Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2007/03/10 00:00

Calentando motores

En todo el país ya se sienten los movimientos para las próximas elecciones. Alianzas, traiciones y lagartería están a la orden del día. ¿Cómo se están moviendo las fichas?

Calentando motores

Unos van de reunión en reunión buscando apoyo y aval para su candidatura, algunos ya abrieron sedes de campaña y posaron para su estrategia publicitaria, y otros más ya pisaron tarima y probaron discurso. La campaña electoral para alcaldías y gobernaciones ya arrancó.

Un candidato, incluso, ya recibió mensajes de muerte: al aspirante a la Alcaldía de Cali Luis Fernando Cruz en un solo día le hicieron tres llamadas amenazantes. Aunque nacionalmente no es muy visible, la actividad política en el nivel regional por estos días se agita por la perspectiva de las elecciones de octubre. El escándalo de la para-política y las medidas de control anunciadas obligan a un profundo reacomodamiento en el que se abren y se cierran espacios de poder y los políticos, más que nunca, calculan como ajedrecistas cada movimiento.

En los departamentos del norte del país, el alboroto por los congresistas detenidos y vinculados al proceso de la para-política hizo saltar al ruedo a personajes que hace unos meses no tenían mayor protagonismo. Luis Mejía Valdeblánquez recogió las banderas del presidente venezolano Hugo Chávez y se lanzó a la Gobernación de La Guajira por el Movimiento Bolivariano. La popular presentadora del noticiero CM&, Claudia Hoyos -que se declara uribista independiente-, también se animó y disputará con una docena de candidatos la Alcaldía de Cartagena.

Otro aspirante extraído de los medios es el narrador deportivo Édgar Perea, que busca la Alcaldía de Barranquilla. En la capital del Atlántico se dice que el 'negro' tiene sus votos y el guiño del presidente Uribe por lo que puede dar una sorpresa, incluso con un buen contrincante: Alex Char Chaljup, hijo de Fuad Char, dueño de las tiendas Olímpica. En la competencia por la Gobernación de este departamento medirán fuerzas Eduardo Verano de la Rosa, por el liberalismo; Alfredo Palencia Molina, independiente; José Name Terán, que va por La U, y Marieta Morat. Esta última es una docente de 30 años que puede ser la piedra en el zapato de Name, quien sufre de tiempo atrás quebrantos de salud.

El departamento de Magdalena presenta un panorama incierto. Luego de la captura de Luis Eduardo Vives y Dieb Maloof, este departamento tiene como único congresista a Miguel Pinedo. Para la Gobernación la disputa es entre Miguel Pinedo, hijo del congresista, y Omar Diazgranados, candidato de la entraña del actual mandatario Trino Luna. La eventual detención del cuestionado gobernador Luna significaría el hundimiento de este candidato. Sin embargo, ni aun así, Pinedo hijo tendría el camino libre, ya que podría salirle al paso el personaje que registra mejor en las encuestas. Se trata de Carlos Caicedo, rector de la Universidad de Magdalena, que espera resolver su situación con la justicia para lanzar su candidatura.

La Alcaldía de Santa Marta depende de un pulso entre José Domingo Dávila Armenta y Juan Carlos Vives Menotti. Mientras el primero tiene el respaldo del poderoso clan Dávila, el segundo, miembro del partido de La U, tiene la bendición del presidente Uribe y el apoyo del senador Miguel Pinedo, ahora enemigo de los Dávila.

En Córdoba hay mucha convulsión. Si es detenido por la justicia el aspirante a la Gobernación del grupo liberal de López Cabrales y firmante del pacto de Ralito, Fredy Sánchez, tendría el apoyo de una parte de la coalición uribista, pero en su reemplazo se piensa en el ex senador Miguel López Méndez. Ese escenario favorecería a la también aspirante a la Gobernación Margarita Andrade, ex coordinadora de la campaña uribista en Córdoba. Para la Alcaldía de Montería se perfilan dos liberales: Rafael Madrid y Luis Flórez Perduz. El rumor de próximas capturas recorre el departamento y obliga a pensar en planes de emergencia.

Las elecciones que se avecinan también serán la oportunidad para que algunos personajes se hagan profetas en su tierra. Esa es la apuesta que hace Horacio Serpa al poner su nombre en consideración de sus coterráneos de Santander. Igualmente, el ex alcalde de Bogotá y ex ministro de Gobierno, Jaime Castro, oriundo de Moniquirá, decidió entrar en la disputa por la Gobernación de Boyacá apoyado, como Serpa, por el Partido Liberal.

En el centro del país la campaña preelectoral también registra una fecunda actividad. En Ibagué hay 18 personajes que han manifestado su aspiración a la Alcaldía, entre estos Óscar Germán Montalvo, ex sacerdote de filiación conservadora, casado y con hijos y que cuenta con el respaldo del senador Hernán Andrade.

Desde meses atrás el debate sobre cómo resolver el problema de la movilidad en la capital del país ha servido para tantear candidatos. El Polo espera conservar la Alcaldía con el aspirante que resulte favorecido en su consulta interna. A ésta se someterán la ex auditora de la República Clara López Obregón, la ex canciller María Emma Mejía, el ex senador Samuel Moreno, el ex alcalde de Chapinero Hernando Gómez y el líder social y comunitario Édgar Montenegro. Uno de estos enfrentará a Leonor Serrano, que participará por La U, y al ex alcalde Enrique Peñalosa, que nuevamente será candidato independiente, aunque seguramente tendrá el apoyo de Germán Vargas, con quien ha venido haciendo coqueteos.

En el sonajero de candidatos a la Gobernación de Cundinamarca aparecen Álvaro Cruz Vargas, que ya fue gobernador y cuenta con el apoyo de Cambio Radical y posiblemente el de La U. Andrés González, será candidato por el liberalismo. Julio Riveros 'Yiyo' es el candidato del actual gobernador. Carlos Delgado iría en representación del sector transportador.

Por su parte, Medellín presenta tres nombres que puntean las encuestas: Luis Pérez Gutiérrez, ex alcalde de la ciudad, que ha superado varias investigaciones en su contra por casos de corrupción. Alonso Salazar, comunicador social, escritor y hasta el año pasado secretario de Gobierno del alcalde Sergio Fajardo, y Ramiro Valencia Cossio que, aunque no ha dado un sí para librar la batalla, en la última encuesta ocupó el segundo lugar.

En la carrera por la Gobernación de Antioquia Luis Alfredo Ramos tiene el favoritismo, a pesar de que su partido, Alas-Equipo Colombia, está enlodado con el escándalo de sus socios políticos encarcelados por vínculos con los paras. Su principal contendor es el candidato Eugenio Prieto Soto, que aunque lleva una década entrando y saliendo de la Gobernación, no logra liderar. Su gestión prácticamente sería la continuación de la administración actual, que es muy bien calificada por la opinión pública.

En el abanico de candidatos también figuran nombres ligados históricamente con la izquierda. No sólo Navarro Wolf, que pretende la Gobernación de Nariño. Como aspirante a la Gobernación de Tolima aparece Eduardo Bejarano, hijo del economista y académico Jesús Antonio 'Chucho' Bejarano, asesinado en 1999. En Cali, Francisco 'Kiko' Lloreda, el más aventajado aspirante a la Alcaldía, encontrará un fuerte competidor de raíces rebeldes: Jorge Iván Ospina, hijo del mítico guerrillero del M-19 Iván Marino Ospina.

Aunque la norma electoral señala que sólo a partir del 28 de julio está permitida la publicidad política, desde ya los vientos de campaña empiezan a cruzar el país y empujan al ruedo a los competidores de la contienda 2007.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.