Viernes, 31 de octubre de 2014

| 2013/08/21 00:00

Boyacá: Policía trata de retomar control de las vías

Agricultores denunciaron que miembros del Esmad ingresaron a sus casas a golpear a algunas familias.

Esta fotografía fue tomada por un usuario de Twitter en Boyacá. Foto: @oscarayalarod

Boyacá es uno de los departamentos donde se han presentado más enfrentamientos con la fuerza pública desde el 19 de agosto, día en el que se decretó el paro agrario.

Allí, especialmente en los municipios de Villa Pinzón y Ventaquemada, los papicultores han afrontado con piedras los intentos del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) para desbloquear las vías.

Sin embargo, en las últimas horas la situación se ha empeorado. Semana.com pudo comprobar que algunos miembros del Esmad dejaron las vías que intentaban desbloquear para entrar en las casas de los campesinos. 

En ciertas ocasiones, se evidenció como un agente de este grupo antimotines golpeaba a un hombre, a su esposa y a una anciana. Esto sucedió en la vereda Montoya, del municipio de Ventaquemada, uno de los sitios donde más se cultiva papa en Boyacá. 

El bloqueo en las vías se ha presentado de manera intermitente durante este miércoles puesto que la Policía desbloquea las carreteras con sus carros antidisturbios pero, horas después, los campesinos volvieron a ocuparlas. 

En dichos momentos, se presentaron caravanas de carros públicos y particulares, ante lo cual parte del campesinado reaccionó lanzando piedras para evitar el paso de los automotores. 

En este miércoles, se quemaron un camión y una tractomula en la vía que comunica a Bogotá con Tunja, entre Villa Pinzón y Ventaquemada. 

El personero de este último municipio, Antonio Ruiz, aseguró para Semana.com que desde el inicio del paro agrario ha recibido alrededor de 50 denuncias sobre las agresiones del Esmad a los campesinos. 

Ventaquemada es un municipio de aproximadamente 16.000 habitantes que se dedican, en un 95 %, al cultivo de papa, arveja y zanahoria. Su alcalde, Virgilio Farfán aseguró a AP que la inconformidad de los campesinos "es un tema muy complejo....resulta muy difícil en el caso (de los alcaldes) decir por ejemplo 'mire, le voy a dar subsidios para que compren agroquímicos'" porque tales decisiones o políticas corresponden por ley al Gobierno Nacional y no a los municipales.

Precisamente, las razones de este sector para apoyar el paro son los recursos insuficientes y la dificultad para comercializar la papa en el mercado interno, puesto que deben competir con los precios del mercado global sin tener un sustento económico gubernamental. 

En Villa Pinzón el comercio ha estado cerrado, al igual que los colegios y las casas de la población que ve con temor los desmanes alrededor. 

Este fue el camión quemado. 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×