Sábado, 21 de enero de 2017

| 2003/01/12 00:00

"Buscaremos la plata donde sea"

El ministro de Protección Social, Diego Palacio, explica por qué aún falta tomar medidas de fondo para resolver la crisis pensional.

SEMANA: ¿Cuánta plata le hace falta al Seguro Social para cumplir con las mesadas de los pensionados? Diego Palacio: En 2004 se agotarán las reservas y tendremos que girar entre 500.000 y 600.000 millones de pesos del presupuesto nacional para cubrir el faltante. En 2005 esta cifra subirá a 3,5 billones de pesos. De ahí en adelante hay que tener en cuenta que el número de pensionados, que hoy sobrepasa el medio millón, crece al 7 por ciento anual. Pero quiero ser enfático en una cosa. El hecho de que se acaben las reservas del Seguro no es sinónimo de que la gente se vaya a quedar sin sus mesadas. El gobierno buscará la plata donde sea. SEMANA: ¿Qué tanto ayudan los mayores aportes a pensiones que los colombianos harán a partir de este año? D.P.: Desde 2004 se subió el porcentaje de cotización en un punto, lo que traerá mayores ingresos por unos 300.000 millones de pesos anuales. En 2005 y 2006 habrá aumentos adicionales de medio punto cada año. Y luego, si la economía crece por encima del 4 por ciento, el gobierno podrá subir la cotización todavía un punto más. SEMANA: ¿Qué solución le ve al hueco pensional? D.P.: Lo primero es que el sistema sea viable. Para eso están las reformas que se han venido haciendo, aunque no son la solución definitiva. Además está la propuesta que llevamos al Congreso de gravar las pensiones altas, que no pasó. Por último están las propuestas del referendo: que nadie se jubile con cargo a recursos públicos con más de 25 salarios mínimos ni antes de los 55 años. Esto no sólo ayudaría en la parte financiera sino desde el punto de vista de la equidad, pues sigue habiendo grupos privilegiados. SEMANA: ¿Por ejemplo? D.P.: Los trabajadores del acueducto de Bogotá. De cada 100 pesos que pagamos los usuarios por agua, 12 se dedican en gran parte a fondear el pasivo pensional de sólo 4.000 jubilados. Esto ocurre porque tienen unas condiciones que les permiten por ejemplo jubilarse a los 38 o 40 años. Este tipo de privilegios les cuestan mucho a los ciudadanos y son los que hay que desmontar. SEMANA: ¿Cómo defender estas propuestas, que no fueron avaladas por los colombianos en el referendo? D.P.: Ahora no estamos promoviendo estas medidas sino recordándole al país que el problema está ahí. Si unas medidas no pasaron, tenemos que discutir alternativas, buscar otras. SEMANA: ¿En qué paró la meritocracia? D.P.: El proceso no terminó con el nombramiento de la gente sino que arrancó allí. Nos equivocamos en algunas cosas como hacer convocatorias nacionales simultáneas para cuatro entidades. Fueron 32.000 hojas de vida para revisar en muy corto tiempo. Ese error no lo debemos repetir. Otra lección aprendida es que no debemos limitar la meritocracia a la búsqueda pasiva de candidatos, es decir esperar a que lleguen las hojas de vida de los interesados, sino también salir a buscarlos con las firmas cazatalentos. De hecho, en los próximos 15 días arrancamos un nuevo proceso de meritocracia para escoger los gerentes de seis de las siete empresas sociales del Estado que se crearon para manejar la red de clínicas del ISS. SEMANA: ¿Esta meritocracia les ha traído roces con los congresistas? D.P.: Tengo la convicción de que el Congreso está entendiendo y aceptando unas nuevas reglas de juego con el ejecutivo. SEMANA: ¿A un año de la fusión de los ministerios de Salud y de Trabajo sigue creyendo que fue una buena idea? D.P.: Mejor que juzgar la fusión es mirar los resultados. Hay buenas relaciones con empresarios y centrales obreras. Se logró un buen acuerdo de incremento salarial. Esperamos una baja de 1,8 por ciento en la tasa de desempleo al cierre de 2003. Hay 500.000 nuevos afiliados al sistema de riesgos profesionales y subió 4,5 por ciento la afiliación a las cajas de compensación. Tenemos 1.166.000 colombianos nuevos en el régimen subsidiado de salud. En fin, la fusión no ha sido fácil, pero creo que el sistema de protección social ha mejorado. La meta es que funcione perfectamente al terminar este gobierno.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.