Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2016/04/12 15:23

¿Calumnia o corrupción?

La Corte Suprema tramita la audiencia preparatoria del juicio contra una magistrada que denunció un caso de corrupción en el Tribunal Administrativo de Cundinamarca.

¿Calumnia o corrupción? Foto: SEMANA

Ante la Corte Suprema de Justicia se adelanta este martes la audiencia preparatoria del juicio que por injuria y calumnia enfrenta la magistrada del Tribunal Administrativo de Cundinamarca Nelly Villamizar, por haber denunciado a su compañero Fredy Ibarra por un supuesto caso de corrupción.

La togada acudió a la Fiscalía porque supo que el exalcalde electo de Cota (Cundinamarca) Juan David Balcero supuestamente le entregó dinero a Ibarra y al secretario del Tribunal, Misael Alejandro Bautista Castiblanco, para salvarlo de un proceso de pérdida de investidura.

Antes de que se posesionara como alcalde de Cota, en el 2011, Balcero fue destituido por la Procuraduría porque, según ese organismo de control, actuando como concejal de ese municipio, postuló a un socio comercial como candidato a la Personería. El burgomaestre debió abandonar su cargo en el 2012, luego de que el Ministerio Público ratificó el fallo sancionatorio.

Teniendo en cuenta esa decisión, fue instaurada una demanda de pérdida de investidura contra el exalcalde en el Tribunal Administrativo de Cundinamarca, una acción jurídica que busca inhabilitar de por vida al demandado para ejercer cargos de elección popular.

El caso le correspondió, por reparto, a la magistrada Nelly Villamizar. A juicio de la jurista, no había razones para decretar lo que en el argot del derecho electoral se conoce como la muerte política. Por eso, presentó una ponencia en la que se denegaba las pretensiones de la demanda.

Sin embargo, el proyecto de fallo fue derrotado, lo que dio lugar a una nueva ponencia aprobada por la mayoría de la Sala Plena del Tribunal con la que se le decretó la pérdida de investidura al hoy exalcalde y exconcejal Juan David Balcero.

Tiempo después, por gestiones que adelantó el esposo de la acusada, se conoció una versión sobre la supuesta exigencia de dineros que el secretario de la corporación, Misael Alejandro Bautista, le hizo a la defensa de Balcero para asegurarle éxito en el proceso que enfrentaba.

Así las cosas, salió a flote que antes de discutirse el proyecto de fallo, el funcionario habría tratado de convencer al demandado de que le entregara 150 millones de pesos para dividirlos entre él y los magistrados Nelly Villamizar y Fredy Ibarra, como ponente del caso y presidente del Tribunal, respectivamente. El objetivo supuesto era asegurarle al accionado que no perdería el proceso.

Todo este galimatías llevó a que la magistrada interpusiera una denuncia en la Fiscalía contra su colega, pues la información que habría recibido su esposo por boca del propio Balcero decía a su colega le habían llevado 50 millones a su apartamento, mientras que a ella trataban de incriminarla en un caso de corrupción frente al cual, dice, no tenía responsabilidad.

Como respuesta, el magistrado Fredy Ibarra y el secretario Misael Alejandro Bautista interpusieron una denuncia contra la magistrada por injuria y calumnia. Por esos cargos la acusó la Fiscalía ante la Corte Suprema de Justicia, que ahora deberá definir de qué pruebas harán parte de este proceso.

Si la magistrada es absuelta, significará que la Fiscalía tendrá un argumento adicional para seguir al frente de las indagaciones que adelanta por este supuesto episodio de corrupción. Si no es así y la acusada termina siendo hallada culpable, por el contrario, ese ente investigador perderá buena parte de los argumentos que tenía para seguir investigando.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.