Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2015/12/02 19:00

Empiezan los ‘problemitas’ para Cafesalud

Miembros del sindicato del Grupo Saludcoop protestaron porque no saben qué pasará con miles de empleados. La administración de Cafesalud responde.

IPS de Cafesalud Foto: Guillermo Torres / SEMANA

Los retos de Cafesalud, la nueva EPS más grande del país, son cada vez mayores. Desde este martes no sólo empezó a hacerse cargo de los 4,6 millones de pacientes que tenía Saludcoop, sino que también tiene la responsabilidad del futuro de cientos de empleados que pertenecían a la EPS en liquidación.

Este martes decenas de trabajadores que pertenecen al sindicato del grupo Saludcoop, Conaltrasaco, hicieron una especie de protesta y bloquearon la entrada de Cafesalud en Bogotá. El objetivo, según ellos, es uno: saber qué pasará con miles de personas que no tienen certeza de sus trabajos.

La medida tomada por el sindicato disgustó a la nueva administración de Cafesalud. En una carta de Guillermo Grosso, recién nombrado presidente de esta EPS, a Juan Camilo Fernádez, presidente de Conaltrasaco, le manifiesta que aunque tiene derecho a la asociación sindical, no debe obstaculizar la entrada de los trabajadores a las sedes de las empresas.

“El prohibir u obstaculizar por parte del sindicato la entrada de los trabajadores a la sedes de las empresas coarta directa o indirectamente la libertad de trabajo, aunado al hecho que su actuar constituye violación de las normas contenidas en la legislación laboral que rigen la materia”, dice la misiva.

Para reafirmar sus argumentos, Grosso expuso las prohibiciones de los sindicatos según el Código Sustantivo del Trabajo, como la de “promover cualesquiera cesaciones o paros en el trabajo (art. 7), excepto en los casos de huelga declarada de conformidad con la ley y de huelga imputada al empleador, por incumplimiento de las obligaciones con sus trabajadores”.

La administración de Cafesalud, según fuentes de Semana.com en esta EPS, no entiende por qué los trabajadores de todo el Grupo Saludcoop protestan, sabiendo que los empleados que se podrían ver afectados son los 420 que pertenecían a la EPS Saludcoop -que está en liquidación-, pero no los trabajadores de las IPS.

La justificación es una: Cafesalud quedó con la misma red de clínicas que trabajaba Saludcoop y por eso, según ha manifestado el mismo Gobierno, no se verán afectados ni los pacientes –que fueron cambiados de EPS de manera automática-, ni los empleados –que seguirán con el mismo trabajo-.

De ahí surge, en parte, la incomodidad de la nueva administración de Cafesalud. Sumado a que, según contaron las mismas fuentes a este portal, la EPS ya está haciendo el proceso para que 220 trabajadores de Saludcoop EPS entren a trabajar a Cafesalud.

“Se está haciendo un gran esfuerzo para que los empleados de la Saludcoop EPS no se vean afectados”, dijo.

Sin embargo, miembros del sindicato han reiterado en distintos medios de comunicación que serían cerca de 3.500 empleados los que se verán afectados.

Héctor Toloza, vicepresidente de Conaltrasaco, aseguró a Caracol Radio que “el tema de los trabajadores es un incierto porque el viernes el superintendente de Medidas Especiales, Javier Villareal, hizo una reunión, pero él dijo que a la gente de la EPS no les iban a dar sustitución patronal, que ellos tendrían es que ser retirados sin justa causa y que sus indemnizaciones se iban a una bolsa de acreedores apenas se vendieran los activos, eso es una cosa absurda”.
 
Y agregó que entre los trabajadores que no seguirían trabajando está el personal de aseo y de atención al usuario, pues no están contemplados en el organigrama de Cafesalud. ¿Se verán o no afectados? El tiempo dirá quién tiene la razón.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.