Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/26/2015 3:00:00 PM

El hombre que habría amenazado a Aída Avella y Piedad Córdoba

La Policía y la Fiscalía capturaron a Diego Céspedes Moreno, quien fue escolta de la UNP y presunto autor de las amenazas contra las líderes políticas.

En febrero del 2014 se conoció un panfleto firmado por la banda criminal los 'Rastrojos', en donde amenazaban a la líder de la Unión Patriótica, Aida Avella, y a la exsenadora liberal Piedad Córdoba.

La noticia, en su momento, acaparó la atención de la prensa nacional, entre otras cosas porque se trata de dos valientes mujeres que representan sectores sociales muy importantes para el desarrollo del país.

Además de ellas, en el panfleto también amenazaron al presidente de la UP, Omer Calderón; al director del semanario comunista Voz, Carlos Lozano, y al secretario general del Partido Comunista, Jaime Caycedo.

“Se trata de una lamentable muestra de violencia por parte de estas organizaciones armadas para influir en las elecciones”, dijo en su momento el defensor del Pueblo, Jorge Armando Otálora. En efecto, las amenazas se dieron en desarrollo de las actividades proselitistas del Congreso.

Pero no había tal grupo armado detrás de esas amenazas. Había sólo un hombre que, después de una ardua investigación, fue capturado finalmente este jueves.

La historia tomó giros sorprendentes porque el delincuente, de nombre Diego Céspedes Moreno, era ni más ni menos que escolta asignado a la Unidad Nacional de Protección. Es decir, un hombre contratado para proteger personas amenazadas en Colombia.

Durante meses los investigadores revisaron correos electrónicos, visitaron cafés internet de donde se sospechaba distribuyeron electrónicamente los panfletos e hicieron seguimientos a los celulares desde donde se enviaban las amenazas. Las indagaciones estuvieron a cargo del Grupo de Tareas Especiales de la Dirección de Investigación Criminal (Dijín) de la Policía Nacional y la Fiscalía General.

El sospechoso trabajó asignado a la escolta del líder del programa de Restitución de Tierras José Gilberto Quiroga, en el momento de las amenazas. También trabajó en el DAS como detective y guardaespaldas de otros líderes políticos. Se cree que aprovechó su cercanía para hacer las amenazas.

Al principio, este hombre utilizó panfletos firmados por el Comando Urbano de los ‘Rastrojos’, para hacer las amenazas. Sin embargo, las investigaciones no han confirmado que el hombre tenga vínculos con grupos al margen de la ley.

Según la Dijín, las motivaciones de los autores que amenazan a líderes políticos “están vinculadas a diversas circunstancias propias del uso de redes sociales y medios tecnológicos, aunque no se puede descartar la vinculación de grupos armados ilegales”.

Las pruebas que logró recoger la Dijín fueron tan contundentes y certeras, que en la audiencia de legalización de captura a Céspedes Moreno aceptó los cargos imputados por el fiscal quinto especializado del Grupo de Tareas Especiales contra amenazas por medios informáticos.

Céspedes fue cobijado con medida de aseguramiento intramural en la Cárcel Nacional Modelo, según lo dispuesto por el Juzgado 67 Penal Municipal.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.