Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/22/2011 12:00:00 AM

¿Boom marimbero?

Lentamente la cannabis se posiciona como el nuevo mercado de drogas ilícitas en el país. En algunas regiones las hay de alta calidad como la Punto Rojo y la Cripy.

"La niña quiere creepy creepy creepy, porque la pone happy happy happy" es el coro del más reciente hit reggaetonero de Yandar, Yostin y Shako, tres paisas que se unieron para interpretar una de las canciones más escuchadas en Colombia.
 
Pero, más allá del éxito musical, la letra de esa canción que corean adolescentes de todos los estratos encierra una terrible verdad: Un nuevo boom marimbero. La nueva tendencia está liderada por variedades de alta calidad, surgidas del cruce de semillas traídas de Europa y cultivadas en modalidad de hidropónicos.
 
Un informe de la Fiscalía en poder de esta revista y basado en datos de inteligencia advierte que "se ha comprobado un aumento en los cultivos de marihuana, especialmente en las estribaciones de la Sierra Nevada de Santa Marta". Pero más revelador es que los precios de la nueva variedad de marihuana pueden alcanzar hasta el millón de pesos por kilogramo en algunas zonas del país; es decir, la mitad de lo que cuesta un kilo de coca y 50 veces lo que vale el mismo kilo de cannabis corriente.
 
En ese ranking está la variedad Cripy, cuyo nombre proviene de criptonita (la poderosa piedra color verde del cómic Superman), cuyas semillas se cultivan en masa en algunos municipios de Cauca y Putumayo. "Es un problema que ya tenemos detectado", reconoció Álvaro Grijalba, secretario departamental de Gobierno de Cauca.
 
La Cripy es cinco veces más potente que la cannabis corriente y la Punto Rojo, "mientras una planta común tiene el 5 por ciento de THC (tetrahidrocannabinol, sustancia alucinante), la Cripy sube hasta el 25 por ciento", explicó el sociólogo Jorge Ronderos, coordinador del programa Cultura y Drogas de la Universidad de Caldas, donde se concluyó que el 15 por ciento de la población universitaria del país consume marihuana.
 
Una de las bondades de esta nueva variedad de cannabis que encontró su nicho en los estratos altos es que "suaviza el olor característico, lo que la hace más discreta y reduce los efectos colaterales como náuseas", explicó Mauris Rojas, toxicólogo del Hospital Universitario del Valle.
 
Mientras un cigarro hecho con marihuana común cuesta alrededor de 500 pesos, ese mismo cigarro con Cripy puede costar entre 2.000 y 10.000 pesos. Esa variedad, junto a la Punto Rojo, que también se produce en Cauca y Putumayo, es el nuevo dolor de cabeza de las autoridades. "Cada tres días caen cargamentos pequeños y uno grande al mes. La Cripy se distingue de la ordinaria por su olor y porque no tiene semilla", explicó un oficial de la Policía que custodia las vías en esa zona del país.
 
Si bien el problema de la marihuana no es nuevo, sigue creciendo pese a que existen alertas basadas en estudios serios. Por ejemplo, el Observatorio de las Drogas en Colombia dice en su más reciente informe que "el consumo de drogas sería muy bajo si se reduce el porcentaje que utiliza marihuana". Además, agrega que casi todos los consumidores de drogas probaron cannabis en algún momento de su vida y que a los 17 años los adolescentes se inician en la marihuana.
 
En otro aparte concluye que hasta el 2008 en Colombia se calculan 520.000 consumidores de cannabis, cifra que los expertos califican de modesta. Cabe recordar que la marihuana es el mayor mercado de drogas, ya que cada año abastece a 160 millones de personas en el mundo, según Naciones Unidas.
 
Aunque no existen datos precisos en torno a las hectáreas sembradas con cannabis en Colombia, en el 2006 se decomisaron 105 toneladas, mientras que en el 2010 subió a 262 toneladas. Sólo en Cauca en los dos últimos años las incautaciones se incrementaron en 101 por ciento.
 
Frente a esa realidad se entiende la explicación que dieron los reggaetoneros cuando se les preguntó por qué decidieron hablar de marihuana en sus canciones: "Estamos describiendo una situación".
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.