Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/8/2011 12:00:00 AM

Cadena perpetua para violadores "suena demasiado fuerte"

Para el secretario de la Conferencia Episcopal, monseñor Juan Vicente Córdoba, la cárcel no debe ser el destino de un violador de niños si se demuestra que tiene un problema psicológico. Debate.

La opinión de monseñor Juan Vicente Córdoba, secretario de la Conferencia Episcopal de Colombia, sobre su desacuerdo con la cadena perpetua para violadores de niños desató críticas y reflexiones en torno al tema, justo cuando el Congreso de la República aún debate la propuesta de referendo que busca poner tras las rejas, de por vida, a quienes cometan crímenes atroces contra los menores de edad.
 
Córdoba considera que condenar a alguien a perpetuidad “suena demasiado fuerte” y aseguró que el tema debe verse según la gravedad y analizarse de acuerdo con el delincuente y el tipo del delito cometido.
 
Para el prelado es importante determinar mediante exámenes médicos si el violador es un enfermo psiquiátrico. Si está enfermo -dice- su destino no debe ser una cárcel.
 
“Cuando su problema es inconsciente y no pueden dejar de violar, no hay que recluirlos en una cárcel sino en un hospital psiquiátrico (así sea de por vida), donde se le ayude a ese hombre que tiene una enfermedad”.
 
También opinó sobre la responsabilidad de un violador que no tiene un problema psicológico. “Cuando no está enfermo, sino que comete un delito con sevicia, que lo hace por el placer de violar, con ese debe haber un rango de posibilidades, un espectro de castigos proporcionales al delito, que puede ir desde un día en la cárcel a la cadena perpetua”.
 
Según monseñor, la pena de alguien que hace “tocamiento” no puede ser igual a la de una persona que, además de violar, también ha asesinado a su víctima.
 
La opinión de Córdoba no sienta la posición de la iglesia católica. Aclaró que se trata de su posición personal.
 
Al conocer las declaraciones del prelado, la senadora Gilma Jiménez fue radical al no compartir la tesis de considerar a algunos violadores enfermos y a otros no.
 
“Esos delincuentes deben estar en prisión, no solo porque obviamente son un peligro para toda la sociedad, sino porque el daño que ya le causaron a un solo niño es irreparable. El castigo debe estar definido en función del daño para la víctima y no por el perfil del agresor”, resaltó la congresista.
 
Recalcó su posición de no justificar los actos delictivos de los violadores. “Saben que no tienen castigos severos, razón por la cual lo que más les interesa es que estos delitos se mantengan en el abismo del silencio”.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.