Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/7/2013 12:00:00 AM

¿Bonanza cocalera y marimbera?

En menos de un mes se incautaron 2,5 toneladas de coca y 8 de marihuana en el suroeste del país.

Hoy nadie duda de la efectividad de la fuerza pública en su lucha frontal contra el narcotráfico pero curiosamente esos buenos resultados dejan al descubierto que dicha actividad ilegal contrario a desaparecer, está creciendo.

De otra forma no se explica que en menos de un mes la Policía, el Ejército, la Armada y el CTI de la Fiscalía lograran la incautación de 2,5 toneladas de cocaína y 8 toneladas de marihuana en once operaciones aisladas en los departamentos de Cauca, Valle y Nariño.

Ha sido tan contundente la inteligencia contra las organizaciones mafiosas que manejan el negocio del narcotráfico en la región, que no hay una semana en la que se deje de reportar la incautación de un cargamento.

Para no ir muy lejos, solo el pasado jueves la Policía descubrió en Buenaventura un contenedor que llevaba 217 kilogramos de clorhidrato de cocaína, listos para ser llevados por una embarcación a Panamá, México y Asia.

El cargamento “tenía un costo aproximado de 870 millones de pesos en el lugar de plataforma 'puerto marítimo de Buenaventura' y adquiría un valor superior a los 6,5 millones de dólares al llegar al destino final: Busan, en Corea del Sur. Con los resultados de esta operación se sacaron del mercado ilegal dos millones de dosis”, según explicaron agentes antinarcóticos.
 
Si esas son las cifras de un alijo relativamente pequeño, qué podrá decirse de otras incautaciones de mayor tamaño que se hicieron en las últimas semanas.

Por ejemplo, el 31 de mayo la Armada detuvo una embarcación en inmediaciones de la Isla Gorgona. Los navales se llevaron una sorpresa al ver que la pequeña nave llevaba camuflados 500 kilos de coca.

Ese mismo día, el CTI en coordinación con la Armada logró otro golpe contra el tráfico de coca, en la vía que conduce de Cali a Santander de Quilichao (Cauca). El resultado de esa operación fueron 130 kilos de cocaína.

Dos días antes, es decir el 29 de mayo, la Policía de Cali sorprendió al país cuando anunció que había incautado una tonelada y media de coca en un barrio de la ciudad. Ese cargamento se suma a los 45 kilos de coca confiscados en operativos aislados en Nariño y Valle, realizados entre el 2 y el 9 de mayo.

En cuanto a los resultados de producción y tráfico de marihuana, la Policía ya decomisó seis toneladas de esta droga en lo que va corrido de junio. La incautación se realizó en dos operativos distintos en Florida y Palmira, Valle. 

Además, el 24 de mayo, el CTI y el Ejército descubrieron dos toneladas de marihuana en un cañaduzal de Candelaria.

Como se recordará, esos municipios son corredores obligados para el tráfico del estupefaciente puesto que en el norte del Cauca están algunos de los mayores centros de siembra de marihuana, especialmente en los sectores cercanos a la cordillera central.

Todo ese panorama de aparente bonanza cocalera y marimbera coincide con el informe anual que presentó las Naciones Unidas a través de su programa Monitoreo de Cultivos Ilícitos. El documento revela que en el 2011 el área sembrada con coca subió a 64.000 hectáreas, mientras que en el 2010 era de 62.000.

El informe concluye que la región Pacífica es la más afectada y advierte que los departamentos Nariño, Putumayo, Guaviare y Cauca concentran el 63 % del área cocalera de todo el país.

Todo ello se suma a que en Cauca se cultiva marihuana de alta calidad como la 'punto rojo' y la 'cripy'. De esta manera, se podría explicar por qué en el suroeste colombiano se presenta una aparente bonanza cocalera y marimbera.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.