Viernes, 2 de diciembre de 2016

| 2016/03/12 00:00

“El espacio público y el orden generan seguridad”: Daniel Mejía

El jefe de la recién creada Secretaría de Seguridad de Bogotá, habló con SEMANA sobre sus iniciativas para atacar el delito en la ciudad.

"Mejoramos las relaciones del distrito con la policía, que no venían tan bien" Foto: Carlos Julio Martínez

SEMANA: Cerca de los 100 primeros días de gobierno, ¿cuál es el balance de la administración Peñalosa en materia de seguridad?

DANIEL MEJÍA: En los primeros dos meses de 2016 la ciudad redujo el homicidio en un 25 por ciento y el hurto en un 30 por ciento frente a febrero de 2015. Estas cifras, que suponen una tasa de homicidios baja en América Latina (menos de 15 por 100.000 habitantes) y 60 muertos menos que el año pasado, nos permiten ser optimistas.

SEMANA: ¿Qué explica esta disminución?

D.M.: Tres decisiones que nos han permitido intervenir en más de 750 puntos críticos: realizar consejos semanales de seguridad con la Policía y mensuales con la Fiscalía, el Ejército y la Brigada XIII; recuperar espacios públicos y canalizar más recursos para la seguridad. Lo anterior pasa por mejorar las relaciones con la Policía, que no venían tan bien. En las últimas administraciones se creía que la seguridad y el trabajo con ella eran temas de la derecha, pero los mapas de concentración del delito evidencian que la carga de crimen se ubica en los barrios más pobres.

SEMANA: Usted insiste en el vínculo entre disminución del delito y belleza…

D.M.: En la ciudad, el orden y la belleza van de la mano y generan seguridad. Si las calles están alumbradas y limpias, no tienen grafitis, no tienen basuras, hay menos vendedores ambulantes y están más ordenadas, la gente se siente más segura, sale a la calle y hay menos delitos. No obstante, si los bogotanos no se apropian del espacio público, a largo plazo no lograremos nada.

SEMANA: ¿Por qué, entonces, la política de cultura ciudadana se quedó en la Secretaría de Cultura, y no en la de Seguridad?

D.M.: La coordinación macro de la cultura ciudadana quedará allá, pero temas puntuales pasarán a cada secretaría. Trabajaremos en desactivar la cultura de ‘Usted no sabe quién soy yo’. Para esta y otras campañas necesitamos los 250.000 millones de presupuesto anual que le pedimos al Concejo para la secretaría.

SEMANA: ¿Cuáles serán las acciones de ‘mano dura’?

D.M.: Además de la intervención en puntos críticos, hemos desarticulado bandas, incorporado a la Policía más de 600 patrulleras y sancionado a las barras bravas. Hay barras de Santa Fe y Millonarios que no podrán entrar al Campín en dos fechas por mal comportamiento. Esas son decisiones duras.

SEMANA: ¿Por qué en el mapa de puntos críticos, las localidades que aparecen con problemas tienen estrato seis: Suba, Usaquén y Chapinero?

D.M.: Los puntos calientes son los más críticos en cada cuadrante, y esas son las localidades con más cuadrantes. Además de aumentar el tiempo de patrullaje en esos puntos, mejoraremos la iluminación y la limpieza de basuras y quitaremos los grafitis.

SEMANA: ¿Cuáles son las líneas de acción prioritarias de la nueva Secretaría de Seguridad?

D.M.: Primero, construir programas integrales de prevención de delincuencia juvenil, enfocándonos en las escuelas. Esto lo haremos con la Secretaría de Educación. Segundo, generar mayor confianza entre la Policía y los ciudadanos.

SEMANA: ¿Qué se puede hacer con tan pocos policías?

D.M.: En Bogotá hay 450 personas por policía, mientras en Medellín hay 270. Para que la Policía Nacional nos asigne más uniformados tenemos que demostrar resultados, lo cual se relaciona con la posibilidad de tener un nuevo Código de Policía. El actual es de los años setenta, cuando ni siquiera existían los celulares. Imploramos que la discusión de un nuevo código no se hunda en el Congreso.

SEMANA: La corrupción en la Policía y las demoras en la justicia son problemas nacionales que la ciudad no puede combatir. ¿Qué hacer?

D.M.: Frente a lo primero, hemos apoyado la captura de 18 policías ligados al microtráfico. Y frente a lo segundo, aumentaremos la oferta de justicia habilitando más casas de justicia y centros de denuncia con jueces de pequeñas causas para resolver temas menores.

SEMANA: ¿Cómo incide el alto precio del dólar en el aumento del microtráfico?

D.M.: Con la devaluación, las mafias del microtráfico se enriquecen menos que las del narcotráfico porque no exportan. Sin embargo, en el país y en Bogotá, el consumo ha aumentado. Trabajar para disminuirlo también será un reto de la Secretaría de Seguridad, Convivencia y Justicia.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.