Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/1/2015 10:00:00 PM

“No hay planeación sin memoria”: Lariza Pizano

En su libro ‘¿Está jodida Bogotá?’, la politóloga y periodista Lariza Pizano entrevistó a siete alcaldes que analizan la situación de la ciudad.

Conozca el libro ¿Está jodida Bogotá? de Lariza Pizano ahora que la campaña para la Alcaldía de Bogotá comenzó en forma, refrescar la memoria y entender por qué la ciudad está como está es muy relevante. Esa fue precisamente la tarea en la que se embarcó Lariza Pizano, con la colaboración de Vivian Ortiz, para escribir ¿Está jodida Bogotá?, un libro que reúne las voces de ocho alcaldes elegidos popularmente en la ciudad: Andrés Pastrana, Juan Martín Caicedo, Jaime Castro, Antanas Mockus, Enrique Peñalosa, Luis Eduardo Garzón y Gustavo Petro. SEMANA habló con las autoras.

El próximo miércoles 12 de agosto se realizará el lanzamiento del libro en la biblioteca Los Fundadores del Gimnasio Moderno (carrera 9 no. 74- 99), a las 7: 30 p. m., con entrada libre. 

Semana: ¿Qué tienen en común los siete alcaldes de Bogotá con los que hablaron?

Lariza Pizano:
Aunque todos tienen visiones diferentes sobre la estructura urbana, en temas como hacia dónde debe crecer la ciudad, de qué manera se debe articular con la región o cuáles son las prioridades en infraestructura o movilidad, desde mediados de los noventa los alcaldes de la ciudad han hecho apuestas serias y continuadas en la lucha contra la pobreza.

Semana: ¿Qué esperan que logre este libro en los bogotanos?

L.P.:
La coyuntura actual, caracterizada por el escepticismo frente al futuro de la ciudad, hace aún más exigente tomar decisiones públicas que permitan devolverle a Bogotá el optimismo. Sin ello, será difícil contar con una ciudadanía comprometida con lo público. La planeación de una ciudad ordenada y amable requiere memoria de logros y aciertos del pasado.

Semana: ¿Pero entonces la respuesta está en la ciudadanía o en los alcaldes?

Vivian Ortiz: Como lo ratifican las entrevistas, en Bogotá los cambios positivos han venido de las agendas de los gobernantes, más que de las de los ciudadanos.

Semana: ¿Por qué insisten en que es un cliché decir que en Bogotá prevalece el ‘voto de opinión’?

L.P.:
Porque en Bogotá las estructuras politiqueras aún están vivas. Además, ¿quién dice que el voto de maquinaria no es un voto racional? Los intentos de revocatoria en la ciudad han sido por argumentos contra medidas de algunos alcaldes (Castro, Peñalosa, Petro), más que contra la corrupción. La administración Moreno ‘jodió’ a Bogotá, y ¿quién trató de revocarlo? ¿Qué ciudadanía ‘de opinión’ se movilizó contra los concejales del carrusel?

Semana: ¿Cómo creen que el libro va a impactar esta campaña?


L.P.: Esperamos que los candidatos entiendan la importancia de apostarle a algunos elementos de continuidad para que en la ciudad dejemos de andar en bicicleta estática. 

Semana: ¿Cómo ven los alcaldes entrevistados a la Bogotá de hoy?

L.P.:
Es una ciudad jodida en unas dimensiones y en otras no. En términos de indicadores socioeconómicos, la ciudad ha mejorado al reducir el hacinamiento, el déficit de servicios y la dependencia económica. No obstante, la ciudad sí está jodida en algunos aspectos ambientales y funcionales: movilidad, espacio público, calidad del aire, entre otros. Si bien la famiempresa de corrupción que lideró Samuel Moreno no logró permear a fondo la continuidad de las políticas contra la pobreza, las visiones divergentes frente a la estructura urbana han incidido en una falta de continuidad que, como recientemente ha evidenciado la Veeduría, ha implicado que en la ciudad haya un déficit profundo de cumplimiento de las metas de planeación que ella misma se dio hace 15 años.

Semana: ¿Qué debe retomar el próximo alcalde de sus antecesores?

V.O.:
De Caicedo, las apuestas arriesgadas por la infraestructura; de Castro, la voluntad para ajustar las instituciones a las necesidades de la ciudad; de Mockus, su apuesta por la construcción de lo público; de Peñalosa, el compromiso con la construcción de un modelo de ciudad; de Garzón, el intento por reivindicar que la capacidad de gerencia no es un atributo propio de la derecha o la izquierda; y de Petro, su compromiso con las demandas de grupos de ciudadanos que están en sintonía con la agenda urbana global: los ambientalistas, los animalistas, los ciclistas…

Semana: Y, finalmente, ¿está jodida Bogotá?

L.P.:
Como bien lo señala el exalcalde Luis Eduardo Garzón: ni Alicia en el país de las maravillas, ni Apocalypse Now.

Conozca el libro ¿Está jodida Bogotá? de Lariza Pizano.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.