Lunes, 1 de septiembre de 2014

Los estudiantes asesinados de la Universidad de los Andes, Margarita Gómez y Mateo Matamala. Foto: Archivo SEMANA

| 2013/03/07 00:00

Buscan máxima pena en caso Matamala

“No descansaremos hasta que los asesinos obtengan la máxima pena”, manifestó el abogado de la familia.

El 16 de noviembre de 2012 un juez penal de Lorica (Córdoba) declaró culpable y condenó a 30 años de prisión a Cristian Bravo, integrante de la banda criminal, que en enero de 2011 asesinó a los estudiantes de la Universidad de los Andes Mateo Matamala y Margarita Gómez en zona rural de San Bernardo del Viento, del mismo departamento.

Contra Bravo declararon dos testigos protegidos de la Fiscalía que entregaron versiones que daban cuenta de que este sujeto participó de manera directa en el crimen y que en el hecho también hubo colaboración con algunos mototaxistas de la región.

Bravo, a quien se conoce bajo el mote de 'Cristian', le imputaron los delitos de homicidio agravado y concierto para delinquir. Pero a la Fiscalía y el abogado que defiende los intereses de la familia Matamala les pareció que esa pena era muy baja y se apeló la decisión. Pidieron la máxima condena contemplada en el código penal, es decir, 60 años.

El caso llegó al Tribunal Superior de Córdoba, que durante mes y medio estudió la apelación. Este jueves dio su veredicto y reajustó la condena a 46 años. Sin embargo, esto no fue suficiente para la familia del estudiante asesinado y para la Fiscalía que ahora buscan que la Corte Suprema revise el caso e imponga la máxima pena al homicida: 60 años.

La misma suerte podría correr Fidel Hinestroza, alias 'Blanquita', quien es procesado en el marco de esta misma investigación. Un juez de Montería lo condenó a 40 años pero este mismo jueves la Fiscalía presentó la apelación para que también pueda obtener la máxima condena.

Aun cuando la investigación, que duró cerca de dos años puso en el banquillo de los acusados a los autores materiales, no se pudo capturar al autor intelectual. Se trata de alias ‘Julián’ un miembro de la banda ‘Los Urabeños’, que fue ejecutado por sus propios jefes en marzo de 2011.

Semana.com habló con el abogado Guillermo Puyana quien aseguró que tanto él como el fiscal César Sarmiento no descansarán hasta que la justicia condene a la máxima pena a los dos autores materiales de este homicidio que conmovió al país.

¿Por qué los mataron?

En un principio, la Policía señaló que Matamala y Gómez fueron confundidos con agentes encubiertos pertenecientes a un organismo de investigación, debido a que Matamala y su novia hablaron constantemente con habitantes de la zona, y con el fin de movilizarse, pidieron información sobre el área, como lo hace cualquier turista.

No obstante, la justicia determinó que los homicidios no tuvieron una motivación distinta a que ‘Los Urabeños’ quisieron asegurar la zona y no permitir la presencia de extraños en San Bernardo del Viento, municipio donde esta banda está a cargo de vigilar los cargamentos de la droga.

Así va el caso Matamala, uno de los episodios más dolorosos de los últimos años en el que cayeron víctimas dos inocentes estudiantes que un día quisieron explorar una zona de Córdoba que tenía como ‘dueños’ a grupos irregulares.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×