.

El 4 de septiembre el Distrito envió un comunicado en el que ratificaba que Bogotá cuenta con el dinero para financiar su primera línea de metro. Incluso fue radicada en el Ministerio de Hacienda una constancia firmada por los secretarios de Hacienda, José Alejandro Herrera, y de Planeación, Gerardo Ardila, en la que la que se detalló la forma como se entregaría esa plata.  

Las cuentas que entregó en su momento Distrito comprometen dineros del cupo de endeudamiento por 800.000 millones de pesos; el 50 % de sobretasa a la gasolina por los próximos 20 años, equivalente a 2,64 billones de pesos y las reservas de ETB y EEB, que son de 700.000 millones de pesos.

Precisamente, el primer cuestionamiento es la apropiación del dinero de lo que se cobra por el recaudo de la gasolina. En la actualidad, la mitad de lo recaudado a esa sobretasa va para la reparación de la malla vial y el resto a la construcción de las troncales de Transmilenio. Si se destina el 50 % de esos recursos, uno de esos dos ítems quedaría sin dinero. La Contraloría considera que el sistema de transporte masivo sería el perjudicado.    

Tras conocer esos datos y hacer el análisis financiero, la Contraloría evidenció que algunos de estos recursos van a financiar otros proyectos estratégicos de la ciudad, entre ellos las troncales.

Según el contralor de Bogotá, Diego Ardila Medina, a los bogotanos no se les ha dicho con claridad qué fuentes reemplazarían la sobretasa a la gasolina para financiar las nuevas obras para que pasen los articulados rojos.

“La sobretasa a la gasolina ha sido la principal fuente de financiación de nuevas troncales. Desde el 2001, el Distrito ha invertido 2,33 billones de pesos en nuevas troncales de Transmilenio, de los cuales 2,23 billones de pesos, es decir el 96 %, provienen de la sobretasa”, dijo el contralor.

El análisis también muestra que la ciudad no cuenta con las troncales suficientes. Al 2016, Bogotá debería tener 22 troncales que deben sumar 378 kilómetros. Sin embargo, a la fecha, sólo se tienen ocho, con 104 kilómetros.

La advertencia también tiene que ver con las reservas patrimoniales de la ETB y la EEB: afectarían eventualmente los planes de expansión de estas empresas y especialmente la competitividad de la ETB, teniendo en cuenta que el sector de telecomunicaciones está sometido permanentemente tanto a los avances tecnológicos como a la competencia con empresas transnacionales.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.