Domingo, 4 de diciembre de 2016

| 2015/10/20 10:00

230.000 bogotanos no tienen una vivienda digna

La organización Techo –que construye casas para gente en extrema pobreza– hizo un riguroso estudio sobre la desigualdad social en Bogotá. Las cifras alarman y constituyen un reto para el próximo alcalde.

La ONG Techo reveló este mes alarmantes cifras sobre la desigualdad social en Bogotá y el número de viviendas difícilmente habitables. Foto: Cortesía Techo.

Techo –antes llamada Un techo para mi país– es una organización latinoamericana conformada por jóvenes de América Latina y el Caribe que busca visibilizar la pobreza en Colombia. Se le reconoce por sus trabajos en Barranquilla, Cartagena, Cali, Medellín y Bogotá.

Con ocasión del Día Mundial del Hábitat este mes, Techo expuso un informe sobre Bogotá ante el Congreso de la República. El documento expone las cifras de desigualdad y exclusión social de la capital. El proyecto de investigación, que fue hecho sobre terreno, cubrió más de 1.500 kilómetros en la capital (Informe Techo).
 
Según la ONG, más de 230.000 personas viven hoy en asentamientos informales (suburbios) en Ciudad Bolívar, Usme y Chapinero. El informe también reveló que el 38 % de estas personas construyeron sus viviendas invadiendo el territorio, es decir, sin ser propietarios de la tierra y sin infraestructura de servicios públicos.
 
Gran parte de la explicación de este fenómeno está en el desplazamiento forzado. Según el Centro Nacional de Memoria Histórica, en el país hay 5.712 millones de personas que han tenido que abandonar su hogar debido al conflicto armado.

Las más de 230.000 personas equivalen al total de la población de una ciudad como Riohacha (La Guajira) o Venecia (Italia). Lo que más preocupa de los datos revelados por Techo es que el 46 % –la mitad o casi la mitad– de las personas de estos asentamientos, son niños de hasta 10 años. La directora de la organización, Daniela Carvajalino, asegura que esta realidad “es un desafío para el nuevo alcalde de Bogotá tras las elecciones de este 25 de octubre”.

Carvajalino espera que utilicen el informe realizado como insumo para el Plan de Desarrollo de la Alcaldía, “para que esta población sea tenida en cuenta en la construcción de políticas públicas y en los programas de gobierno de las grandes ciudades”.

Según el vicepresidente de la república Germán Vargas Lleras, la construcción de casas en la capital tiene uno de los niveles más bajos: de las 10.000 casas gratis que el Gobierno había ofrecido para Bogotá en 2012, solo se han construido 2.600.

La falta de suelo donde construir viviendas tiene que ver con todo esto, según el decano de facultad de ingeniería de la Universidad de Los Andes, Eduardo Behrentz. “En Bogotá se registra un déficit de vivienda de 400.000 unidades, es decir, que la oferta es inferior a la demanda. Por eso existen zonas en Bogotá donde el metro cuadrado tiene el mismo valor que la Quinta Avenida en Nueva York”.

En los últimos cuatro años, según la Lonja de Propiedad Raíz de Bogotá, la finca raíz ha incrementado cerca de un 18% y los sectores más perjudicados han sido las clases media y baja.

Participación
 
El proyecto de investigación de Techo ha llamado la atención de algunas organizaciones de la sociedad civil, entre ellas Hábitat para la humanidad Colombia y SocialLab, pero también de la facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Externado de Colombia. Esta última mostró interés a propósito de un plan de estudios sobre asentamientos informales y las dos anteriores apoyan todo el proyecto de Techo.
 
La preocupación sobre cómo incluir a esta población es global. Con ocasión de la III Conferencia de las Naciones Unidas sobre la vivienda y desarrollo urbano sostenible a celebrarse el año entrante en Ecuador, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, invitó a “oír a estas personas para que nos expliquen qué funciona y qué no y qué tenemos que hacer” para sacarlos de esa situación.
 
Según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), 117 millones de personas en América Latina aún viven en asentamientos informales, es decir, en extrema pobreza y, en Colombia, el 34 % de los 47 millones de habitantes. Según el DANE, Bogotá tiene 785.000 habitantes pobres, lo que equivale al 10,2% de la población y un índice de pobreza monetario del 20 %. Este índice mide la pobreza según el ingreso de cada persona, es decir, según su capacidad de pago.

Las imágenes que siguen muestran dónde se encuentran ubicados los asentamientos informales y los desplazados en Bogotá:


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.