Martes, 6 de diciembre de 2016

| 2016/10/27 13:48

Raponazo sigue siendo el delito más usual en Bogotá

La Cámara de Comercio de Bogotá reveló los datos de la encuesta de victimización que mide la incidencia de los delitos en la capital.

Los teléfonos móviles siguen siendo los objetos más hurtados. Foto: SEMANA

Los bogotanos sienten que la seguridad ha mejorado, según lo revela la encuesta de percepción de victimización en la capital, realizada por la Cámara de Comercio. La medición indica que el porcentaje de personas que dicen sentirse inseguras bajo del 55 % al 41 %.

“Esto es fruto de un trabajo articulado con la Policía Metropolitana de Bogotá, la Fiscalía y por todas las entidades del Distrito”, dijo el secretario de Seguridad, Daniel Mejía.

En esta encuesta, que evalúa el primer semestre de la administración de Enrique Peñalosa, los capitalinos manifestaron que bajaron los robos en el transporte público, pero el sondeo también revela cuál es la forma de hurto que los capitalinos más padecen cada día.

En primer lugar está el raponazo, una modalidad de robo en la que el delincuente toma desprevenida a su víctima y hala el objeto. El 41 % de las 7.200 personas encuestadas respondieron que este tipo de hurto es el más frecuente. En el 2015 el 32 % de los consultados declaró que este era el mayor de los delitos.

En su orden le sigue el robo de objetos sin que la víctima se dé cuenta, con 27 %; el engaño, con 12 %, y el fleteo, con 8 %. En el sondeo, los bogotanos se declararon víctimas de estos delitos, que aumentaron con respecto al 2015.

Las vías siguen siendo el escenario con mayor número de robos, pues el 52 % de los bogotanos las considera el espacio más inseguro. “Se ha reflejado un incremento en la percepción de inseguridad en las calles, en las avenidas”, dijo Jorge Mario Díaz, vicepresidente de articulación público-privada de la Cámara de Comercio de Bogotá.

Aunque disminuyó a la mitad, el 17 % de los encuestados dijo que el transporte público es el segundo lugar en el cual los ladrones hacen de las suyas. La disminución corresponde a la estrategia de la Alcaldía de sumar más agentes de policía, por ejemplo en Transmilenio.

A pesar de los planes de los gobiernos nacional y local, como el registro de celulares y el ataque frontal a la venta en locales comerciales ilegales, los teléfonos móviles siguen siendo el objeto más hurtado, con el 40 %.

A esta cifra se suman otros indicadores que llaman la atención. El 27 % de los bogotanos que fueron víctimas del crimen señaló que le robaron sus objetos personales y el 26 %, dinero.

Frente a estos datos, la Cámara de Comercio hizo varias recomendaciones: involucrar a entidades del gobierno nacional para mejorar la seguridad, mantener la promoción de la denuncia por la aplicación y adelantar acciones para dar a conocer el nuevo Código de Policía.

Otra de las recomendaciones a corto plazo es el incremento del pie de fuerza en las calles capitalinas, al igual que los policías encubiertos en el sistema Transmilenio. Aumentar el número de policías es un reclamo que la actual Alcaldía ha hecho en más de una ocasión. 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.