Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/19/2015 2:24:00 PM

Galán podría renunciar a la jefatura de Cambio Radical

El partido de Vargas Lleras, en aprietos por el aval a Oneida Pinto para la Gobernación de La Guajira. La relacionan con ‘Kiko’ Gómez.

La Guajira vuelve a ser el 'karma' para el senador Carlos Fernando Galán. El jefe único de Cambio Radical vuelve a estar en aprietos por el aval que otorgó el partido a Oneida Pinto Pérez, a quien muchos señalan -aunque no aparecen pruebas contundentes- de que sería la heredera del temido exgobernador Juan Francisco ‘Kiko’ Gómez, hoy detenido y hasta sindicado de homicidio.

El aval a Pinto fue anunciado la semana pasada con ‘bombos y platillos’ por el senador Arturo Char, hijo del exsenador Fuad Char, dueño del Junior de Barranquilla y hermano de Álex, quien aspira a ser, por segunda vez, alcalde Barranquilla.

Cuando se conoció el anuncio, de inmediato empezaron a lloverle críticas a la candidata. A Oneida Pinto se le señaló de ser cercana a ‘Kiko’ Gómez, tanto que en La Guajira empezó a correr la idea de que sería la virtual ganadora en las elecciones.

Pero aparte de las circunstancias que rodean a Pinto, al interior de Cambio Radical hay un malestar por la forma como se concedió este aval.

Galán le aclaró a este medio que se conformaron cinco comités regionales encargados de postular los candidatos a alcaldías y gobernaciones. Luego, la dirección nacional es la encargada de revisar la idoneidad de los candidatos, y por último, en caso de que haya un cuestionamiento, el Comité Central es el encargado, en definitiva, de conceder el aval.

Este procedimiento, al parecer, no se cumplió en el caso de La Guajira. Al senador Arturo Char le correspondió la región Caribe. Postuló a Oneida para la gobernación de la península  y, para sorpresa de muchos, la secretaría general del partido le concedió el aval.

Para Galán, no se cumplieron los requisitos y procedimientos internos del partido, y el aval a Oneida Pinto “no fue entregado por la dirección nacional”.

Por eso, este martes, Galán puso sobre la mesa su posible renuncia a la jefatura única de Cambio Radical, si se seguían pasando por alto estos procedimientos. “No voy a tragarme sapos. No voy a defender candidatos que yo considero que no deberían ser candidatos”.

Oneida Pinto no ha sido indiferente a la controversia. Dijo que su candidatura es del pueblo guajiro y retó públicamente a Carlos Fernando Galán a que presentara las pruebas que sustenten la afirmación de que ella es la ‘ficha’ de ‘Kiko’ Gómez. De lo contrario, pide una rectificación pública.

La Guajira parece ser un karma para Galán. No en vano ha sido el departamento que más problemas le ha traído a su carrera política.

Hace cuatro años, cuando Galán era concejal y aspiraba a la Alcaldía de Bogotá, Vargas Lleras le encomendó la dirección nacional de Cambio Radical. Su principal objetivo era, entre otros, depurar sus listas de candidatos, ya que este partido fue uno de los más golpeados por la parapolítica. De hecho, la única silla vacía en el pasado Congreso fue la de Javier Cáceres, el senador que más votos obtuvo en el 2010.

Galán asumió tarde la dirección del partido, o por lo menos, muy cerca de las fechas de inscripción de candidatos. Cuando llegó, encontró el aval otorgado a ‘Kiko’ Gómez y aunque pidió al CNE suspender dicho aval, ya era muy tarde. ‘Kiko’ Gómez, en el tarjetón, fue el candidato de Cambio Radical.

Ahora la historia parece repetirse, o por lo menos los dolores de cabeza para el menor de los hijos de Luis Carlos Galán. Para su fortuna, aún tiene hasta el 25 de julio para decidir si entrega o no este aval. Lo cierto es que de rechazarlo, se podría a enfrentar a los Char, quizá los más poderosos de Cambio Radical.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.