Domingo, 26 de octubre de 2014

| 2013/06/13 00:00

Buscan responsables de disturbios en Tibú

Las autoridades trabajan en la individualización de los implicados, para su judicialización.

. Foto: .

Con las puertas del comercio cerradas y la Policía en máxima alerta permanecen este jueves en Tibú, Norte de Santander, luego de los fuertes disturbios que dejaron daños materiales en diferentes instalaciones de las entidades públicas de la población y en algunas propiedades de particulares.

Los hechos se presentaron este miércoles cuando al menos 400 campesinos de la región enfurecieron y arremetieron contra la alcaldía, la casa del mandatario local, las instalaciones de la Fiscalía y el Banco Agrario. La razón de las manifestaciones, al parecer, es la erradicación de cultivos ilícitos en la zona, además de otras inconformidades relacionadas con vías y servicios públicos.

Entre las personas lesionadas sin mayor gravedad por los choques entre labriegos y miembros de la fuerza pública están  tres policías que ya se reintegraron a sus labores.

Este jueves, la población es vigilada por 150 hombres de la Policía que buscan evitar cualquier alteración de orden público. Además se mantienen el toque de queda, la ley seca, la restricción al tránsito de motocicletas con parrillero y está prohibido el porte de armas. Las medidas tomadas por la Alcaldía se extenderán hasta el domingo.

El hospital San Juan de Dios del municipio petrolero se decretó en alerta amarilla con el fin de atender los posibles casos que se puedan presentar.

El subcomandante de la Policía de Norte de Santander, coronel Raúl Riaño Camargo, indicó que la situación está totalmente controlada y que de ser necesario, aumentarán el pie de fuerza, pero que lo más importante es encontrar un espacio para el diálogo y poder conciliar la situación.

El oficial indicó que las autoridades trabajan en la individualización de las personas que participaron en el desorden y que una vez lo consigan buscará su judicialización.

También se conoció que los trabajadores de la Fiscalía habrían salido de la población por los daños que presentan las instalaciones, donde fueron quemados algunos de los documentos que hacen parte de los procesos que lleva la entidad.

Así iniciaron los disturbios

La noche del lunes un grupo de personas bloqueó la vía que conduce de Tibú a Cúcuta. Con su actuar pretendían que Ecopetrol pusiera nuevamente el servicio de gas, que, según la entidad, era utilizado de manera ilegal. Buscarían también manifestar su inconformidad por la carestía de los servicios públicos y pedir mejoras en el estado de las vías. Poco a poco el número de manifestantes fue aumentando, hasta que se desencadenaron los enfrentamientos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×